Banxico prevé inflación de 3.5% para primer trimestre de 2020 por aumento del IEPS

Inauguración del Seminario Perspectivas Económicas, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Foto: @ExITAM Inauguración del Seminario Perspectivas Económicas, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Foto: @ExITAM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, reconoció que la actualización del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas, cigarros y bebidas saborizadas, así como algunos efectos de base, provocarán “un chipotito” a la inflación en el primer trimestre del 2020.

Luego de participar en el Seminario Perspectivas Económicas, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el encargado de la política monetaria señaló que “para el primer trimestre se prevé cierto repunte por la entrada de algunos elementos como el IEPS y otros efectos base, pero se prevé que este sea transitorio, un pequeño chipotito, para continuar su tendencia a la baja”.

De acuerdo con Díaz de León, también habrá presiones en la inflación general derivado del aumento al salario mínimo y podría ubicarse en niveles moderadamente superiores a los previstos.

Para el banquero central, en el primer trimestre del año se proyecta que la inflación suba a un nivel de 3.5%, cuando finalizó el 2019 en 2.8%. Sin embargo, se mantiene dentro de la meta planteada por el Banxico.

Entre los riesgos de la inflación que ubicó el Banco de México en su último Anuncio de Política Monetaria, se encuentra la persistencia en la inflación subyacente; que el aumento reciente a los salarios mínimos conduzca a incrementos salariales por encima de las ganancias en productividad en diferentes segmentos de la población ocupada y que ello genere presiones de costos con afectaciones en el empleo formal y en los precios.

También que la cotización de la moneda nacional se vea presionada por factores externos o internos, si bien la mitigación de algunas de las tensiones externas y los avances en la ratificación del TMEC han reducido este riesgo; la posible imposición de aranceles y medidas compensatorias, si bien este riesgo se ha reducido; y aumentos en los precios agropecuarios o en los energéticos mayores a lo previsto.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso