Bonilla traiciona a su aliado político, el PT

Jaime Bonilla, gobernador de Baja California. Foto: Octavio Gómez Jaime Bonilla, gobernador de Baja California. Foto: Octavio Gómez

MEXICALI, B.C. (apro).-  “Ése no era el acuerdo. ¿Porque dejaron correr el discurso si no lo iban a aprobar?”, reclamó airada la diputada del Partido del Trabajo, Claudia Agatón, al secretario de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, vía telefónica.

“Es para no creerse. Háblale al gobernador”, respondió del otro lado de la línea el secretario de gobierno y operador político del ejecutivo estatal, el morenista, Jaime Bonilla.

Se acababa de consumar, vía congreso local, la primera traición política de Jaime Bonilla a su aliado político el PT y con quien llegó de la mano a la gubernatura de Baja California, expulsando al PAN luego de 30 años de administración.

Minutos antes de la llamada, la bancada de Morena en el Congreso local votaba en contra de la desincorporación de un terreno de 8 mil 684 metros cuadrados, ubicado en el municipio de Ensenada. Ahí, el PT pretendía construir su primer CENDI en el estado y administrar bajo su asociación civil Tierra y Libertad, la estancia infantil número 121 del país.

El reclamo llegó hasta dirigencia nacional del PT, Alberto Anaya quien, según narró la diputada local, “estaba muy enojado”.

Y no era para menos. El rechazo a la desincorporación le implicó al PT perder en unos minutos, 40 millones de pesos que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y los diputados federales habían acordado y plasmado en el presupuesto de egresos de la federación para este año, el pasado mes de octubre.

Según narró la propia diputada, detalló que fue parte de los compromisos políticos: impulsar dichas estancias infantiles donde a los pequeños se les da computación y cuenta con el aval de las normas ISO901, 902 y 903, donde los estándares de enseñanza son reconocidos a nivel mundial y donde a las familias se les enseña el cultivo de huertos familiares.

“En el país tenemos 120 CENDIS y Baja California es el único que no tiene”, dijo.

Reveló que la mañana del 31 de diciembre, el dirigente nacional y ella misma, hablaron con el gobernador, Jaime Bonilla para corroborar el apoyo a la desincorporación.

“Cuenta con ello”, dijo el gobernador al ofrecer su palabra por delante.

Pero no cumplió.

En la sesión de ayer, a unas horas de que venciera el plazo para hacer válida la condición establecida en el presupuesto de egresos de la federación para la entrega de los 40 millones de pesos, (que se aprobara la desincorporación), los diputados de Morena en el estado decidieron votar en contra del dictamen que llegó como propuesta del ejecutivo estatal para desincorporar los más de 8 mil metros cuadrados.

Desde tribuna, el diputado y dirigente estatal del PT, Julio César Vázquez, habló de las bondades del futuro CENDI, dio cifras del costo real y el metraje del terreno. Antes, su compañera de bancada, la legisladora Claudia Agatón había realizado la labor de convencimiento político entre los dos diputados del PAN, Loreto Quintero y Eva Vázquez, así como el del Verde, Fausto Gallardo, para lograr su respaldo. Y lo logró.

La oposición votó a favor, sin embargo, 11 de los morenistas presentes, uno a uno, empezaron a votar en contra.

“No dábamos crédito. Hoy por la mañana Beto Anaya y yo hablamos con el gobernador y nos dijo que sí. Que iban a votar a favor”, relató.

Luego de la votación Claudia Agatón tomó el teléfono e hizo caso al secretario general para que llamara al gobernador Bonilla.

“Aquí sus chamacos se andan portando mal”, le dijo.

Y en un tono de sorpresa, Jaime Bonilla le respondió:

“¡Estoy sorprendido!”.

“Pero si usted lo va a inaugurar”, es para ayudar a la gente, no a los diputados del PT, le dijo la legisladora, pero ya no obtuvo más respuestas.

En entrevista, detalló que el presupuesto de egresos, en el apartado de la Secretaria de Educación Pública, se autorizó la entrega de 40 millones de pesos para la construcción de un CENDI en Ensenada, cuyo único requisito era que el gobierno del estado desincorporara el terreno. El plazo para lograrlo vencía a las 0:00 horas del 31 de diciembre.

Al no encontrar eco a sus reclamos ante el secretario general y ante el propio gobernador, los diputados petistas optaron por abandonar el recinto, donde horas después, a nombre del propio Bonilla, se realizaba otro albazo legislativo: nuevos impuestos para los bajacalifornianos.

Comentarios

Load More