Nogales entra a la lista de ciudades que recibirán a migrantes desde EU

Migrantes esperan para presentar su solicitud de asilo cerca de la frontera con Estados Unidos, en Ciudad Juárez. Foto: Francisco Cedeño/Xinhua Migrantes esperan para presentar su solicitud de asilo cerca de la frontera con Estados Unidos, en Ciudad Juárez. Foto: Francisco Cedeño/Xinhua

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El gobierno estadunidense de Donald Trump anunció hoy que devolverá solicitantes de asilo extranjeros a la ciudad sonorense de Nogales en una ampliación del polémico programa “Quédate en México”, a través del cual más las autoridades fronterizas de Estados Unidos expulsaron más de 56 mil solicitantes de asilo a México.

Con esta ampliación, se eleva a siete el número de puertos de devolución de extranjeros no mexicanos: Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Matamoros, Piedras Negras y Nogales.

“La expansión al puerto de entrada de Nogales refleja el compromiso continuo de Estados Unidos y México hacia un programa que probó su efectividad en reducir el tráfico humano a través de la frontera sur”, aseveró el Departamento de Seguridad Interna (DHS).

El programa “Quédate en México” –cuyo nombre formal es Protocolo de Protección a Migrantes– fue severamente criticado desde su entrada en vigor, pues organizaciones defensoras de derechos humanos de Estados Unidos, México y Centroamérica aseguran que viola los tratados internacionales sobre el asilo.

Además, si bien el gobierno mexicano se comprometió a otorgar ayuda humanitaria a las personas devueltas, activistas que operan en la frontera norte aseveran que estas promesas quedaron en el aire, y que los solicitantes de asilo llegan a México en una situación de desamparo total, según documentaron en noviembre pasado.

Nota relacionada:

ONGs acusan que el gobierno de AMLO se alineó a política migratoria de Donald Trump

Si bien el gobierno mexicano siempre ha sostenido que el plan “Quédate en México” fue una medida unilateral de la administración Trump, se multiplicaron las evidencias de que este plan tuvo el visto bueno de Marcelo Ebrard Casaubón durante el periodo de transición.

Aparte de aceptar solicitantes de asilo devueltos, en junio pasado Ebrard aceptó intensificar la colaboración de México con la agenda antimigrante de Trump, mediante el despliegue de la Guardia Nacional en las fronteras para impedir el paso a los migrantes o el reforzamiento de los retenes en las carreteras del sur del país.

Como resultado, en un periodo de seis meses, el gobierno mexicano redujo en un 70% el número de migrantes que llegaron a Estados Unidos, y detuvo a 278 mil migrantes en ocho meses.

Comentarios

Load More