La nueva fiscal de la CDMX descarta injerencia de poderes formales o fácticos

Ernestina Godoy, fiscal general de justicia de la Ciudad de México. Foto: Twitter @FiscaliaCDMX Ernestina Godoy, fiscal general de justicia de la Ciudad de México. Foto: Twitter @FiscaliaCDMX

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En su presentación formal como fiscal general de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), Ernestina Godoy afirmó que “ningún poder formal o fáctico tendrá injerencia en la nueva instancia y sentenció que tampoco se sujetará a cálculos políticos ni se sumará a condenas mediáticas ni fabricación de culpables o exoneraciones a modo”.

Ante la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el presidente del Tribunal Superior de Justicia capitalino (TSJCDMX), Rafael Guerra Álvarez, y el fiscal General de la República, Alejandro Gertz, entre otros invitados que se dieron cita en el Museo Interactivo de Economía, la llamada “fiscal carnal” advirtió también que ni su familia ni sus amistades determinarán su obligación legal con la procuración de justicia.

“Al margen de la ley nada, y por encima de la ley nada (…) no le vamos a fallar a la gente”, subrayó.

Godoy Ramos, quien se convirtió en fiscal capitalina gracias a una modificación al artículo 44 de la Constitución local que redujo de tres a un año el requisito de no haber desempeñado cargos de elección popular, admitió que no habrá acceso a la justicia mientras no se reduzcan las brechas de impunidad y corrupción que han permeado en la extinta Procuraduría General de Justicia capitalina.

La primera fiscal de la CDMX dijo que se dará prioridad a la atención de niñas y mujeres, además de “combatir a la violencia machista”.

Además, reconoció que la FGJ-CDMX debe olvidar la ineficiencia, malos tratos, negligencia, filtraciones, fabricación de culpables, omisiones, tortura, falta de personal, atraso tecnológico, violaciones al debido proceso y amiguismo que convirtieron a “la procuraduría en un problema y no en solución”.

Durante la tropezada lectura de su discurso, la exlegisladora federal y excoordinadora de Asuntos Jurídicos en la Procuraduría Social adelantó que la iniciativa del Banco de ADN presentada por Claudia Sheinbaum dará inicio en agosto entrante con el objetivo de resolver homicidios, secuestros, feminicidios y delitos sexuales.

Aunque omitió hablar de los pendientes como titular de la desaparecida PGJ-CDMX, Godoy prometió que contratarán a 100 médicos legistas; mil elementos de la Policía de Investigación; y 60 especialistas en criminalística, fotografía y accidentes de tránsito.

Contacto directo

Además, dijo que, a partir del 1 de febrero, personal del Ministerio Público acudirá a tomar la denuncia de las víctimas de robo a casa habitación en su domicilio. Ese mismo día, añadió, se abrirá una línea de “contacto directo con la fiscal”.

Godoy se comprometió a cumplimentar las órdenes de aprehensión rezagadas en los últimos cinco años, además de crear unidades especializadas en las alcaldías de Azcapotzalco, Iztapalapa y Tlalpan, para atender a víctimas de delitos sexuales.

Respecto a los delitos considerados no graves, la funcionaria dijo que antes que buscar mandar a la cárcel al acusado, “se debe priorizar la reparación del daño, como mecanismo alternativo de solución de conflictos en esos delitos de bajo impacto”.

En el cierre de su discurso, criticó a “los que piensan que deberíamos volver a los tiempos en que la justicia era la mano dura del Estado, pero se equivocan, lo que necesitamos una mano justa que castigue con evidencias y legalidad”. (Manuel Alejandro Godínez López)

Comentarios

Load More