La IP debe dar su opinión en la toma de decisiones sobre el T-MEC: Coparmex

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos Walther. Foto: Octavio Gómez El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos Walther. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió que se tome en cuenta a la iniciativa privada (IP) en la toma de decisiones respecto de la negociación final del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Consideramos indispensable tomar en cuenta e involucrar la opinión del sector privado en la toma de decisiones, con la finalidad de analizar cualquier modificación a este acuerdo y sus efectos a corto, mediano y largo plazo”, señaló el líder del organismo, Gustavo de Hoyos Walther, en su mensaje semanal.

Hoy más que nunca, subrayó, “debemos evitar, en el marco de un proceso incluyente, acuerdos que afecten profundamente nuestra soberanía, así como la competitividad de nuestros sectores productivos y, por ende, la calidad de vida de los trabajadores mexicanos”.

El sector patronal del país insistió en apoyar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para mantener firme su postura y por ningún motivo ceder a la intención de realizar un proceso de certificación de todo producto en frontera, o habilitar cualquier mecanismo de operación de inspectores transfronterizos.

En materia laboral, abundó, debe evitarse la severidad en las penalidades, que consideran incluir el bloqueo de las exportaciones de empresas mexicanas.

“Sin duda aún faltan diversos temas prioritarios a revisar, principalmente en materia de medio ambiente y en proveedurías para la industria automotriz en insumos como el acero y el aluminio. México no tiene que correr ningún riesgo en materia comercial, ni supeditar los acuerdos a las coyunturas internas que ocurren en otros países”, defendió De Hoyos Walther.

El líder de la Coparmex recordó que, si bien no se ha ratificado el T-MEC por parte de Estados Unidos y Canadá, México cuenta con una importante red de protección en el aún vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994.

“Con esto, no tenemos prisa para aprobar modificaciones que contradigan los acuerdos originales alcanzados y aprobados por los tres países. Nuestro también socio, Canadá, así lo está haciendo”, explicó.

En ese contexto, el sector patronal del país hizo un llamado a los senadores de la República a no precipitarse y retomar de manera mesurada los procesos de consulta.

“La ratificación del T-MEC debe ser un paso más para profundizar en la relación con Estados Unidos y Canadá, pero que al mismo tiempo signifique mejores oportunidades para los trabajadores mexicanos”, remató.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso