Caen misiles en la Zona Verde de Bagdad y Trump amenaza con atacar 52 objetivos iraníes

Funerales del general iraní Qasem Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis en Najaf, Irak. Foto: Anmar Khalil/AP Funerales del general iraní Qasem Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis en Najaf, Irak. Foto: Anmar Khalil/AP

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Un día después de que el gobierno de Estados Unidos asesinara al general iraní Qasim Soleimani en Bagdad y desplegara 3 mil soldados adicionales en sus bases de Oriente Medio, un proyectil impactó la llamada Zona Verde de la capital iraquí, donde se encuentra la embajada estadunidense, y otro golpeó una base aérea donde hay soldados estadunidenses, sin causar víctimas.

A la par, las milicias iraquíes pro-Irán urgieron a las fuerzas de seguridad de su país a alejarse “al menos mil metros” de las bases militares donde se hospedan soldados estadunidenses a partir de mañana domingo a las 17 horas. Este mismo domingo, el parlamento de Irak decidirá si expulsa o no a los 5 mil 200 soldados estadunidenses presentes en el país, como remanentes de la invasión de 2003, en respuesta a la “violación de la soberanía de Irak”.

Entre ayer y hoy, Washington y Teherán multiplicaron las maniobras diplomáticas y declaraciones a la prensa para conseguir apoyos internacionales e internos, en una situación de tensión creciente.

Mike Pompeo, el titular del Departamento de Estado norteamericano, multiplicó las llamadas telefónicas y apariciones en programas de Fox News; si bien obtuvo –sin sorpresa– el apoyo de sus aliados en la región, como Israel, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, Pompeo se quejó de la reserva con la que lo trataron los gobiernos de la Unión Europea.

“Francamente, los europeos no fueron tan solidarios como yo creo que puedan ser, los británicos, los franceses, los alemanes deben entender que lo que hicimos, lo que los americanos hicimos, salvó vidas en Europa también”, dijo en Fox.

Emmanuel Macron, el presidente francés, no sólo se distanció del asesinato, sino que llamó al primer ministro iraquí para expresarle su apoyo con la soberanía territorial de Irak, la cual fue violada con el bombardeo desde un dron estadunidense hacia el convoy en el que viajaba el general iraní.

Notas relacionadas:

Actuamos para detener una guerra, no para iniciarla: Trump

Se dispara el petróleo tras la muerte de comandante iraní; el peso se deprecia 0.47%

En Irán, donde se llevaron a cabo protestas contra Estados Unidos y homenajes al general asesinado, el presidente Hassan Rouhani sostuvo un encuentro con el canciller de Qatar y aseveró que Estados Unidos pagará un “costo alto por su movida terrorista”.

Horas antes tuvo una plática telefónica con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y le pidió “ponerse al unisón” contra Estados Unidos en la región, una postura no correspondida por el turco, según se desprende del comunicado de la agencia de información oficial iraní.

Dicha agencia publicó notas de cada gobierno que condenó el asesinato de Soleimani, entre ellos Nicaragua, Cuba, Malasia o Rusia –aunque se limitó en expresar sus “condolencias” a la nación iraní–; también señaló que el canciller chino, Wang Yi, dijo a su contraparte iraní que Pekín repudia el uso de la fuerza.

Por su parte, el general Hossein Salami, el comandante en jefe de quien sustituyó a Soleimani en los Guardianes de la Revolución, aseveró que el asesinato de su predecesor marca “el fin de la presencia de Estados Unidos”, y adelantó que el cuerpo de seguridad a su cargo “tomará seguramente una revancha dolorosa y lamentable contra América”.

 

Trump amenaza con atacar 52 objetivos iraníes

Como parte de la escalada de amenazas, Donald Trump aseguró en Twitter que tiene identificados 52 objetivos iraníes para responder “muy rápido” y “muy fuerte” a cualquier represalia de Teherán.

“Que esto sirva como una advertencia de que si Irán ataca a cualquier estadunidense o activo estadunidense, tenemos identificados 52 sitios iraníes (que representan a los 52 rehenes estadunidenses tomados por Irán hace muchos años), algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, e Irán mismo, serán golpeados muy rápido y muy fuerte”, escribió Trump en Twitter.

Los 52 funcionarios estadunidenses a los que se refiere Trump son los que fueron tomados como rehenes en el asalto a la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979, cuando ambos países rompieron relaciones.

Comentarios

Load More