Hallazgo en Azcapotzalco es vestigio de la antigua Mexicapan: INAH

Plataforma doméstica de élite de la antigua parcialidad de Mexicapan, en el Centro Histórico de Azcapotzalco. Foto: inah.gob.mx Plataforma doméstica de élite de la antigua parcialidad de Mexicapan, en el Centro Histórico de Azcapotzalco. Foto: inah.gob.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el Centro Histórico de Azcapotzalco, bajo el Paseo de las Hormigas, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron los cimientos de una casa, misma que representa una de las plataformas prehispánica más grandes localizadas en esta alcaldía.

La estructura mide seis por ocho metros y pertenece al antiguo Mexicapan, un barrio residencial del altépetl, conquistado por los mexicas en 1428, informó la investigadora de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, Nancy Domínguez Rosas, según se lee en un comunicado de ese instituto.

Ese año, de acuerdo con los historiadores, los tenochcas conquistaron el señorío de Azcapotzalco y lo dividieron en parcialidades autónomas de Tepanecapan y Mexicapan, gobernadas, cada una, por un tlatoani. En la primera habitaron los chinamecas-tepanecas y en la segunda los mexicas.

Se cree que, al oriente de este centro ceremonial, en Azcapotzalco, fue construida, durante la época de la Colonia, la Parroquia de San Felipe y Santiago el Menor.

El hallazgo se realizó en el marco de un proyecto de infraestructura urbana para reubicar puestos comerciales en el Paseo de las Hormigas, conocido como “el hormiguero”.

“El pasaje, delimitado por las avenidas Jerusalén y Azcapotzalco, está dividido en cuatro sectores. Se abrieron 31 unidades, de uno por dos metros, para colocar las zapatas o cimentaciones superficiales en las que se anclará la cubierta”, indicó.

En la actualidad, añadió, las excavaciones se concentran frente al mercado y la avenida Jerusalén, donde los “chintololos”, como se autonombra la gente de Azcapotzalco, pueden apreciar los restos prehispánicos.

Hasta el momento se han registrado dos etapas de edificación de la plataforma. La primera data del Posclásico Tardío (1350-1519 d.C.) y está formada por un núcleo de cantos rodados recubiertos con piedra laja y estuco, además de preservar pisos con enlucido. De la segunda: otro núcleo de piedras lajas unidas por cementantes, el cual continúa bajo la Avenida Jerusalén, así como el desplante de una escalera; aún faltan los resultados del análisis de materiales para determinar su temporalidad, explicó.

Asimismo, se encontraron otras estructuras similares que, en conjunto, integran un barrio doméstico de jerarquía, como sugiere la calidad de los materiales vinculados al espacio, en su mayoría cerámica de las fases Azteca II (1329 a 1398 d.C.) y III (1300/1400 d.C. hasta el siglo XVI), además de objetos líticos y de hueso, agregó.

“Este tipo de obras públicas nos permiten recuperar información y contrastarla con la información proporcionada por las fuentes históricas, con el fin de comprender la funcionalidad que tuvieron estos espacios. El salvamento arqueológico en Avenida Jerusalén es una oportunidad que brinda información relevante con respecto al modo de vida que tenían los habitantes de Mexicapan”, agregó Domínguez.

Recordó otros salvamentos arqueológicos realizados en las cercanías de la alcaldía, sobre todo al note donde encontraron chinampas, plataformas y entierros humanos de la época, datos para reconstruir la configuración urbana de Azcapotzalco en la época prehispánica.

Lo anterior se dio a conocer tras la confirmación, hace cuatro días, de que el llamado “Tejo de oro”,  hundido hace 500 años en los canales de México-Tenochtitlán, representa a uno de los lingotes del pasaje conocido popularmente como “La noche triste”.

Comentarios

Load More