Alegre fiesta pop del canadiense Shawn Mendes

Shawn Mendes en el Palacio de los Deportes. Foto: Chino Lemus/ Ocesa

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Las nuevas generaciones amantes de la música pop encuentran en el artista canadiense Shawn Mendes carisma y talento, tal como selló en la postal del viernes por la noche en el Palacio de los Deportes con una propuesta irradiante de frescura.

Alrededor de 15 mil fans, en su mayoría adolescentes, se rindieron al cantante de 21 años, quien ofreció un recorrido por sus éxitos durante cerca dos horas.

Los gritos incesantes emergieron cuando el güerito apareció hacia las 20:25 horas, arropado por un reluciente chaleco de mezclilla mostrando sus bíceps.

Como telón de fondo, una pantalla en forma de “luna llena” reproducía la figura del joven originario de Toronto.

El concierto tuvo para como apertura “Lost in Japan”, “There’s Nothing Holdin’ Me Back” y “Nervous”. La catarsis y la energía fueron permanentes, y los jóvenes que lo adoran corearon las rolas una a una, que él correspondió con chispeantes palabras en español como “muchas gracias México, te amo”.

“Stitches” y “Never Be Alone” calaron en el ánimo de principio a fin. La fanaticada se entregó sin concesiones, pues Shawn dio lo mejor de sí, ya desde la guitarra eléctrica, el cajón y el piano.

Una sonrisa permanente abrazaba a quienes abarrotaron el “Palacio de los Rebotes” –como le llaman chicas y chicos–, pero en realidad los cantos de Mendes y el acompañamiento de su conciso ensamble resonaron con fidelidad.

Había quedado en el olvido por completo el que no hubiera salido de su hotel a firmar autógrafos en su llegada a la Ciudad de México, donde incluso le llevaron mariachis –como se difundió en videos en redes sociales. Y es que el artista consiguió una encantadora fiesta de cuerpo presente en el foro, al cual arribó a paso veloz. En ese mar de fans estrechó sus manos, mientras se postraba bajo una monumental rosa donde lo esperaba su piano negro de cola.

Ahí tocó desde “Life of the Party” y “Ruin”, mientras le aventaron una bandera de México, la cual tomó con delicadeza para cobijar el instrumento. Luego de retornar al entablado general pudieron sentirse “Treat You Better”, “Particular Taste”, “Fallin’ All in You” y “If I Can’t Have You”. El irreversible desenlace sobrevino con “Why”, “Mercy”, “Fix You” y la aclamada “In My Blood”.

Shawn Mendes agradeció la despedida con la bandera en su espalda, entre gritos de euforia y una lluvia de papelitos multicolores. Cuando el reloj marcó las 22:20 horas, el rubio saltaba al rugido de “¡Shawn, Shawn, Shawn!”.

La misión quedó saldada en esta segunda fecha en la capital del país y hoy sábado tendrá un acto más en el mismo Palacio de los Deportes.

Comentarios

Load More