Académicos de la UNAM llaman a promover hábitos saludables en los videojuegos

Un torneo sobre videojuegos electrónicos. Foto: dgcs.unam.mx Un torneo sobre videojuegos electrónicos. Foto: dgcs.unam.mx

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– México es el principal consumidor de videojuegos en América Latina y el número 12 a nivel mundial, lo que podría ser utilizado para promover hábitos saludables, afirman expertos de la UNAM.

Adolfo Gracia Vázquez y Emmanuel Galicia Martínez, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), recordaron que el mayor punto de consumo de videojuegos se realiza a través de internet tras la migración de medios tradicionales al streaming.

Sin embargo, las empresas, particularmente las que ofrecen alimentos chatarra, encuentran en los videojuegos la manera de comunicarse con nuevos públicos, estimaron los académicos en un comunicado.

“Dentro de un videojuego, la publicidad aparece constantemente con promociones y descuentos, y para pasar a otro nivel se debe observar un video; también hay anuncios en torneos de videojugadores o a través de influencers, que transmiten en vivo sus partidas y hacen comerciales”.

Pese a ello, señala Galicia Martínez, los videjuegos se pueden adaptar para fomentar hábitos saludables mediante la realidad aumentada, pues algunos juegos incitan a los usuarios a tener actividad física y social.

Destaca los videojuegos sobre deportes electrónicos, donde se realizan torneos, que “constituyen uno de los negocios más importantes y de mayor crecimiento en este ámbito”.

“En esta tendencia se piensa en un videojuego como un deporte, y los anuncios van en función de que los “deportistas electrónicos” se alimenten al igual que los de la vida real.

De acuerdo con el comunicado de la UNAM, científicos estadunidenses realizaron un estudio entre 46 niños de entre 10 y 12 años.

El grupo que utilizó videojuegos que implicaban movimiento redujo su masa corporal en 3% y su colesterol en 7 por ciento.

En tanto, el grupo que se quedó sentado frente a la pantalla incrementó ambos valores.

“Partiendo de estos resultados, en México podríamos usar los videojuegos para controlar y manejar la obesidad en niños, propusieron”.

Por ello, los académicos proponen observar las regulaciones de los anunciantes en videojuegos, como las que ya se aplicaron a anuncios sobre alimentos y bebidas en televisión y radio.

“Existe una íntima relación entre la publicidad, las marcas de alimentos chatarra y los videojuegos, que se han posicionado como una nueva estrategia publicitaria. Por ello, los padres deben supervisar constantemente a sus hijos, sobre todo cuando se trata de su salud”, concluyeron.

Load More