“No hay impartición de justicia en Veracruz”: hijo de periodista asesinado en 2015

Protesta de Jorge Sánchez en el Palacio de Gobierno de Veracruz. Foto: Especial

XALAPA, Ver. (apro).- A cinco años del secuestro y posterior asesinato del periodista de La Unión, Moisés Sánchez Cerezo, sus familiares reprocharon en las afueras del Palacio de Gobierno que “pasan y pasan” fiscales y gobernadores con alternancia política, y nadie está preocupado por hacer justicia por los reporteros asesinados en la entidad.

“Son iguales los rojos, los azules, amarillos y ahora los morenos, que prometieron una transformación, pero no se ve”, fustigó Jorge Sánchez, hijo de Moisés, quien desde hace cinco años tomó las riendas del periódico que editaba su padre en Medellín y desde esa fecha también hace activismo pidiendo justicia.

Jorge Sánchez recriminó que a cinco años del asesinato de su padre, la Fiscalía General del Estado (FGE) apenas tenga retratos hablados y apodos de los autores materiales del homicidio, ello, pese a que son expolicías intermunicipales y estatales los presuntos responsables del crimen.

Reprochó que el presunto autor material del crimen, el exalcalde de Medellín Omar Cruz Reyes, continúe prófugo de la justicia y “paseándose impunemente” por restaurantes y centros comerciales del puerto de Veracruz y de Córdoba, lo que señaló que demuestra que el panista se encuentra totalmente despreocupado de su orden de aprehensión.

Jorge Sánchez indicó que con la actual administración de Cuitláhuac García no ha habido ninguna presión hacía la fiscalía para esclarecer los asesinatos de periodistas en Veracruz, pese a que en campaña habría prometido estar “como cuchillito de palo”, encima de los impartidores de justicia en la entidad.

El hijo de Moisés Sánchez reprochó que con la actual fiscal Verónica Hernández no ha existido una reunión de trabajo formal para tratar de “reactivar” las investigaciones por el asesinato de su padre.

Hoy, en la protesta del Palacio de Gobierno, los familiares de Moisés Sánchez colocaron una lona en la entrada principal y, ante la presencia de la prensa, los escoltas del inmueble gubernamental prefirieron colocar una cadena y cerrar por un tiempo breve el acceso principal al palacio.

“Tal parece que hoy nadie vino a trabajar, todos los funcionarios de la cuarta transformación siguen celebrando el año nuevo”, dijo Jorge Sánchez.

Moisés Sánchez Cerezo, activista vecinal y periodista del municipio de Medellín, fue “levantado” el 2 de enero de 2015. Casi 20 días después, su cuerpo fue encontrado en un paraje carretero en el municipio de Manlio Fabio Altamirano, en condiciones evidentes de tortura y vejaciones.

Durante una década, Moisés Sánchez escribió y tomó fotografías para el semanario La Unión. Desde principios del 2014 también se dedicó a organizar en su congregación a “guardias de seguridad”, además de que instrumentó un programa de “vecinos vigilantes” para contrarrestar la ola de inseguridad y robos del fuero común y federal que azotaban a su comunidad, ubicada en medio de los municipios de Boca del Río y Veracruz.

Durante el largo litigio han sido liberados, el comandante de la Policía Municipal de Medellín, Martín Sánchez Meneses, uno de los presuntos autores intelectuales del “levantón” y homicidio del periodista Moisés Sánchez Cerezo, quien abandonó la prisión Duport Ostión en el Puerto de Coatzacoalcos ya hace un par de años.

Sánchez Meneses fue incriminado por el expolicía intermunicipal Clemente Noé Rodríguez, quien lo responsabilizó de “haberle dado la orden” para privar de la vida a Sánchez Cerezo. Dijo que éste recibió instrucciones del alcalde panista Omar Reyes Cruz, quien cinco años después del crimen se encuentra prófugo de la justicia.

Hasta el momento continúan en libertad y sin orden de aprehensión El Harry, El Chelo, El Moy, El Piolín y El Olmos, los otros expolicías señalados por Clemente Noé Rodríguez como cómplices del crimen. La FGE sólo conoce sus apodos.

Omar Cruz Reyes, exalcalde de Medellín de Bravo –desaforado por el Congreso local el pasado 26 de marzo del 2016–, continúa sin ser localizado por la justicia, pese a que en la investigación ministerial 01E/2015 de la FGE el único asesino confeso lo señaló como autor intelectual del homicidio del periodista.

El testimonio del expolicía, incluido en los legajos de la investigación ministerial 01E/2015, destaca:

“Cuando El Harry le cortó el cuello a Moisés (sic), Harry le dijo a Noé: ‘Ya cumplimos con la orden que dio el alcalde de Medellín’”.

El contacto, dijo, “era (José Luis) Meneses –subdirector de la policía municipal y escolta de Cruz Reyes– para que el alcalde cumpla su palabra (sic). Esto sin lugar a dudas se refería al hecho de empezar a distribuir la droga, que era el compromiso que habían adquirido el alcalde, Meneses y El Harry”.

Comentarios

Load More