Celulares, lo más empeñado de 2019: Amespre

Teléfonos móviles. Foto: Eduardo Miranda

MONTERREY, N.L. (apro).- Dos de cada tres mexicanos recurrieron este año a las casas de empeño, y el objeto que mayormente dejaron en prenda fue el teléfono celular, estimó Juan Carlos Villarreal Hinojosa, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre).

“El 34% de las prendas que nos llevan son celulares y se recupera por los clientes el 90%. Nosotros calculamos que los mexicanos mayores de edad dos de cada tres han acudido a una casa de empeño, y mil pesos es el préstamo promedio que obtienen”, dijo el representante nacional de esta asociación de propietarios de casas de empeño.

Explicó que en su rama de negocios, los dispositivos móviles, tan de moda entre los jóvenes, son importantes para que fluyan los recursos entre los pignorantes y los acreedores.

“Los teléfonos celulares son la prenda que más nos llevan. Estos aparatos se han convertido en la nueva alhaja de los mexicanos. El tema de los celulares es clave, y no se va a reducir su empeño por que cada vez hay más. Ahorita hay más de 110 millones de líneas telefónicas en México”, dijo.

Consideró que ante este flujo enorme de dispositivos móviles que circulan por las casas de empeño, las empresas son más cuidadosas para adquirirlos, pues sus empleados están obligados a verificar que no sean robados, y lo hacen mediante la verificación de claves reportadas y con el registro de la identidad del cliente.

Del total de celulares que reciben en mostrador, el 3.1% han sido adquiridos ilegalmente, ya sea a través del robo o con clonación indebida, por lo que los rechazan, pues para ellos carece de valor y no los pueden tomar a cambio, expuso Villarreal.

Tan solo en Nuevo León las casas prendarias recibieron aproximadamente medio millón de teléfonos móviles este año, señaló.

Notas de interés:

Hombre asesina a su pareja y a sus hijas en Naucalpan

SFP destituye e inhabilita a director de Pemex-PEP por la Estafa Maestra

El líder de los empresarios que, en conjunto, tienen 3 mil 500 puntos regulados de empeño en el país, dijo que en el 2019 hubo, entre ellos, unos 48 millones de operaciones, lo que representó el movimiento de unos 90 mil millones de pesos.

Dijo que, estadísticamente, las personas recuperan sus bienes empeñados en el mes de diciembre, debido a que cuentan con mayores recursos para saldar los adeudos con las casas prendarias, y ese dinero que reciben por beneficios laborales de fin de año les alcanza hasta el mes de enero.

Es por eso que la actividad se incrementa, de nuevo, en febrero, cuando los trabajadores vuelven a sentir la necesidad de obtener recursos para sus necesidades, después de que ya pasaron los gastos del inicio del año.

En Nuevo León hay 225 sucursales agremiadas, que mueven el 15% de las transacciones en México, dijo.

Finalmente, Villarreal dijo que a los propietarios de las casas de empeño les conviene más que los deudores recuperen sus bienes, pues la verdadera ganancia de los empresarios está en los préstamos y en los intereses que ello genera, pues la comercialización de los objetos que les dejan es complicada y costosa.

Comentarios

Load More