Estudiantes de la UG levantan paro; consideran satisfechas las “cláusulas urgentes”

Protesta en la Escuela del Nivel Medio Superior de la Universidad de Guanajuato en León. Foto: Especial Protesta en la Escuela del Nivel Medio Superior de la Universidad de Guanajuato en León. Foto: Especial

GUANAJUATO, Gto., (apro).- Tras seis días, la noche de este lunes la comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato consideró satisfechas las demandas urgentes que presentó a las autoridades en el estado y levantó el paro iniciado el 4 de diciembre.

“Se levanta el paro”, se anunció. “El día de mañana las sedes tomadas en todos los campus de la Universidad de Guanajuato serán abiertas a las 7 de la mañana para reanudar las labores académicas y administrativas”, se informó en un comunicado oficial del movimiento.

Este mismo día por la mañana, en diferentes foros y con muy distintos mensajes, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo y el rector general de la UG Luis Felipe Guerrero Agripino ofrecieron disculpas públicas por la violencia que ha afectado a las y los jóvenes dentro y fuera de los espacios universitarios.

Más tarde, el convenio que propuso la comunidad fue publicado con las firmas del gobernador, el rector, el fiscal Carlos Zamarripa y el alcalde de la capital Alejandro Navarro Saldaña en el Periódico Oficial del Estado y en la Gaceta Universitaria.

Aunque el gobernador panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo leyó un mensaje a manera disculpa con la comunidad estudiantil de la Universidad de Guanajuato  en un acto fuera de los espacios universitarios –al final de una reunión del Consejo estatal de seguridad en Silao- en el que sólo hizo referencia específica a la violencia de género que han sufrido alumnas y alumnos, sin mencionar los asesinatos y desapariciones de estudiantes, reclamo sobre el cual la comunidad le había exigido efectuar la disculpa.

Así, el gobernador no acudió al Teatro Principal este lunes, escenario donde se reunieron estudiantes con el rector general Luis Felipe Guerrero Agripino, quien sí expresó las disculpas específicas requeridas tanto por los homicidios y desapariciones de estudiantes, como por el acoso en el ámbito universitario en contra de alumnas y académicas, en cumplimiento a una de las demandas de la comunidad estudiantil.

Esta disculpa pública por el gobernador y el rector general de la Universidad de Guanajuato se exigió para avanzar en un pliego petitorio entregado y levantar el paro. También la destitución de la directora del programa UGénero, quien presentó su renuncia; las firmas y la publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Por la noche, a través de sus redes sociales, la comunidad estudiantil publicó que consideró satisfechas estas “cláusulas urgentes” estipuladas en el convenio redactado y entregado.

El gobernador encabezó una reunión del Consejo estatal de seguridad en el Parque Bicentenario a la misma hora en que la comunidad estudiantil se reunía en el Teatro Principal -11 de la mañana-.

Antes de entrar a la reunión, Rodríguez Vallejo dijo a algunos reporteros que firmaría el convenio, lo haría publicar, pero la disculpa la daría al final de ese evento pues, según dijo, así estaba cumpliendo con la condición impuesta por las y los estudiantes.

Al terminar la sesión privada del consejo se dio acceso a medios de comunicación, y tal como lo anunció, el gobernador leyó un comunicado en el que, dijo, cumplía con lo convenido con las y los alumnos universitarios:

“Bajo la convicción institucional e histórica por la justicia, la verdad y el respeto a la dignidad humana, y como un hombre comprometido con el servicio a las y los guanajuatenses, esposo, padre de familia y exalumno de la Universidad de Guanajuato expreso lo siguiente:

“A nombre del estado de Guanajuato les ofrezco una disculpa pública a las víctimas de violencia de género, alumnas y alumnos, por las comisiones que hayan podido existir en los procesos de seguimiento de sus casos. Reitero mi compromiso de trabajo permanente con la comunidad estudiantil para que juntas y juntos implementemos las mejores acciones y sean ustedes los que vigilen y reorienten, de ser necesario, las mismas. Lo más importante es la seguridad de ustedes y queremos que en todos los espacios se sientan seguros.

“Este gobierno no va a escatimar ningún esfuerzo, ningún tiempo y ningún espacio para establecer la condiciones de seguridad, de respeto a una vida libre de violencia y respeto a la comunidad universitaria que ustedes solicitan. Es así que he instruido a todas y cada uno delos miembros de mi gabinete estatal para que, en el ámbito de sus responsabilidades, aporten acciones (sic) para atender a la comunidad universitaria, reiterando los puntos ya publicados en el comunicado relacionado con  los planteamientos de la comunidad estudiantil”.

 “Me disculpo por lo que he dejado de hacer”: Rector.

En el Teatro Principal, y acompañado por los rectores de los campus, el rector general Luis Felipe Guerrero Agripino presentó sus disculpas por los asesinatos y desapariciones de alumnas y alumnos en el estado “en la omisión que me corresponde”, y las extendió al acoso sexual por el que se han conocido de varias denuncias dentro de la comunidad de la UG.

Guerrero Agripino también admitió que no se ha hecho lo suficiente desde las diversas autoridades de la casa de estudios en la prevención y la sanción de conductas y delitos como el acoso, pero dejó en claro que hay otras autoridades a quienes competen las responsabilidades en la operatividad de la seguridad pública, la investigación y procesamiento de denuncias y aquéllos casos que llegan a los juzgados.

“Pero asumo el reclamo de cada estudiante, de cada madre, de cada padre de familia…soy el representante y primera autoridad ejecutiva de la universidad, debo estar en la primera línea de la responsabilidad, por eso estoy aquí y no debo evadirla”, añadió.

El rector dijo admitir que las y los estudiantes “nos han dado muestras por ejemplo de que cuando se trata de romper el silencio, no te toca a ti, me toca a mí…es momento de asumir la postura, a mí también me toca”, y después expresó:

“Me disculpo públicamente por todo aquello que me corresponde como rector general de la Universidad de Guanajuato; por todo aquello que he dejado de hacer como rector. Y también me disculpo por todo aquello que he dejado de hacer como profesor. Y también me disculpo por todo aquello que he dejado de hacer como ciudadano de México y de Guanajuato”.

En cuanto a la violencia de género en el ámbito universitario, Guerrero Agripino también ofreció sus disculpas.

“Hemos hecho esfuerzos institucionales importantes, lo sostengo, pero no hemos estado a la altura de la complejidad del problema y lo reconozco públicamente. Y como responsable de la institución ofrezco una disculpa por ello, a cada estudiante, a cada mujer, persona universitaria que ha padecido o padece violencia de género, a cada familia, a la sociedad en su conjunto que reclama también. Entiendo que no son suficientes las disculpas sino que se requieren acciones, hoy mismo informaremos del seguimiento puntual” de los compromisos en estos temas, para los que pidió el compromiso de todas las autoridades de la propia institución en sus distintos campus y áreas.

Finalmente, aseguró que coincide plenamente con la causa y exigencias de la comunidad estudiantil, ante la cual se disculpó también “si no he estado a la altura de su causa”.

En la noche, el área exterior del edificio central de la UG se levantaron las casas de campaña en medio de música, baile y gritos de “¡sí se pudo, sí se pudo!”, así como de “¡no renunció, lo corrimos!”.

Varios estudiantes barrían y recogían la basura, mientras las mujeres retiraban las decenas de cartulinas, mensajes, letreros que colocaron en un muro de madera que rodeó el pie de la icónica escalinata del auditorio general universitario, los cuales acompañaron los reclamos estudiantiles por tener seguridad  y contra el acoso y la violencia de género en los ámbitos de estudio y en las calles.

Comentarios

Load More