Los Pumas, estancados pero optimistas

El presidente de PUMAS, Leopoldo Silva. Foto: J. Raúl Pérez

En Pumas todo es optimismo. Al menos así lo transmite Leopoldo Silva, presidente interino del Club Universidad Nacional. En entrevista con Proceso, habla del estado deportivo y financiero que heredó en la institución, de los objetivos que le encomendó el rector de la UNAM, Enrique Graue, y sobre su antecesor, Rodrigo Ares de Parga, denunciado ante la SEIDO y la FGR por enriquecimiento inexplicable. “Son temas que no tienen nada que ver con el club (…) Se hizo una auditoría y los resultados son satisfactorios”, dice Silva.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El presidente interino del Club Universidad Nacional, Leopoldo Silva, asegura que recibió la institución en “inmejorable” estado deportivo y administrativo, pese a que su antecesor, Rodrigo Ares de Parga, abandonó el cargo en medio del escándalo por tres acusaciones de enriquecimiento inexplicable.

La encomienda que el rector Enrique Graue le dio a quien hace unos meses fungía como secretario administrativo de la UNAM fue que los Pumas califiquen a la Liguilla para que los aficionados estén contentos; pero nada le instruyó sobre las denuncias de hechos existentes en la Unidad de Delitos Fiscales de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y en la Fiscalía General de la República (FGR).

“Esas cuestiones que se han manejado respecto de Rodrigo Ares de Parga son temas personales que no tienen nada que ver con el club”, ataja Silva en entrevista con Proceso.

–¿No existe ninguna irregularidad entre la construcción de las casas de Ares de Parga y el dinero del club?

–Ninguna. Absolutamente no.

–¿Ustedes ya lo revisaron y fiscalizaron?

–Ya, se hizo una auditoría específica y los resultados son satisfactorios.

–¿Pero está abierta una investigación en la FGR?

–Desconocemos.

–Si esas investigaciones involucraran al club, ya los habrían notificado…

–Exactamente. Y no tenemos ninguna notificación ni la FGR nos dijo nada. Estamos al día con el pago de los impuestos, el pago del IMSS. No tenemos ningún adeudo.

–Si Ares de Parga dejó finanzas sanas, generó recursos para el club e hizo las obras de la cantera dos y la casa club, ¿entonces por qué se fue?

–Es una decisión personal que ya había tomado hace meses y con estos últimos acontecimientos él decidió hacerse a un lado.

–¿Lo hizo para no ensuciar al club? ¿Se alejó para resolver sus problemas personales?

–Exactamente.

La denuncia

El 25 de octubre último, el diario Reforma publicó una investigación de la reportera Alejandra Benítez en la que reveló el contenido de las mencionadas denuncias de hechos que fueron presentadas en agosto de este año y que versan sobre dos ejes: primero, que Ares de Parga recibió dinero “por fuera” por las transferencias de los jugadores que se compraron durante su gestión, el cual fue presuntamente utilizado para pagar mano de obra y materiales de varias casas que el exdirectivo construyó en Avándaro, Estado de México; segundo, que el costo de las obras en la Cantera y en la Cantera 2 está inflado y no corresponde a los 100 millones de pesos que declaró ante la prensa.

Reforma dio a conocer que el denunciante –cuyo nombre no está identificado– informó que el pago de los derechos de imagen del delantero Nicolás Castillo se hizo vía la empresa Deporte Zaga S.A. de C.V., con domicilio en Ecatepec.

“Se explicó que 1.9 millones (de dólares) se le pagarían en diversas exhibiciones, la última con fecha del 15 de diciembre de 2019. El jugador fue vendido al Benfica (de Portugal) en 2018 y el denunciante indicó que el jugador chileno negó tener relación y estar al tanto de esos pagos”.

El acta constitutiva de dicha empresa está a nombre de Tania Monserrat Espinoza, oriunda de Ecatepec, y de Atanasio López Hurtado, de Guanajuato, lo cual “supone una simulación similar a la que habría hecho con otros jugadores mediante éste u otros mecanismos para recibir dinero en efectivo del promotor Jorge Espinosa de los Monteros”.

En la denuncia quedó asentado que Espinosa de los Monteros periódicamente cambió a pesos diferentes cantidades de euros y dólares en una casa de cambio ubicada en la calzada México-Xochimilco y Huipulco, “para después entregar este dinero a un arquitecto de apellido Poo, quien era el encargado de pagar la raya de los trabajadores que laboraban en su construcción de Avándaro. Este arquitecto también estaba a cargo de los trabajos en la Cantera”, publicó el diario.

Sobre el punto dos, además de acusarlo de haber inflado el precio de las obras, el denunciante señaló que el material y diseño en las instalaciones del Club Universidad Nacional es muy similar al que utilizó en las casas que edificó en la calle Flavius II del club de Golf Avándaro y/o Rancho Avándaro.

