Miguel Inzunza y las dos décadas de su “electrova” llegarán al Teatro de la Ciudad

“La canción de autor siempre ha sido una alternativa al cuestionar cosas de la vida", afirma Miguel Insunza. Foto: Cortesía “La canción de autor siempre ha sido una alternativa al cuestionar cosas de la vida", afirma Miguel Insunza. Foto: Cortesía

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Han pasado dos décadas y el cantautor Miguel Inzunza ha sabido mantenerse y posicionarse con su propio género al que llama “electrova”, el mismo que lo llevará a celebrar “20 años de viaje”, en compañía de varias sorpresas y colaboraciones con Los Claxons, El David Aguilar y Pavel Nuñez, este 6 de diciembre a las 20:00 horas en el Teatro de la Ciudad.

En todo ese tiempo de carrera artística, en el cual ha cambiado la forma de escucharse, hacerse y hasta adquirir música, la trova, el género base de Inzunza se ha mantenido, y a su decir también se ha actualizado, él es un ejemplo de esa evolución.

Explica el músico –también nominado al Grammy Latino en 2018 como productor del disco “Siguiente” de El David Aguilar–, en entrevista a Apro:

“La canción de autor siempre ha sido una alternativa al cuestionar cosas de la vida, de alguna manera es construir como una banda sonora de la vida de las personas, que no es lo mismo a la música de entretenimiento. Siempre he dicho que si la música de trova no pasa de moda es porque nunca lo ha estado, pero ahí está su fuerza también”.

El concierto se realiza el 6 de diciembre por la noche. Foto: Cortesía
El concierto se realiza el 6 de diciembre por la noche. Foto: Cortesía

–Pero ¿Ha evolucionado?

–Sí, en este tiempo he visto el surgimiento de nuevos géneros y la evolución de la música, su distribución, su difusión, hacer un disco ahora es casi nostálgico, ya pocos publican discos, en medio de todo esto muchas personas aún encuentran una conexión hacia su interior, y ahí está la trova, eso hace que prolifere en un mundo que se cuestiona de una manera más sencilla.

–En medio de esto ¿cómo has evolucionado tú, y de qué manera te ha ayudado la tecnología?

–La verdad es que la tecnología al servicio de una canción como tal es una herramienta increíble. La guitarra es un artefacto de madera y cuerdas, a veces se nos olvida que también es un artefacto, una máquina, pero también lo es, y con ello se puede ser un cantautor en compañía de una computadora y he tratado de fusionar esta tecnología con la canción convencional de trova, por eso le llamo electrova, porque se sirve de nuevos elementos y sonoridades.

“Se cree que la canción de autor es cosa de señores y con sonido solemne, pero hay cantautores emergentes, el año pasado fui nominado como productor al Grammy Latino, de hecho Jorge Drexler ganó más premios que muchos de muchos de los artistas de géneros urbanos”.

–¿No te han criticado por la electrova?

–No, lo mismo les pasó a los trovadores como Silvio Rodríguez que experimentaban con sonoridad musical, la trova tenía que ver con los boleros y era sacrílego poner texturas musicales con otros sonidos, pero resultó que la gente se terminó apropiando de la trova. Y eso me parece muy bonito, esa diversificación en la gama de colores musicales.

–En estos veinte años también surgió con mucha fuerza el reggaetón, pero tú te has mantenido firme al respecto…

–Al reggaetón le va a pasar lo que al rocanrol, que al principio generaba urticaria y después comenzó a decir más cosas, no le veo problema si mañana quisiera hacer alguna colaboración, lo haría siempre y cuando fuera una cosa genuina y de placer pero no me siento atraído, tampoco tengo porque satanizarlo, la música es música y es un vehículo y cuando a ese género lo habiten otras ideas cambiará por completo. Se puede pensar bailando, la música es un medio de comunicación, es el futuro seguramente, Mon Laferte utilizó la música como medio de comunicación para poner una idea en contexto, y lo logró.

–¿Sientes una responsabilidad de hablar de lo que pasa en México?

–Sí la tengo en función de la honestidad, tampoco me parece que los músicos tengamos o debamos de tener una carga en ese sentido, porque el arte obedece a funciones personales, habrá quien en tiempos de guerra quiera hacer una canción de amor y será disruptivo, pero creo que la responsabilidad es con la libertad y la honestidad, cualquier otra cosa que incida puede ser engañosa porque a veces los artistas también caen en el deseo de pertenecer a algo y ahí es que empiezan a alterar su curso.

“Sólo intento tener la mayor lucidez posible para responder a mi creatividad”.

–¿Qué celebras en estos veinte años?

–“Un viaje increíble de complicidad con amigos, conservo el lujo de tener libertad creativa y esquivar las modas, además para esta presentación en el Teatro de la Ciudad tendré muchas sorpresas, vienen artistas como Bernardo Quezada, Pavel Nuñez, Los Claxons, Luis Quintana, Laura Murcia, el mismo David Aguilar, es una fiesta de amigos, y espero celebrarlo con mucho placer”, finalizó el músico.

Comentarios

Load More