Entregan los Premios Nacionales de Artes, Ciencia y Cultura, y el Internacional Carlos Fuentes

Ceremonia de Entrega de los Premios en Artes, Ciencia y Cultura en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El presidente Andrés Manuel López Obrador entregó sus primeros Premios Nacionales de Artes, Ciencia y Cultura a investigadores, escritores y creadores que, con mucho esfuerzo, han logrado destacar en sus áreas.

La ceremonia se realizó en el salón Tesorería de Palacio Nacional, en donde el Ejecutivo federal, junto con la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán; la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla; el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, y la periodista Silvia Lemus, entregaron los reconocimientos.

“Es un orgullo, un gran honor entregar estos premios a maestras, maestros, académicas, académicos, investigadores, creadores, artistas, escritores, a gente que, con mucho esfuerzo, como aquí se ha expresado, han logrado salir adelante, destacar en sus disciplinas, en cada una de sus áreas”, expresó López Obrador.

Celebró el reconocimiento de los gratificados a la educación pública, como “un rol fundamental para que todos tengan oportunidades para que el hijo de una familia humilde, con esfuerzo, trabajo y estudio pueda ascender en la escala social”.

“Eso es lo que los sociólogos llaman movilidad social y eso se logra con la educación pública”, dijo el presidente.

El Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español fue para la escritora argentina Luisa Valenzuela, autora de una treintena de libros, entre ellos “El gato eficaz”.

Valenzuela es la primera mujer en ganar ese reconocimiento, a propósito del cual se presentó un video sobre su trayectoria, y quién a manera de agradecimiento, señaló:

“Perdón, tengo que improvisar ante esta magnificencia, y este premio tan, tan especial que me llega tanto al corazón, no solo por lo que significa la enorme figura de Carlos Fuentes y la luminosa Silvia Lemus y estar acá con el presidente de México en estos momentos de nuestra vida política, en Argentina, que se inicia mañana.

“Entonces, es un orgullo tan grande, es un agradecimiento tan enorme porque amo a México y lo que siento en estos momentos, pues lo he sentido muchas veces y es esta reciprocidad y este amor que tengo por este país. México es mi país favorito del mundo”.

Acto seguido se hizo la presentación de los galardonados a las cuatro modalidades del Premio Nacional de Artes y Literatura.

El de Artes y Tradiciones Populares fue entregado a la fundadora, presidenta y representante pública de la cooperativa de mujeres tejedoras Ch’ix K’anal, Carmen Vázquez Hernández.
El premio a las Bellas Artes fue para Abraham Oceransky Quintero, director de teatro, quien ha dirigido y producido más de cien puestas en escena, es realizador de programas de televisión, escritor de docenas de obras teatrales. Constancia de su legado son el teatro El Galeón, la Carpa Alicia y el Teatro T.

El de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía fue para el catedrático, expositor y ponente de temas jurídicos, Diego Valadés Ríos; mientras que el de Lingüística y Literatura se entregó a la escritora Concepción Company Company, quien durante 30 años ha realizado investigación en gramática y sintaxis histórica, teoría del cambio lingüístico, filología y crítica textual.

Fue ella la encargada de hablar en representación de los cuatro galardonados:

“El camino que nos ha permitido estar hoy aquí, a cuatro profesionales de distintos campos de las artes y las letras, recibiendo este premio nacional, el máximo honor que concede nuestro país y también, sin duda, una máxima responsabilidad, es la conjunción de tres variables, al menos para mí: la vida personal, las instituciones y el acceso a una verdadera educación pública”, indicó, a nombre de los cuatro premiados.

Con motivo del Premio México en Ciencia y Tecnología 2018, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, celebró el mandato constitucional para el acceso universal al conocimiento, reflejado en la reorientación del Conacyt para poner al quehacer científico al servicio del hombre para construir ciencia por México.

“Un resultado emblemático de este cambio lo constituyen los programas nacionales estratégicos en los que cientos de colegas se articulan para vincular el quehacer científico a resolver problemas nacionales, como el deterioro ambiental, la degradación de la salud o la violencia heredada de las administraciones pasadas”, agregó.

Álvarez-Buylla festejó que, en este primer año de gobierno, se destinaron 2 mil 253 millones de pesos a la investigación científica, lo cual dijo que contrasta con los gobiernos anteriores y neoliberales que menospreciaron la ciencia, reduciendo su presupuesto a cero.

“México y la humanidad entera merecen este esfuerzo, como también merecen orientar la ciencia en beneficio de las mayorías, más que crear nuevos problemas como sucede cuando la ciencia se supedita al interés privado”, agregó.

Ceremonia de Entrega de los Premios en Artes, Ciencia y Cultura en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional. Foto: Eduardo Miranda

Posteriormente, se le entregó el Premio México Ciencia y Tecnología 2018 al físico José Wagner Furtado Valle, por sus contribuciones a la física de neutrinos que podrían dar indicios al origen del universo y por el fomento a la cooperación científica entre América Latina y Europa.

Los galardonados en las tres categorías al Premio Nacional de Ciencias fue para María Esperanza Martínez Romero, considerada una autoridad mundial en sistemática y taxonomía de bacterias fijadoras de nitrógeno asociadas a plantas para la biofertilización, en el campo de las Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales.

El del campo de la Tecnología, Innovación y Diseño fue para el biólogo molecular, Hugo Alberto Barrera Saldaña, por su investigación en la transformación de la hormona del crecimiento mediante la reprogramación de levaduras. El doctor Barrera Saldaña inventó un método diagnóstico que predice si un infante responderá o no a dicho tratamiento, convirtiéndola en la primera prueba de medicina desarrollada en el mundo.

También el campo de Tecnología, Innovación y Diseño se otorgó a Yunny Meas Vong, fundador del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica, por sus aportaciones en materia de medio ambiente.

En representación de los honrados, Barrera Saldaña agradeció el haber salido de un pueblo en Tamaulipas y sintió el llamado para luchar por un país mejor y siguió las palabras de José Martí: “educarse al máximo para poder transformar y ser libres.

“Hoy estoy aquí representando a más de cien estudiantes que encaminé en la ciencia, más de media docena de instituciones y programas que forjé, más de media docena de descubrimientos e inventos que he tenido la fortuna de verlos llegar inclusive a la sociedad. Eso me enorgullece mucho”, finalizó.

Load More