“Dicho lote fue adjudicado en 2016 a Ares de Parga y, de acuerdo con las pruebas presentadas en la denuncia, se explicó que, mediante fotos satelitales, se comprobó que se construyeron de manera inusualmente rápida en 15 meses (…) De las ocho casas que edificó la empresa ARAPAU, propiedad de Ares de Parga, ya se vendieron cinco, también rápidamente.”

Entre otros hechos, el denunciante acusó a Ares de Parga de que, desde su llegada a la presidencia, nunca presentó ante la Asamblea de Socios, de manera física y detallada, los estados financieros.

La promesa

A decir de Leopoldo Silva, están a punto de terminarse las casas club que se construyeron durante la gestión de Rodrigo Ares de Parga: la del primer equipo y la que será para que vivan jugadores mayores de 15 años a quienes, además de entrenamiento, se les dará formación académica.

“En esas obras se han invertido alrededor de 150 millones de pesos, por eso es que el dinero (que generó Ares de Parga) no está ahorita en la caja (del Club Universidad). La Junta directiva del club aprobó que esos recursos se invirtieran en esas obras. El dinero no está en la caja, está invertido”, asegura.

–¿Cuánto dinero en total generó Rodrigo Ares de Parga durante su gestión?

–No puedo compartir la cifra. Son datos internos del club. A diferencia de hace algunos años, que sí había unos problemas económicos, hoy tenemos lo suficiente para que el club funcione y esté en números negros. Las obras están pagadas, no hay adeudos, sólo falta comprar el mobiliario de las casas. Quiero decir que recibo, interinamente, unas finanzas saludables.

De acuerdo con una nota publicada en el portal de la cadena deportiva ESPN, gracias a que con Ares de Parga los Pumas aumentaron de nueve a 17 el número de patrocinadores en 2016, el equipo tuvo ganancias por 4.7 millones pesos; en 2017, un déficit de 3.7 millones; en 2018 ganó 16 millones de pesos y en 2019 sumaron hasta 91 millones de superávit.

“Este año ya tenemos un remanente y en 2019 tendremos una ganancia de alrededor de 100 millones de pesos y tenemos que crear un fondo de contingencia en el club que nos permita hacer frente cuando no tengamos resultados”, declaró Ares de Parga en 2018.

Luego, en febrero último, al término de la Asamblea Ordinaria de Socios, manifestó que en 2021 los Pumas tendrán un fondo económico de soporte para sortear momentos de crisis de entre 8 y 10 millones de dólares.

Ahí fue donde acuñó la famosa frase de “comprar jugadores de a de veras”.

“Esperamos estar entre la quinta y sexta nómina (de la Liga MX) a partir de la temporada 2020-2021. Hoy estamos entre la 10 y la 12”, aseguró el directivo.

–Como ya hay finanzas sanas, ¿ya puede comprar jugadores “de a de veras”?

–Fue una mala forma de expresarlo por parte de él. Quería decir que iba a haber dinero suficiente para 2021. En 2020 todavía tendremos que irnos en términos moderados. Estamos en eso, armando el equipo. Ya tenemos dos contrataciones nuevas: un lateral izquierdo canterano que se había ido a foguear a España, Jerónimo Rodríguez (el equipo no ha oficializado su fichaje), y un mexicoestadunidense, Sebastián Saucedo, volante que puede funcionar por los dos lados de la cancha.

“Para el (torneo) Clausura 2020 seremos moderados. Estamos buscando dos incorporaciones más para el Apertura 2020 que empieza en julio. Posiblemente, y dependiendo de los resultados, veremos una incorporación más. Para el Clausura 2021 ahí podríamos ver algunos fichajes importantes”.

Hasta el cierre de esta edición, además de Rodríguez, Saucedo y de la contratación del delantero argentino Favio Álvarez, Pumas anunció la llegada de Alejandro Mayorga, procedente de Chivas.

“Pumas siempre ha apostado por un equilibrio en el primer equipo: un grupo de jugadores mexicanos de experiencia, de preferencia canteranos; extranjeros de calidad, no de renombre, y los canteranos jóvenes. Es la mezcla que le ha dado a Pumas resultados muy exitosos.

–Pues funcionó en otras épocas, hace años que ya no…

–Claro que ha funcionado. Hace ocho años fuimos campeones (contra Morelia en el Clausura 2011) y luego perdimos el título en penaltis (ante Tigres en el Apertura 2015). Quiero que voltee a ver otro de los equipos grandes de la capital que tiene 22 años sin ganarlo.

–No se puede comparar con Cruz Azul, eso no hace mejor a Pumas…

–No comparo, pero tenemos menos presupuesto y sin grandes fichajes hemos competido en muy buenos términos en la Primera División.

Ese es el propósito que tengo y que estoy transmitiendo al cuerpo técnico y al director deportivo: que Pumas siga siendo un equipo protagonista. El primer objetivo es calificar a la siguiente Liguilla y lo vamos a hacer, va usted a verlo, y ahí todo puede suceder. Ahorita (en la final del Apertura 2019) va a jugar el seis (América) contra el ocho (Monterrey).

