Caso saxofonista agredida: familia de exdiputado denuncia hostigamiento

La saxofonista María Elena Ríos y su madre fueron agredidas en Huajuapan de León, Oaxaca, el pasado 11 de septiembre. Foto: Tomada de Facebook La saxofonista María Elena Ríos y su madre fueron agredidas en Huajuapan de León, Oaxaca, el pasado 11 de septiembre. Foto: Tomada de Facebook

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La familia del exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, quien es buscado por la policía por su presunta participación en el ataque con ácido a la saxofonista María Elena Ríos, decidió dar la cara, luego que la Fiscalía General del Oaxaca (FGO) reveló que también uno de los hijos del exlegislador estaría implicado en el caso.

En una carta abierta, Soledad Hernández García, esposa del prófugo de la justicia, quien por separado se deslindó de los hechos que se le imputan, en un escrito enviado a un diario nacional, se puso a disposición de las autoridades para “hacer todas las declaraciones necesarias”.

Argumentó que lo hace, pues su familia ha sido objeto de amenazas, tentativa de secuestro y “linchamiento mediático infundado”.

“Mis hijos y yo negamos categóricamente toda participación en los hechos, en cualquiera de sus formas”, subrayó.

Y añadió: “Mis hijos y yo estamos abiertos al diálogo ante cualquier persona y autoridad para hacer todas las aclaraciones necesarias, con las reservas de ley, y si por alguna acción u omisión de nuestra parte involuntariamente se dañó a alguna persona, tenemos la voluntad de solucionarlo.

“Sin embargo, pedimos y exigimos por este medio, que ya se deje de causar todo acto de intimidación o molestia a nuestras personas y familias, pues también estamos en disposición de ejercitar las acciones legales correspondientes, hasta que nuestros derechos se respeten”.

Soledad Hernández también deslindó de cualquier responsabilidad a su esposo y aseguró que se le está “perjudicando injustamente por razones políticas y por otro tipo de intereses, así como por competencia desleal de quienes en tiempos recientes se decían sus amigos o sus socios, y que ahora aprovechándose de las circunstancias están obteniendo grandes beneficios económicos y financiando a terceros (as) para perjudicarlo”.

Notas relacionadas:

Detienen a sospecho de ataque con ácido contra saxofonista

Ordenan detención de exdiputado priista por ataque contra saxofonista de Oaxaca

Sin mencionar el nombre, la esposa de Vera Carrizal apuntó hacia una exsocia de su esposo, de quien, dijo, que ha alterado documentos con la finalidad de apropiarse de bienes de su marido y de su familia.

“Se comenta también que ella puede tener relación directa con lo ocurrido a la ofendida María Elena Ríos Ortiz; sabemos también que la esposa de un empresario del mismo giro comercial, por agravios de pareja, puede tener responsabilidad con lo ocurrido a la ofendida; pues ahora sin razón alguna ambas se ocultan o han desparecido”, destacó.

En otra parte de su escrito, la mujer habla del hostigamiento del que han sido víctimas a raíz de que se incriminó a su esposo en la agresión a la joven saxofonista.

Expuso: “Los delitos y las penas no deben sobrepasar de las personas que los cometan, así lo establece la Constitución Federal y demás leyes secundarias. Por esta razón, repruebo enérgicamente que, por estos hechos, se esté llevando en contra de mis hijos, familiares y bienes, acciones de amenazas, tentativas de secuestro y un linchamiento mediático infundado”.

Añadió que “después de estos lamentables hechos, en muchos medios de comunicación, escritos y electrónicos, sin tener un conocimiento exacto de los mismos, porque al ser de naturaleza penal su información es reservada, se empezaron a hacer diferentes señalamientos en contra de mi esposo, los cuales marcaron y perjudicaron su fuente de trabajo, la cual no es sólo de él sino de varias familias ajenas y de las familias que han conforman nuestros hijos; incluso se hizo una convocatoria pública en redes sociales para tomar venganza, incitándose abiertamente a lanzar ácido o dañar de cualquier manera a los integrantes de mi familia, no obstante que no conocemos a la ofendida ni a las demás partes involucradas”.

Además, sostuvo que inmediatamente después de lo anterior “mis hijos y yo empezamos a notar que diversas personas, al parecer policías, vigilan nuestros domicilios y nos siguen a todas partes, se estacionan por tiempos prolongados en nuestros centros de trabajo, y ocupantes de camionetas sospechosas pretendieron secuestrar a una de mis hijas”.

A nombre de sus hijos y de ella misma, Soledad Hernández reprobó, luego, los delitos cometidos contra María Elena Ríos Ortiz.

“Soy inocente”

“Soy totalmente inocente de estos hechos”, aseguró Juan Vera Carrizal, en un audio difundido en www.vivonoticias.mx.

“Es increíble como el linchamiento mediático a la opinión publica deriva de acusaciones sin fundamento y ha querido ver un culpable en mí y no lo soy”, dijo el exlegislador prófugo.

Y agregó: “no tengo nada que ver con lo ocurrido a María Elena Ríos Ortiz. Jamás he sido una persona violenta, no seré capaz de hacer nada que pudiera dañar a María Elena Ruiz Ortiz”.

En la grabación le preguntan “¿por qué no salió a desmentir los señalamientos?”, y en respuesta sostiene que sí lo hizo el 7 de octubre ante medios de comunicación.

¿Cuál fue su relación con María Elena?, insisten al exdiputado. Él reconoce: “primero, fue una relación laboral con María Elena, y después sentimental, muy cordial, respetuosa y que lo diga ella de sus propias palabras”.

(Manuel Alejandro Godínez López y Pedro Matías)

Comentarios

Load More