Cepal reduce a 0.0% el pronóstico de crecimiento económico de México

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, durante la presentación del informe. Foto: Twitter @cepal_onu Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, durante la presentación del informe. Foto: Twitter @cepal_onu

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) redujo su pronóstico de crecimiento económico de México para este año, de 0.2% a 0.0%.

“Creo que es importante considerar que México se encuentra en un proceso de reestructuración económica, de reestructuración política, ampliando su gasto social para asegurar derechos, y financiado este mayor gasto social con ahorros y con reasignación de partidas y rubros de gasto. Yo creo que esta es una señal muy positiva”, destacó la secretaria ejecutiva del organismo regional, Alicia Bárcena, al presentar su Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe.

La revisión a la baja, añadió, va de acuerdo con la revisión que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) sobre el crecimiento económico, que dejó ver que en los dos primeros trimestres del año el Producto Interno Bruto (PIB) registró retrocesos.

De hecho, el informe presentado en Santiago de Chile –explicó—destaca que el PIB se contrajo -0.8% en el segundo trimestre, “afectado por una pronunciada reducción de la inversión y en menor medida del consumo. La baja ejecución del presupuesto público y la mayor incertidumbre por las tensiones comerciales han afectado su desempeño”.

Sin embargo, la funcionaria confió en que para 2020 la economía repunte a 1.3% empujada por una mayor inversión pública y privada, un incremento en el consumo, además del alza en el salario mínimo y los salarios reales.

En este tema, el documento presentado por la Cepal, desde Santiago de Chile, sostiene que en México el salario medio real del empleo registrado mostró su mayor aumento desde 2002, en parte por el incremento significativo del salario mínimo.

“El aumento del salario mínimo (12% en términos reales entre enero a octubre de 2018 y enero a octubre de 2019) fue una excepción, en un año en que la política salarial preponderante en los países de la región se centró en aumentos sólo muy levemente por encima de la inflación”, precisa.

Notas relacionadas:

El Banxico baja (oootra vez) su pronóstico de crecimiento económico para 2019 y 2020

Nulo crecimiento económico se debe a que estamos poniendo orden: López Obrador

Otro factor que ayudó a que la economía no terminara el año en terreno recesivo fue la entrada de remesas, abunda.

Según los datos disponibles de 2019, las remesas hacia México, principal receptor de la región –que concentra más de un tercio del total de flujos recibidos–, crecieron este año 9% en términos nominales, puntualiza el reporte.

Por el lado de las finanzas públicas, la Cepal sostiene que en México los ingresos totales para los primeros ocho meses del año registraron un aumento, sobre todo debido a un alza en los ingresos provenientes del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), aplicado a la venta de gasolina y diésel, a medida que el gobierno retiró sus intervenciones para suavizar variaciones en el precio de estos bienes.

Sin embargo, observa un alza de 30% de las emisiones de deuda en 2019, que se explica fundamentalmente por emisiones del sector privado y soberanas.

“En este país la empresa petrolera estatal, Pemex, emitió bonos en los mercados internacionales, en septiembre de 2019, por un monto de siete mil 500 millones de dólares, en la que fue la operación más grande de su historia”, detalla el documento.

 

PIB de América Latina, el menor en siete décadas

A nivel regional, la Cepal considera que Latinoamérica muestra una desaceleración económica generalizada y sincronizada a nivel de países y de sectores, completando seis años consecutivos de bajo crecimiento.

“La desaceleración en la demanda interna se acompaña por una baja demanda agregada externa y mercados financieros internacionales más frágiles. A este contexto se suman las crecientes demandas sociales y las presiones por reducir la desigualdad y aumentar la inclusión social”, alerta.

De esta forma, el panorama macroeconómico de los últimos años muestra una desaceleración tendencial de la actividad económica, con una disminución del PIB per cápita, caída de la inversión, baja en el consumo per cápita, menores exportaciones y un sostenido deterioro en la calidad del empleo.

“Todo esto llevará a que en 2019 la región crezca apenas 0.1% en promedio, mientras que las proyecciones de crecimiento para 2020 se mantendrán bajas, en torno al 1.3% para la región en su conjunto. En consecuencia, el período 2014-2020 sería el de menor crecimiento para las economías de América Latina y el Caribe en las últimas siete décadas”, finaliza.

Otras noticias:

El INAI ordena revelar amparos promovidos por Carlos Romero Deschamps

AMLO confirma que Beltrones busca amparo por el caso de desvíos en Chihuahua

Comentarios

Load More