Gobernador de Guanajuato rechaza recibir a familiares de desaparecidos

Diego Sinhue Rodríguez, gobernador de Guanajuato. Foto: Comunicación Social de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez, gobernador de Guanajuato. Foto: Comunicación Social de Guanajuato

GUANAJUATO, Gto. (apro).– El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, se negó a recibir a los colectivos A tu encuentro y Justicia y esperanza, que en total agrupan a 54 familias que buscan a mujeres y hombres desde el 2011, desaparecidos en su mayoría a manos de particulares.

El colectivo A tu encuentro se creó para la búsqueda de desaparecidos originarias de Irapuato, a las que se han sumado de otros municipios.

Actualmente lo integran familiares de 32 personas desaparecidas: 19 en el 2019; ocho del 2018; tres en el 2017 y dos en 2016, oriundas de Celaya, Irapuato, Salamanca y León.

En tanto, el colectivo Justicia y esperanza agrupa a familias de 22 personas de San Luis de la Paz desaparecidas en el 2011, cuando viajaban en un autobús con rumbo a la frontera con Estados Unidos.

Las familias habían acudido al Congreso el 29 de noviembre para ser escuchadas en el marco de la elaboración de las leyes de desaparición forzada y por particulares, la de atención a víctimas y la de declaración de ausencia, y allí hicieron pública su demanda de ser recibidas por el gobernador.

Posteriormente, el 16 de diciembre, formalizaron su petición mediante un oficio entregado en la oficina del mandatario panista en el Palacio de Gobierno.

“Desconocemos si nuestros familiares se encuentran en cautiverio o fueron sido privados de la vida por organizaciones criminales que azotan a nuestro estado de Guanajuato; queremos encontrarlos vivos o muertos, necesitamos su ayuda”, expusieron en la carta en la que pidieron que los recibiera en audiencia.

Sin embargo, funcionarios de la Secretaría de Gobierno se comunicaron en lo individual con cada familia para informarles que Rodríguez Vallejo no los atendería, sino que lo haría personal de la propia Secretaría a partir del 8 de enero.

Además, les dijeron que no serían recibidas como colectivo, sino cada familia por separado y en distintas fechas, a lo que se negaron.

Por ello, en una nueva carta dirigida al gobernador y fechada el 21 de diciembre, los dos colectivos lamentaron que en lugar de atenderlos, se pretenda que lo hagan funcionarios de menor nivel de la Secretaría de Gobierno.

“Las familias de las personas desaparecidas evitamos las fechas de festejo, no tendremos Navidad ni Año Nuevo porque todos los días son de búsqueda de nuestros familiares. Por eso recibimos con mucha decepción la contrapropuesta proveniente de la Secretaría de Gobierno de reunirnos con funcionarios de segundo y tercer nivel”, lamentaron en la segunda misiva.

“Nuestra búsqueda de justicia, nuestras ganas de preservar la memoria viva de nuestros seres queridos y nuestro peregrinar en las instituciones, en medio del maltrato y la mentira, requieren de la respuesta de la más alta investidura del estado”, añaden.

En el nuevo llamado, en el que piden al gobernador que las atienda como colectivos junto con todo su gabinete de seguridad, las familias apelan “a su sensibilidad”.

 

Procuraduría de Derechos Humanos se niega a recibir queja

Este mismo lunes 23, en Irapuato, personal de la Procuraduría Estatal de Derechos Humanos se negó a iniciar un expediente de queja en contra de la Fiscalía General de Guanajuato, a solicitud de la hermana de un hombre desaparecido a quien no se le han proporcionado copias de la carpeta de investigación y tampoco han desahogado diligencias que se solicitaron desde hace dos meses.

José Gutiérrez, de la organización Sembrando comunidad, que asesora a familiares de personas desaparecidas en varios municipios, expuso que Micaela Rivera, originaria de Valle de Santiago, acudió este lunes a la Procuraduría en Irapuato para interponer una queja, pero se negaron a abrir un expediente.

Micaela pedía la intervención de la PEDHG después de que la última vez que solicitó copias de la carpeta de investigación, le respondieron que la copiadora “estaba mal del tóner y no le garantizaban que se las dieran”.

Antes de eso, en el Ministerio Público de Valle de Santiago “le aseguraron que habían mandado la carpeta a Irapuato porque allá atienden esos casos, pero cuando fue a Irapuato, le dijeron que no lo tenían. Regresó a Valle y reconocieron que lo tenían porque les faltaba desahogar unas entrevistas a unas personas que ella les había solicitado, pero no las había encontrado”.

Según el abogado, esa solicitud había sido hecha por Micaela desde hace dos meses y no había sido desahogada.

“El funcionario de la Procuraduría de Derechos Humanos le dijo que tenía que esperarse una semana a ver si la Fiscalía le da las copias o no y que antes no le podía recibir la queja. Pero eso no lo dice en ninguna parte, menos viniendo de la instancia de derechos humanos”, dijo Gutiérrez.

Load More