Inconformidad por el desabasto de fármacos contra el VIH y el sida

Protesta por desabasto de medicamentos antirretrovirales. Foto: J. Raúl Pérez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Red Mexicana de Organizaciones en Contra de la Criminalización del VIH manifestó su inconformidad por el desabasto de medicamentos antirretrovirales (ARVs) en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y de Petróleos Mexicanos (Pemex), afectando a los usuarios desde hace varios meses.

Firmado por la coordinadora nacional, Patricia Ponce, en el pronunciamiento se exhortó a la Secretaría de Salud, al Insabi, al IMSS, al ISSSTE y a Pemex a dar inmediata solución al desabasto de antirretrovirales que sigue presentándose, así como realizar una efectiva planeación, adquisición, distribución y entrega de éstos en lo subsecuente.

Además pide que manifiestan su postura frente al problema el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el sida (Censida), como órgano rector nacional, dependiente de la Secretaría de Salud, y el Consejo Nacional para la Prevención y el Control del sida (Conasida).

“Diversas razones se han expuesto para tratar de justificar dicho desabasto, no obstante, cualquier que sea el origen de esta problemática ha puesto en peligro la salud y la vida de las personas con VIH y con sida al dejar de recibir sus medicamentos de manera continua e ininterrumpida”, señaló.
Desmintió a las instituciones del sector salud que han manifestado la entrega de dichos medicamentos, por lo cual, las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a la defensa de los derechos humanos de las personas con VIH han documentado el desabasto y ya presentaron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

No entregar oportunamente los medicamentos a los enfermos es perjudicial a su salud porque se duplica el riesgo de progresión de la infección causada por el VIH o éste se vuelva resistente a los medicamentos y se desarrolle el sida.

“Por otro lado, los cambios de esquemas de antirretrovirales deben obedecer a fallas terapéuticas o alguna mejora para la o el usuario derivados de la optimización del tratamiento, en estricto apego a lo que dispone la Guía de Manejo Antirretroviral de las personas con VIH vigente, no a la disponibilidad de lo comprado o distribuido por el gobierno federal”, apuntó.

El 3 de mayo del año 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció excepción en la compra de medicamentos antirretrovirales. El 6 de mayo, la Secretaría de Salud informó sobre la atención a los casos donde se reporte la falta de medicamentos.

El 6 de diciembre de 2019, el IMSS emitió un comunicado donde aseguró que adelantaría la ministración del nuevo esquema de antirretrovirales para garantizar servicios médicos integrales a sus derechohabientes.

“La Red Mexicana es respetuosa de los procedimientos administrativos en la adquisición de bienes y servicios y, por supuesto estamos en contra de la corrupción en cualquier área, pero ello no justifica, en ningún caso, la suspensión o incumplimiento de las obligaciones federales para con la garantía de los derechos humanos hacia las personas con VIH o con sida”, concluyó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso