La actriz Juleen Compton dona al Munal el retrato que le hizo Diego Rivera

El retrato de Miss Juleen Compton. Foto: Cortesía Munal El retrato de Miss Juleen Compton. Foto: Cortesía Munal

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Retratada en Acapulco por Diego Rivera en 1956, la cineasta, escritora y actriz estadunidense Juleen Compton decidió, junto con su esposo Nicholas Wentworth, donar esta obra al Museo Nacional de Arte (Munal) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Perteneciente a la colección privada de la pareja hasta el jueves 19 de diciembre, cuando la entregaron a la subdirectora general del INBA, Laura Elena Ramírez, la obra realizada en oleo sobre tela y titulada Retrato de Miss Juleen Compton, se muestra por primera vez en México.

Así lo destacó la funcionaria a través de un comunicado del instituto, al calificar la donación como “un acontecimiento fundamental en favor del patrimonio artístico del país y de la diplomacia cultural entre México y Estados”.

El retrato muestra a la actriz sentada en un camastro cubierto por una toalla de franjas negras y amarillas, vestida con una bata roja, descalza, con la mirada fija en el espectador y rodeada de vegetación. Ramírez destaca como una virtud adicional a la obra, que en el reverso Rivera realizara el boceto de la obra Suburbios en Moscú, con la cual da cuenta de su estancia en Rusia.

“El gobierno de México, la Secretaría de Cultura y el INBAL están agradecidos con este voto de confianza que enriquece el acervo del Munal. Fue un hito que Rivera haya pintado esta obra de gran calidad plástica en los últimos meses de su vida”, subrayó Ramírez, quien estuvo acompañada de la directora del Munal, Carmen Gaitán.

La actriz, que trabajó en teatro con Lee Strasberg, compartió que cuando Rivera la pintó estaba en el ocaso de su vida. Acababa de regresar de Moscú, en donde recibió un tratamiento contra el cáncer en el Hospital Botkin. La coleccionista y mecenas Dolores Olmedo le brindó alojamiento en su casa de Acapulco y ahí fue donde la retrató, así como algunas de sus más importantes obras de caballete.

El INBA destaca que muchas de esas piezas no han sido exhibidas y es el caso del retrato de Compton.

 

 

Comentarios

Load More