–Pumas tampoco ha calificado a Liguilla y cuando lo logró los eliminaron de una manera poco honrosa..

–Tampoco. La goliza con el América (en semifinales del Apertura 2018, 6-1 en el marcador global), pero las demás no son deshonrosas. Sí hay mucha exigencia. La afición de los Pumas es muy exigente, lo gritan en la grada y tenemos que darle resultados, ese es el propósito de mi encomienda. Que el aficionado se sienta a gusto con su equipo, que juegue bien, que se entregue, que haya garra y calificar a la Liguilla.

–Si el proyecto del Club Universidad se sostiene con la cantera, ¿cuánto dinero se invierte en las fuerzas básicas?

–Por lo menos, 50% de los recursos.  Ahí estamos metiendo el dinero. Hay resultados y vamos a tener mejores. El equipo Sub-17 quedó dos años campeón durante la gestión de Rodrigo Ares de Parga. Ahora están en la Sub-20 y la decisión que se tomó es que ese equipo participe en esa categoría tal y como estaba.

“A la Sub-20 todos mandan a jugar a varios del primer equipo que no tienen cabida. Así lo hacía Pumas y se decidió que no. No fuimos campeones, pero nos fue muy bien. Esos Sub-20 van a estar muy pronto listos para la Primera División.”

–¿Míchel está consciente? ¿No pide refuerzos?

–Él dijo sí a los canteranos, pero pidió apoyo para reforzar la defensa, el medio campo y alguien adelante. En eso estamos. La ventaja que tenemos con Míchel es que fue canterano del Real Madrid. Entiende muy bien esto de las canteras. Algunos otros pueden ser muy exitosos, pero no está en su ADN la cantera.

–¿El entrenador les puso un nombre sobre la mesa?

–No, afortunadamente aquí trabajamos con el espíritu universitario, es una forma colegiada de decidir. No es que venga Míchel y diga: “Traigo este nombre”. Ni Chucho Ramírez tampoco. Se ponen nombres sobre la mesa y se analizan y escogemos entre lo deseable y lo posible. Porque si me traen nombres de grandes jugadores que cuestan millones de dólares, en este momento no hay forma de contratarlos.

–¿Se mantiene la idea de vender a los canteranos, como pasó con Jesús Gallardo, para tener dinero o mantenerlos para que Pumas gane con ellos?

–Por supuesto mantenerlos y tener muchos para prestar también o mandarlos de intercambio. Hay algunos que se van a ir al Atlante (Liga de Ascenso), sirve de fogueo si aquí no pueden jugar. Tenemos un acuerdo con el Atlante, pero estamos buscando otras posibilidades con el Juárez. Que algunos jóvenes puedan ir allá a jugar en intercambio o a préstamo, que jueguen y regresen al equipo con más experiencia.

“Sólo hay lugar para 11, son pocos los que pueden jugar, y si muchos se están oxidando, porque no pueden participar, que salgan a foguearse. La apuesta del club es que para el Mundial de 2026 haya por lo menos cinco canteranos de Pumas en la Selección.”

–¿Hay nombres de jugadores que puedan hacer eso realidad?

–Estamos trabajando con algunos muchachos. Y nos toca trabajar mucho con el seleccionador nacional, Gerardo Martino. Está con él Gerardo Torrado (director general deportivo de la Federación Mexicana de Futbol) que es un canterano de Pumas. Esa es nuestra mira, es otro de los objetivos. Falta mucho para eso, pero si no lo empezamos a trabajar ahorita, no se logrará.

–¿La afición tendrá que convencerse que más allá de los títulos, Pumas le aporta al futbol mexicano?

–Sí, y eso se tiene que valorar. Los directores técnicos que jugaron la final de la Liga de Ascenso son canteranos de Pumas: Alex Diego, del Atlante, y Alejandro Pérez, de Correcaminos. Pumas es un proyecto que abarca muchas otras cosas, no sólo son títulos. Es el impacto, cómo trasciende en el futbol mexicano. Queremos que el primer equipo sea campeón y hacia allá vamos. Con las mujeres igual, las vamos a impulsar mucho.

En los últimos 10 torneos, Pumas sólo ha clasificado a la liguilla en cuatro ocasiones: Torneo Apertura y Clausura 2018, Apertura 2016 y Apertura 2015.

En contraste con las finanzas sanas, en lo deportivo, Rodrigo Ares de Parga no pudo conquistar ni un título entre mayo de 2016 y octubre de 2019, cuando fungió como presidente del Club Universidad Nacional.

Desde el Clausura 2011, Pumas no ha sido campeón, lo cual, en opinión de Leopoldo Silva, no es grave.

Esta entrevista se publicó el 22 de diciembre de 2019 en la edición 2251 de la revista Proceso

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso