Alertan sobre “inminente ecocidio” por obra de Metrobús en la colonia Del Valle Sur

Unidad del Metrobús. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ambientalistas y vecinos de la colonia Extremadura Insurgentes, alcaldía Benito Juárez, alertaron sobre un “inminente ecocidio” de unos 30 árboles, presuntamente aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) para una obra de ampliación relacionada con la estación Félix Cuevas de la Línea 1 del Metrobús.

En entrevista con apro, vecinos de la zona que pidieron no ser identificados por temor a represalias, denunciaron que, hasta el momento, las autoridades no les han mostrado completa la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la obra, donde les indiquen lo que harán con los ejemplares arbóreos que se pretenden retirar ni a dónde serán trasplantados.

Detallaron que se trata de especies, de más de 20 años de existencia en el lugar, con más de cinco metros de altura; en su mayoría son fresnos, aunque también hay una palmera.

Luego, manifestaron el temor de que los árboles sean retirados en la madrugada para evitar la oposición de los vecinos, como ha ocurrido en otras ocasiones en lo que va del gobierno de Claudia Sheinbaum, por ejemplo, en el pueblo de Xoco a principios de mayo, como parte del proyecto Torre Mitikah.

Los denunciantes difundieron la carátula de un documento que les mostró -sin entregarles y sin sello oficial- la secretaría dirigida por Marina Robles, titulado “Poda, derribo o trasplante de arbolado en materia de impacto ambiental”.

En éste, la empresa promovente Paradoxia SA de CV informó que se trata del “Proyecto integral a precio alzado y tiempo determinado para la construcción de la nueva estación Félix Cuevas sur del Corredor Insurgentes línea 1 del Metrobús”, a desarrollarse en la Avenida Insurgentes Sur esquina con Félix Cuevas (Eje 7) sur, colonia Del Valle Sur.

Según el documento, el trámite “Declaratoria de Cumplimiento Ambiental (DCA)” fue ingresado el 11 de octubre de 2019 con el número de folio 015012/19, pero sin número de expediente.

En la descripción del proyecto, la empresa informó que la superficie del predio es de 402.67 metros cuadrados. “Consiste en la demolición de banqueta y guarnición de un camellón destinado para uso de infraestructura para transporte público con superficie total a demoler de 246.87 metros cuadrados a nivel banqueta”.

Agregó que la intención es “la construcción de la nueva estación del Metrobús Félix Cuevas destinado para uso de transporte público”, con una superficie total de construcción de 805.86 metros cuadrados. La empresa añadió que la superficie a intervenir cuenta con 23 árboles, mismos que “serán afectados”.

Documento “Poda, derribo o trasplante de arbolado en materia de impacto ambiental”. Foto: Especial

Temen “ecocidio” como en el Polyforum

En la entrevista, los vecinos denunciaron que la Sedema no les ha querido mostrar la MIA completa que debió haber entregado la empresa para poder iniciar los trabajos de remoción de los árboles.

Agregaron que la obra fue licitada y autorizada desde junio pasado y, de acuerdo a lo aprobado, la obra debió ser iniciada en agosto y concluida el pasado 27 de noviembre. No obstante, hasta ahora no se ha hecho nada.

En junio pasado, en una declaración a la prensa, Jesús Esteva, secretario de Obras y Servicios (Sobse), explicó que la obra se licitó como un “proyecto integral” y que hasta ese momento no se tenía la MIA.

La preocupación de los vecinos es que ocurra lo mismo que se hizo con los árboles que estaban alrededor del Polyforum Siqueiros en marzo del 2018, en periodo vacacional, pero ahora en época decembrina.

Dijeron que ni el gobierno capitalino ni la empresa han presentado los anuncios de obra, ni les han mostrado la documentación completa. Tampoco les han entregado el plan de “remediación” al que están obligados por ley cuando se hace el retiro de árboles para saber qué harán con ellos.

En un comunicado, los vecinos criticaron que “contra lo ofrecido públicamente” por la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, hace un año en su toma de posesión, respecto a que “no se derribaría ni un árbol más” para favorecer obras o desarrollos, “serán cortadas y retiradas dichas especies forestales sin ningún plan de remediación o reubicación”.

En el texto, agregaron que “sin oposición o manifestación de rechazo alguno por parte de la alcaldía Benito Juárez”, el proyecto de obra implicará además del derrumbe de arbolado, así como el cierre temporal y parcial de un tramo lineal de casi 200 metros sobre el camellón central de la avenida Insurgentes, frente al Centro Comercial Galerías Insurgentes, frente a Liverpool.

Comentarios

Load More