Lighthizer a Seade: los agregados laborales de EU estarán bajo las leyes mexicanas

Jesús Seade se retira después de su reunión con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en Washington. Foto: AP / Susan Walsh Jesús Seade se retira después de su reunión con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en Washington. Foto: AP / Susan Walsh

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los agregados laborales que solicitó el gobierno de EU y que estarán en la embajada en México no serán inspectores y estarán sujetos a las leyes mexicanas, informó el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, al subsecretario de América del Norte de la cancillería, Jesús Seade.

En conferencia de prensa, el representante de México en la negociación del T-MEC dio a conocer la respuesta que le dio su contraparte estadunidense respecto de la polémica desatada tras la iniciativa enviada el viernes por el gobierno de Donald Trump para solicitar el envío de hasta cinco agregados que monitorearán el cumplimiento del acuerdo comercial.

La misiva estableció que las controversias en la materia serán resuelta por páneles y no por los agregados laborales.

Seade dio lectura a la carta que le dirigió Lighthizer en respuesta a la comunicación que el primero envió el 14 de diciembre de 2019 con respecto a la legislación de implementación que la administración Trump presentó al Congreso estadunidense la semana pasada, en relación con el Tratado México-Estados Unidos-Canadá.

“Como es típico en las embajadas de Estados Unidos en las principales capitales extranjeras, la Embajada de Estados Unidos en México actualmente alberga agregados de más de una docena de agencias federales, incluido el personal de los Departamentos de Agricultura, Comercio, Defensa, Tesorería y Justicia. Estas personas brindan experiencia técnica para apoyar la misión diplomática de Estados Unidos en México”, explica Lighthizer.

“El gobierno de Esados Unidos ha establecido personal en varias embajadas de todo el mundo, incluso en México, para ayudar a los gobiernos extranjeros a mejorar las condiciones de trabajo. México, a su vez, tiene muchos agregados establecidos en Estados Unidos desde las secretarías de Gobernación, Defensa Nacional, Seguridad y Protección Ciudadana, la Fiscalía General de la República, el Centro Nacional de Inteligencia, Economía, Agricultura y Desarrollo Rural, el Servicio de Administración Tributaria y la Unidad de Inteligencia Financiera.

“La Administración incluyó lenguaje en la legislación de implementación del T-MEC que autoriza a hasta cinco agregados del Departamento de Trabajo para trabajar con sus contrapartes mexicanas, trabajadores y grupos de la sociedad civil en la aplicación de la reforma laboral mexicana, incluso proporcionando asistencia técnica y desembolsando fondos para el desarrollo de capacidades y brindar asistencia al nuevo comité laboral interagencial del gobierno de Estados Unidos.

“Este personal no lo constituyen ‘inspectores de trabajo’ y cumplirá con todas las leyes mexicanas relevantes”, destaca la carta.

“Como saben, el mecanismo de respuesta rápida del T-MEC, el primero de su tipo, permite que un panel independiente compuesto por tres personas, elegido por las partes, solicite verificaciones in situ en cualquiera de nuestros tres países cuando haya preguntas de buena fe acerca de si en algún caso se le niegan derechos laborales clave a trabajadores.

“Pero esas verificaciones serán realizadas por panelistas independientes, no por los agregados laborales”, subraya la carta de Lighthizer.

Load More