Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos finalizan su recorrido por México

La caravana de madres centroamericanas a su paso por Chiapas. Foto: Twitter @MMMesoamericano La caravana de madres centroamericanas a su paso por Chiapas. Foto: Twitter @MMMesoamericano

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Tras la localización de seis familiares, la XV Caravana de Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos concluyó este martes su recorrido de casi 5 mil kilómetros por 14 estados del territorio mexicano.

Las madres centroamericanas se enfilaron hacia Tenosique, Tabasco, y se internaron a Guatemala para regresar a sus hogares.

Esta vez las participantes dieron a conocer que ahora sí hubo apertura por parte de los funcionarios, pero también denunciaron un grave deterioro en las condiciones de violencia, además de corrupción y vulnerabilidad para las personas por el despliegue de la Guardia Nacional en las fronteras, sin dejar de lado las políticas mexicanas de contención.

Las madres de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua agradecieron al pueblo mexicano y a las organizaciones civiles su solidaridad y generosidad en el camino, y pidió a la gente que muestre la misma disposición hacia sus hijos e hijas migrantes.

Al concluir su recorrido, los grupos de los cuatro países describieron sus reflexiones sobre la XV Caravana y la migración actual que observaron a su paso por las rutas migratorias de Mesoamérica.

La gente de Honduras reconoció que su país sigue siendo expulsor, pues la crisis política y la indiferencia de su gobierno obliga a la migración forzada. Miles de migrantes siguen muriendo y desapareciendo, debido al crimen organizado dentro del país y en México, y por el endurecimiento de políticas migratorias injustas y racistas, que sólo aumenta el dolor de las madres.

Señalaron que este año la Caravana de Madres 2019 cumplió “15 Años de Resistencia Activa”. Y cada año se coordinan con los miembros del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM) para buscar y encontrar a sus desaparecidos.

Este año fueron 19 días los que las madres y familiares transitaron por 14 estados del país exigiendo justicia y verdad.

Las hondureñas manifestaron que se van con el compromiso de mantenerse unidas y organizadas en el MMM, ya que es el único mecanismo de búsqueda que les ha dado respuestas con el proyecto “Puentes de Esperanza” y las sigue impulsando.

Nota relacionada:

Caravana de Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos logra dos reencuentros

Por su lado, las madres y familiares de El Salvador consideraron que la XV Caravana de Madres Centroamericanas “ha tenido muchos reencuentros. Se percibe también un poco el cambio en las nuevas autoridades mexicanas, aunque no es suficiente para lo que exigen las madres. Se requiere más búsqueda en campo, en hospitales, cárceles y donde sea necesario para encontrarles. Se exige a las autoridades el respeto a los derechos de cada migrante y sus familias. Asimismo, se exige que asuman un compromiso público en mesas de trabajo con nuestros asesores jurídicos para que puedan revisar cada expediente y hacer llegar hasta nuestros países la información”.

Añadieron: “Nuestros desaparecidos han salido del país tras décadas de violencia estructural, desde el conflicto armado hasta la fecha. Por parte de Pro-Búsqueda, el proyecto que busca niños y niñas desaparecidos en el conflicto armado, expresamos los más sinceros agradecimientos al Movimiento Migrante Mesoamericano, al proyecto ‘Puentes de Esperanza’ y a la Caravana de Madres Centroamericanas por el espacio brindado para poder participar como organización en la caravana, y por la alianza para hacer posible el reencuentro de una madre salvadoreña que no veía a su hijo y su hija desde hace 31 años”.

Destacaron que como madres salvadoreñas están profundamente agradecidas por el apoyo de cada colectivo durante la caravana. “Sepan que un pedacito de nuestro corazón se queda en México con todas las madres que viven el mismo dolor por sus familiares desaparecidos”, recalcaron.

La delegación de Guatemala indicó que su país se ha enfrentado con la problemática del conflicto armado, por el cual migran las personas, además de que se enfrentan con la negativa de un gobierno hostil que no quiere visibilizar el problema de la migración forzada y se niega dar seguimiento a las denuncias interpuestas, por lo que la población acude a organizaciones que ayudan a la búsqueda de migrantes desaparecidos, como es la Caravana de Madres, presidida por el MMM.

“Para nosotros, de Guatemala, la Caravana ha sido una luz de esperanza y una manera muy efectiva de búsqueda para nuestras personas migrantes desaparecidas”, señalaron.

En el XV aniversario de la Caravana participaron madres que por primera vez se sumaron a la búsqueda de sus hijos fuera de nuestras fronteras.

“La Caravana nos ha ofrecido muchas sorpresas, mucho aprendizaje, muchas experiencias, vivencias y emociones fuertes al recorrer el paso de nuestros migrantes. Los reencuentros que se van dando en el camino quedarán grabados en nuestra memoria y en nuestro corazón y nos mantiene con fe y esperanza, hasta encontrarlos”, subrayaron las centroamericanas.

Por su lado, la delegación de Nicaragua manifestó que se sienten comprometidas a seguir esta lucha, exigiendo sus derechos a la comisión de búsqueda y a los gobiernos.

“Nicaragua sufre una crisis política donde se han violentado sus derechos y en la actualidad se ha vuelto una crisis migratoria que está enlutando al país y sumergiéndolo en el dolor. Aunque una gran parte de la migración nicaragüense se va a Costa Rica, aumenta la migración por México, donde nuestros seres queridos han sido víctimas de la desaparición forzada, junto con miles de personas migrantes de la región”.

Las madres nicaragüenses de migrantes desaparecidos dijeron que se unieron a la caravana para buscar a sus hijas e hijos, y para exigir un compromiso de los gobiernos para llevar a cabo acciones efectivas de búsqueda y justicia.

Este martes, las 38 madres y otros familiares de la Caravana de Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos, junto con el equipo del MMM, emprendieron el regreso a sus casas en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y México.

Terminó el recorrido de este año, pero el trabajo no queda aquí. En cada una de sus comunidades las madres siguen fortaleciendo sus organizaciones locales y nacionales, dando seguimiento a los casos y concientizando a la sociedad sobre la tragedia de la desaparición de migrantes, puntualizaron.

Asimismo, sostuvieron que cada vez más madres se suman a la lucha organizada de búsqueda de sus seres queridos, y de la verdad y la justicia.

Finalmente expresaron que en el camino las madres han adquirido voz y fuerza, han sentido el calor humano de personas que entienden su dolor y se solidarizan con su lucha, han compartido historias, lágrimas y muchos abrazos. Cada una regresa con más confianza y más esperanza.

Comentarios

Load More