México violó derecho a la vida y acceso a la justicia del estudiante Jesús Israel Moreno: Comité de la ONU

Jesús Israel Moreno. Foto: Twitter @idheasdh Jesús Israel Moreno. Foto: Twitter @idheasdh

GINEBRA (apro).- El Comité de Derechos Humanos de la ONU concluyó que el Estado mexicano violó el derecho a la vida de Jesús Israel Moreno de 19 años de edad, estudiante de la UNAM, desaparecido en Chacahua, Oaxaca el 8 de julio de 2011, le  negó acceso a la justicia a la víctima, a su familia y pide reparación integral para las víctimas. Asimismo, acusa que el Estado es responsable de haber cometido actos de tortura y malos tratos contra sus familiares.

Así lo argumenta el dictamen del Comité de Derechos Humanos al que tuvo acceso Apro sobre una comunicación individual que presentaron los familiares de la víctima en la sede del organismo en Ginebra, proceso acompañado por Juan Carlos Gutiérrez abogado de la familia y director de I(DH)EAS.

Si bien el Comité “no puede concluir que la desaparición de Moreno sea una desaparición forzada atribuible al Estado parte”, afirma que la “investigación efectiva debe ser considerada como una obligación inherente del derecho a la vida”

Indica que el Estado ha violado el artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU en combinación con el artículo 2, los cuales argumentan que “el derecho a la vida es inherente a la persona humana. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente”.

Además, el Pacto, del que México es parte, reafirma que el Estado se compromete a garantizar que toda persona cuyos derechos o libertades reconocidos en el presente Pacto hayan sido violados podrá interponer un recurso efectivo, aun cuando tal violación hubiera sido cometida por personas que actuaban en ejercicio de sus funciones oficiales”.

Subraya que ” la autoridad competente, judicial, administrativa o legislativa, o cualquiera otra autoridad competente prevista por el sistema legal del Estado, decidirá sobre los derechos de toda persona que interponga tal recurso, y desarrollará las posibilidades de recurso judicial”

Y contempla que “las autoridades competentes cumplirán toda decisión en que se haya estimado procedente el recurso”.

Con respecto a la tortura y malos tratos el Comité remarca que a la luz de las obstrucciones en la investigación de la investigación, el cierre prematuro del caso, agregado al dolor de la pérdida de su hijo y tomando en cuenta las amenazas que recibió el padre de la víctima Carlos Moreno Zamora , “el Comité concluye que se desprende una vulneración del artículo 7 del pacto”,  el cual se refiere a que nadie será sometido a tortura o tratos crueles inhumanos o degradantes.

El Comité de la ONU recuerda que el deber de los Estados de proteger el derecho a la vida exige que se  deba no solamente evitar la privación de la vida , sino también investigar y enjuiciar los posibles casos de privación ilegal de la vida , castigar a los responsables y ofrecer una reparación integral.

Graves irregularidades, declaraciones contradictorias

“En vista de que han transcurrido ocho años desde la desaparición del Sr.  Moreno Pérez y desde las primeras denuncias presentadas por los autores de la presente comunicación, sin que dichas investigaciones hayan avanzado significativamente y sin que el Estado parte haya justificado adecuadamente dicho retraso”, el Comité considera que “dichas investigaciones se han dilatado excesivamente y que en consecuencia el artículo 5 del Protocolo facultativo de la Convención no le impide examinar la presente queja”.

Sostiene que “las autoridades construyeron una versión falsa de los hechos, a saber, un presunto homicidio sobre declaraciones contradictorias”.

Entre algunas de las irregularidades del caso se encuentra el avalúo de los objetos que supuestamente le fueron robados a la víctima. Un teléfono celular Sony Ericcson, una cámara fotográfica digital y un iPod. El padre del desaparecido niega que su hijo tuviera cámara digital ni iPod, objetos que además nunca fueron encontrados.

El papá de Jesús Israel, Carlos Moreno Zamora, al hacer la búsqueda de su hijo, encontró su celular, su mochila y los entregó a las autoridades, pero el Comité subraya que dicho teléfono fue sustituido por otro idéntico, siendo ésta la primera irregularidad al destruir una prueba importante de la investigación.

Otra irregularidad es el testimonio de la supuesta descripción del cuerpo de Moreno por un pescador que habría visto “un cadáver flotando el 20 de julio de 2011, robusto, 1 metro 50, de una edad aproximada de 35 años, cuando en realidad es delgado, 1 metro 70, con cabello largo y rizado”.

A estos hechos siguieron una cadena de irregularidades, contradicciones, detenciones arbitrarias, falsos testimonios hasta el día de hoy en que la familia sigue sin saber el destino de Jesús Israel.

El Comité urge al Estado mexicano proporcionar una reparación integral a las personas cuyos derechos hayan sido vulnerados en relación con el caso.

Además, el Estado “debe llevar a cabo una investigación pronta, efectiva, exhaustiva, independiente e imparcial y transparente sobre las circunstancias de la desaparición del Sr. Moreno Pérez orientada al establecimiento de la verdad”.

La ONU pide proporcionar a los familiares información detallada de dicha investigación, procesar y sancionar a los responsables de la desaparición y eventual muerte de Jesús Israel, sancionar a los agentes estatales que pudieran haber entorpecido los procesos de búsqueda y localización del joven y en el caso de que haya fallecido, trate de localizar los restos mortales y entregarlos a su familia.

De igual forma, el Comité de la ONU pide al Estado responder en un plazo no mayor a 180 días con “información sobre las medidas que haya adoptado para aplicar el presente dictamen”.

Sobre el dictamen del Comité, Juan Carlos Gutiérrez, director de I(DH)EAS y abogado de la familia Moreno, dijo a Apro que “el Comité señala las serias falencias y obstrucciones en la investigación de la desaparición realizada por la fiscalía del estado de Oaxaca, así como el montaje y detención de personas usadas como chivos expiatorios que llevan detenidos de manera injusta más de 7 años”.

“Las autoridades han pretendido probar una hipótesis completamente descabellada y en la existencia de un homicidio sin cadáver y sobre esa base han vulnerado los derechos de la familia al acceso a la justicia, causado sufrimiento, por lo que de acuerdo al Comité el Estado es responsable de realizar actos de tortura, tratos crueles inhumanos y degradantes en contra de la familia”.

“Desde I(DH)EAS hemos realizado infinidad de gestiones ante las autoridades estatales para solicitar la búsqueda en vida de Jesús Israel, pero el fiscal del estado y su equipo se han negado a ello, además han incumplido una recomendación de la defensoría del pueblo de Oaxaca”, recalcó.

“En medio de la simulación y negligencia, esperamos que el Gobierno Federal y Estatal asuman el cumplimiento de la decisión e implementen acciones que den cumplimiento efectivo a la decisión de este órgano internacional”, instó el director de I(DH)EAS.

Comentarios

Load More