Policías en Morelos acusan que mandos dejaron libres a presuntos secuestradores

En el Edomex, se intoxican 72 trabajadores por comida en mal estado; 8 permanecen bajo observación En el Estado de México, 72 trabajadores se intoxicaron luego de consumir comida en mal estado.

CUAUTLA, Mor. (apro).- Policías de Cuautla realizaron la detención de tres presuntos secuestradores la madrugada del domingo pasado, en un domicilio de la colonia Iztaccíhuatl, sin embargo, dos mandos de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) les ordenaron la liberación de los mismos, denunció el director de Seguridad Pública de ese municipio, Isael Nieto Pliego.

A través de un video difundido en las redes sociales, el agente señala directamente al director de Proximidad Social, Ángel Landa Hernández, y a Raúl Gómez Cruz, conocido como “Piloto”, director de Inteligencia, ambos de la CES, de ordenarles la liberación de los detenidos, sin mayor argumento.

Nieto Pliego narró que los elementos policiacos acudieron a un reporte de detonaciones de arma de fuego en la zona del recinto ferial, donde encontraron a varias personas escondidas, quienes dijeron haber estado secuestradas en un domicilio.

Los policías, detalló, acompañados de las supuestas víctimas, acudieron al lugar, ingresaron y en el interior encontraron “un arma de fuego corta y una persona escondida con un cuerno de chivo”.

En el sitio se realizó una revisión y se sumaron elementos de la Guardia Nacional y policías de adscritos a otros municipios del oriente de Morelos. También llegó el secretario de Seguridad Pública de Cuautla, Gamaliel González Ravelo, jefe de Nieto Pliego, quien primero ordenó el traslado de los detenidos a Cuernavaca para su puesta a disposición, pero luego cambió la orden.

Los policías fueron trasladados a las instalaciones de seguridad regionales que están en Tetelcingo y en el domicilio donde ocurrió el operativo se quedaron elementos resguardando. Sin embargo, González Ravelo ordenó que se retiraran para “no contaminar la escena” del crimen.

Enseguida, el supuesto dueño de la casa, a quien no se identificó, acusó a los policías y luego interpuso una denuncia penal por haberse robado 700 mil pesos.

Ya en Tetelcingo, los mandos señalados: González Ravelo, Landa Hernández y Gómez Cruz, ordenaron a los policías cambiar la versión de los hechos.

La orden fue que los detenidos tenían que ser considerados víctimas y las personas que habían denunciado secuestro como presuntos delincuentes, según el denunciante.

Nieto Pliego agregó que, al mismo tiempo, pidieron a una unidad de la policía que se llevara a los detenidos, “quienes fueron liberados en (la avenida) Insurgentes (de Cuautla)”.

Enseguida, los mandos dieron la orden de no permitir la salida de los policías y su jefe del cuartel en Tetelcingo. Mandaron traer a personal de Asuntos Internos.

“Cuando llegó (Asuntos Internos), de manera prepotente, empezó a decirnos a todos que no sabíamos en lo que nos habíamos metido”, contó el encargado del operativo. Los policías fueron trasladados de Tetelcingo a las instalaciones de Seguridad Pública de Cuautla y ahí Nieto Pliego hizo el video de denuncia.

Horas más tarde, el gobierno de Morelos publicó un comunicado en el que informó que “una de las víctimas, a quien el director municipal califica de secuestrador ya presentó su denuncia ante la Fiscalía General del Estado por allanamiento y robo”.

Dijo además que la investigación interna la realiza no sólo personal de la CES, sino de las fiscalías General del Estado y de la República (FGR).

Apro obtuvo información respecto a que 25 policías de Cuautla, quienes habrían participado en el operativo, fueron “cesados” mientras la investigación concluye para el deslinde de responsabilidades.

Entre los elementos castigados está el director de Seguridad Pública, Isael Nieto Pliego, a quien, según fuentes cercanas a la familia, se mantiene “incomunicado”, “sentado en una oficina sin salir ni poderse comunicar con nadie”.

Tanto el policía en el video como sus familiares manifestaron temor de “perder la vida” o al menos, “la chamba” luego de la denuncia.

Comentarios

Load More