Iniciativa de senadora un “avance” para dar asistencia espiritual al Ejército: líder evangélico

Arturo Farela, presidente la de Cofraternice. Foto: Benjamín Flores Arturo Farela, presidente la de Cofraternice. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La asistencia espiritual al Ejército y a las Fuerzas Armadas, por parte de las Iglesias, es el “principal avance” en la reciente iniciativa para reformar la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, opina el pastor Arturo Farela, dirigente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice).

Entrevistado por Apro, Farela indica que, anteriormente, las distintas Iglesias que operan en el país ya podían tener acceso a espacios gubernamentales para dar asistencia espiritual. Mencionó  como ejemplo hospitales o centros penitenciarios, pero ahora, con esta iniciativa, “ya se explicita que también podrán dar asistencia espiritual al Ejército y a las Fuerzas Armadas, lo cual es un avance”, dice Farela.

El líder evangélico no descarta que este sea un “primer paso” para que posteriormente se den las llamadas “capellanías castrenses”, organismos eclesiásticos mucho más institucionalizados. La finalidad de estos es brindar asistencia espiritual a los miembros del Ejército, con un cuerpo propio de sacerdotes –“capellanes”—adiestrados especialmente para asistir al sector castrense del país.

En este tema, la Iglesia católica, concretamente la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), ya lleva varios años negociando con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a fin de abrir no solo “capellanías castrenses”, sino incluso un “obispado castrense”, que es una diócesis exclusiva para el Ejército.

Eliminar requisitos burocráticos

Otro “avance” en esta iniciativa, dice Farela, es el que proponga eliminar algunos requisitos burocráticos que el gobierno actualmente les pide a las Iglesias, como el pedir permiso a la Secretaría de Gobernación para realizar ciertas campañas eclesiásticas.

Y otro avance más, dice Farela, es que las Iglesias ya podrán tener los bienes que quieran, no solo “los indispensables” para cumplir con sus funciones religiosas, como señala la legislación actual.

Y aclara que, a diferencia de lo que se dice, “la iniciativa no intenta acabar con la laicidad del Estado, como se ha venido manejando en algunos medios”.

Esta iniciativa de reformas la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público fue presentada por la senadora de Morena, María Luévano, del estado de Zacatecas.

Comentarios

Load More