Entre disturbios y cancelaciones, el caos reinó en el “Knotfest meets Forcefest”

Asistentes molestos por la cancelación de las bandas principales se subieron al escenario y quemaron material, incluida la batería de la banda Evanescence Foto: Carlos Enciso Asistentes molestos por la cancelación de las bandas principales se subieron al escenario y quemaron material, incluida la batería de la banda Evanescence Foto: Carlos Enciso

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El primer día del llamado “Knotfest meets ForceFest” terminó siendo un caos y una experiencia digna del olvido para los miles de asistentes que se dieron cita en el Deportivo Oceanía pues, debido a que la valla que dividía las secciones general y preferente del escenario principal fue derribada, las bandas Evanescence y Slipknot -las principales del evento- cancelaron sus presentaciones.

El caos devino luego de que las barricadas y vallas de seguridad en el escenario principal colapsaron ante las multitudes que se arremolinaban para ver a las bandas titulares, donde quedaron algunas personas aplastadas provocando el retraso de Evanescence, quienes tenían previsto tocar a las 21:10 horas.

Cuando eran las 23:00 arribaron los fans de Slipknot enterándose de la demora, detonando el fastidio y desesperación ante la carencia de noticias. Fue hasta 20 minutos antes de la medianoche -es decir casi tres horas después- que se escuchó una voz nerviosa en el audio:

“Necesitamos el apoyo de todos ustedes, les pedimos de la manera más atenta que se recorran hacia atrás de la barricada del área general para que pueda entrar la seguridad, y poder reparar esto y continuar con el show”.

Las rechiflas llegaron y aunque los presentes aguardaron fielmente, las agrupaciones decidieron no subir al escenario, mientras Evanescence suscribía en su cuenta de Twitter:

Estamos desconsolados, no pudimos tocar para ti esta noche, Ciudad de México. ¡Tu seguridad, tu vida es más importante que cualquier espectáculo! Te amamos y volveremos pronto, eso es una promesa.

Aunque una gran mayoría decidió partir del parque ubicado en la alcaldía Venustiano Carranza, un puñado de enardecidos prendieron fogatas en el espacio del entablado principal, destruyeron los instrumentos y prendieron fuego a la batería de Evanescence.

“¡Esto es México!”, se escuchaban los berridos de la audiencia endemoniada y poseída de furia. La infinidad de quejas se escuchaban entre la gente, especialmente el caso del robo de celulares, como le sucedió a un joven que venía desde Los Cabos, Baja California Sur: 

“Me robaron mi iPhone de 30 mil pesos”.

  Había personas de Monterrey, Cuernavaca y distintos puntos de la República que acusaron a la promotora Live Talent del desorden:

“Todos sus conciertos siempre terminan mal”.

Incluso sobre los puentes vehiculares se veía espectadores disfrutar gratuitamente el escenario principal, sin restricción alguna.

El show del escenario principal podía verse desde un puente vehicular de la zona Foto: Carlos Enciso
El show del escenario principal podía verse desde un puente vehicular de la zona Foto: Carlos Enciso

Así, hubo robos dentro y fuera del deportivo, espacios reducidos del foro y en el entarimado principal por la división de secciones preferenciales, pérdida de señal de los teléfonos celulares, los estacionamientos lejanos al encuentro y con precios altos (250 pesos), todo ello desató la lluvia de protestas que expresaban los asistentes in situ y que también se vieron reflejadas en redes sociales en tendencias nacionales.

Sin embargo, en un primer momento, la cuenta oficial del Knotfest México en Instagram prometió saldar el espectáculo de Evanescence y Slipknot para este domingo en la segunda jornada del segmento, denominada ForceFest.

Primer mensaje emitido desde una cuenta oficial del evento
Primer mensaje emitido desde una cuenta oficial del evento

No obstante, hacia el mediodía de este domingo, la banda Slipknot emitió un posicionamiento en donde desmentía una supuesta presentación:

La seguridad, especialmente la seguridad de nuestros fanáticos y compañeros de banda, es la prioridad número uno. Nos disculpamos profusamente y esperamos que todos entiendan. Si algo les sucediera, no nos perdonaríamos. Además, si hubiéramos podido arreglar la barricada correctamente, habríamos subido al escenario. Nuevamente, esperamos que todos entiendan y trataremos de compensárselo lo antes posible.

Minutos después, la banda agregaba que estaba dispuesta a tocar este domingo, pero debido a la destrucción de equipo necesario, no sería posible.

Posteriormente, voceros de la empresa Live Talent aseguraban que todo -incluidas las bandas- seguía en pie para el ForceFest, pese a las denuncias a través de redes sociales de que las condiciones del Deportivo Oceanía no eran las adecuadas.

En breve comunicado emitido por Live Talent a través de correo electrónico se informó:

Por este conducto, en Live Talent queremos reiterar que el show programado el día de HOY Domingo 01 de Diciembre se realizará en tiempo y forma tal y como está planificado y con los artistas programados (sic).

Al curso de las horas se han tomado medidas para garantizar el buen desarrollo del festival, así como la implementación de controles de seguridad reforzada y más estricta a efecto de que no suceda ningún conveniente y todo pueda seguir con su curso normal (este primer domingo de diciembre).

Para Live Talent la seguridad de los asistentes es muy importante. Nos vemos entonces para vivir una jornada musical como todos esperamos.

Sin embargo, a los pocos minutos se informó de la cancelación de otra de las presentaciones estelares del festival: “Phil Anselmo and The Illegals” quienes presentarían un show especial por los 25 años del icónico disco “Far Beyond Driven” de la banda Pantera, de la que Anselmo fue vocalista.

View this post on Instagram

Comunicado

A post shared by Forcefest (@forcefestmx) on

En ese último comunicado, los organizadores (Live Talent) atribuían los destrozos a supuestos grupos de choque detectados dentro del festival “poniendo en riesgo la seguridad de los asistentes”.

Sumado a todo lo anterior, bandas mexicanas que estaban en el cartel inicial para el ForceFest, como Obesity y Jet Jaguar, acusaron en sus redes sociales que ya no fueron consideradas en la nueva logística o que, incluso, las obligaron a tocar sin público, pues los organizadores habían cambiado los horarios de último momento y la entrada al festival sería a partir de las 15:00 horas, cuando había shows programados para las 12:00 del día.

ATENCION ⚠️⚠️⚠️#forcefest2019

Posted by Jet Jaguar on Sunday, December 1, 2019

Oficialmente anunciamos nuestra cancelación del FORCE FEST, sin respuesta alguna más de 5 horas esperando en el stage, y…

Posted by OBESITY on Sunday, December 1, 2019

Todos esos eventos se sumaron a la cancelación de la banda Testament anunciada desde la noche del viernes, por lo que Live Talent dijo que la demandaría.

Esta es la segunda ocasión consectivva del ForceFest en las que se presentan problemáticas, pues en la edición de 2018 realizada en Teotihuacán, varias bandas estelares como Rob Zombie, Lamb of God, Testament y Danzig cancelaron sus presentaciones por problemas de organización.

Entre lo destacable de la infernal fecha sabatina fue la presencia de bandas como Stratovarius, Behemoth y Papa Roach, quienes dieron una gala reluciente de estridentes sonidos.

Comentarios

Load More