La inflación registra en primera quincena de diciembre su nivel más bajo desde julio de 2016

En la primera quincena de diciembre, la inflación llegó a su nivel más bajo desde julio del 2016, luego de que el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un alza de 0.35% y a una tasa anual de 2.63% Foto: Benjamín Flores En la primera quincena de diciembre, la inflación llegó a su nivel más bajo desde julio del 2016, luego de que el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un alza de 0.35% y a una tasa anual de 2.63% Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La inflación llegó a su nivel más bajo desde julio del 2016, luego de que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un alza de 0.35 por ciento en la primera quincena de diciembre, así como una inflación anual de 2.63%.

El índice de precios subyacente presentó un crecimiento de 0.36% quincenal y de 3.59% anual. Esta se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Asimismo, la inflación no subyacente, es decir, aquella que sólo incluye a los productos agropecuarios y energéticos, además de las tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno, se ubicó en una variación anual de -0.15%.

Al interior del INPC, los precios que más se elevaron fueron los del transporte aéreo, los servicios turísticos en paquete, la cebolla, el gas doméstico LP, los precios de la vivienda propia, la gasolina de bajo octanaje, los nopales, la carne de cerdo, así como los restaurantes y similares.

En contraste, cayeron los costos del jitomate, naranja, pollo, aguacate, computadoras, limón, chile serrano, televisores, así como otras verduras y legumbres.

De acuerdo con el último Anuncio de Política Monetaria del Banco de México, para 2020 las inflaciones general y subyacente reflejarán tanto las condiciones de mayor holgura en la economía como las presiones de costos que se pudieran derivar de los aumentos en el salario mínimo, lo cual podría ubicarlas en niveles moderadamente superiores a los previstos en dicho Informe.

En cuanto a los riesgos para la inflación, según el Banxico, se encuentran la persistencia en la inflación subyacente; que el aumento reciente a los salarios mínimos conduzca a incrementos salariales por encima de las ganancias en productividad en diferentes segmentos de la población ocupada y que ello genere presiones de costos con afectaciones en el empleo formal y en los precios.

También que la cotización de la moneda nacional se vea presionada por factores externos o internos, si bien la mitigación de algunas de las tensiones externas y los avances en la ratificación del T-MEC han reducido este riesgo; la posible imposición de aranceles y medidas compensatorias, si bien este riesgo se ha reducido; los aumentos en los precios agropecuarios o en los energéticos mayores a lo previsto; y que se deterioren las finanzas públicas.

Comentarios

Load More