Trump reconoce avances con sindicatos de EU para aprobación del T-MEC

El vicepresidente Mike Pence y el presidente Donald Trump en la Casa Blanca. Foto: Evan Vucci/AP El vicepresidente Mike Pence y el presidente Donald Trump en la Casa Blanca. Foto: Evan Vucci/AP

WASHINGTON (apro).– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció que su gobierno y los sindicatos han avanzado en la reconciliación de diferencias respecto al tratado comercial negociado con México y Canadá (T-MEC), y aseguró que, si es sometido a ratificación en el Capitolio, sería aprobado.

“Estamos haciéndolo muy, muy bien en el TMEC. Tomando en cuenta lo que dicen los sindicatos y otros, se mira bien”, declaró Trump en la Casa Blanca durante un breve intercambio con reporteros.

El mandatario se refería al hecho de que Richard Trumka, presidente de la Federación Estadunidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), notificó a su consejo ejecutivo que se estaban solucionando los problemas sobre derechos laborales en el T-MEC.

“Se han dado muchos avances en las últimas 24 horas con los sindicatos, si (el Congreso) sometiera al T-MEC a votación, sería aprobado”, afirmó el presidente de Estados Unidos.

De acuerdo con informes periodísticos, Trumka informó a sus agremiados que están encontrando solución en las diferencias de las reglas laborales que se tenían con el gobierno de México.

La oposición de AFL-CIO al ámbito laboral negociado entre Estados Unidos, México y Canadá, mantiene atorado el proceso de ratificación del T-MEC en el Congreso estadunidense, en donde Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes y líder demócrata, se ha negado a definir el proceso de votación del acuerdo tripartita.

Este fin de semana, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó al Senado de la República sobre los aspectos sensibles en los compromisos laborales que se definen en el T-MEC.

Aun cuando en el ocaso de la presidencia de Enrique Peña Nieto se había informado a los mexicanos que el T-MEC había quedado finiquitado, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador sigue en la mesa de discusiones con la Casa Blanca.

El gobierno de AMLO rechaza la imposición estadunidense de que sus inspectores realicen visitas a México para garantizar la instrumentación de las medidas laborales que desea imponer el AFL-CIO con el apoyo de la presidenta de la Cámara de Representantes.

Nota relacionada:

AMLO urge a EU ratificar el T-MEC antes de que se mezcle con su proceso electoral

 

Congreso tiene hasta el 20 de diciembre

El calendario legislativo en Estados Unidos concluye el próximo 20 de diciembre y, por el momento, Pelosi no ha dicho si sometería a votación el T-MEC, tomando en cuenta los avances reportados por Trump y por Trumka en materia laboral.

Los sindicatos laborales tienen una influencia poderosa sobre el proceso legislativo del T-MEC, considerando que habrá elecciones generales en Estados Unidos el próximo año, por lo que Pelosi y los demócratas desean contar con el apoyo de Trumka para mantener su mayoría representativa en la Cámara de Representantes.

En medio del proceso de juicio político que se le sigue a Trump, se calcula difícil que este año y hasta el próximo se pueda avalar al T-MEC, ya que políticamente sería una concesión político-electoral de los demócratas a la Casa Blanca.

Trump prometió a su base electoral que, como presidente, anularía el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente con Canadá y México, y que lo remplazaría con un mejor.

La ratificación del T-MEC en el Capitolio implicaría el cumplimiento de la promesa de Trump, aunque Pelosi ha dicho que la aprobación del acuerdo comercial demostraría la responsabilidad bipartidista de los demócratas y su compromiso con el bienestar de la economía y las relaciones comerciales de Estados Unidos.

 

Comentarios

Load More