Alfaro busca reformar Ley de Pensiones para favorecer a Grupo Universidad, denuncian burócratas

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro. Foto: Twitter @EnriqueAlfaroR El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro. Foto: Twitter @EnriqueAlfaroR

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Con el pretexto de garantizar una “auténtica representación sindical” dentro del Consejo Directivo del Instituto de Pensiones de Jalisco (Ipejal), el gobernador Enrique Alfaro Ramírez busca reformar la ley en la materia.

No obstante, burócratas inconformes destacaron que la reforma planteada por el mandatario estatal sólo favorecería al Grupo Universidad, que controla el exrector Raúl Padilla López.

Actualmente el Ipejal cuenta con un Consejo Directivo integrado por dos representantes del gobierno del estado, uno del municipio de Guadalajara y uno más de la Federación de Sindicatos de Empleados al Servicio de los Poderes del Estado, Municipios y Organismos Públicos Descentralizados (FSESEJ), que dirige Juan Pelayo Ruelas, y se encarga de tomar las decisiones sobre cómo y dónde se invierte el dinero de los servidores públicos.

En la iniciativa para reformar la Ley de Pensiones –enviada al Congreso local el pasado 16 de diciembre–, Alfaro propone modificar la fracción III del artículo 151 de la Ley del Ipejal, para eliminar la exclusividad de la FSESEJ.

Tras argumentar que la ley no debe favorecer a una central sindical, el texto destaca que cada tres años el Consejo Directivo del Ipejal, a petición de cualquier federación de sindicatos, “podrá revisar y en su caso sustituir la representación” que cuente con la mayoría de agremiados conforme al informe que rinda el Tribunal de Arbitraje y Escalafón (TAE).

Burócratas inconformes, quienes pidieron el anonimato, aplaudieron la iniciativa de Alfaro, pero manifestaron que dentro de la reforma existe un transitorio que menciona: “por única ocasión se tomará en consideración la membresía de sindicatos de Empleados al Servicio del Estado del 29 de mayo de 2019”.

Esto, apuntaron, significa que la única opción sería la Federación de Sindicatos Independientes de los Municipios y Organismos Públicos Descentralizados de Jalisco (Fesijal) –encabezada por Juan José Hernández Rodríguez, ‘El Choko’, quien además es representante del Sindicato Único de Trabajadores del Hospital Civil de Guadalajara (SUTHC)–, que congrega a 20 sindicatos y 12 mil 908 trabajadores.

La Fesijal es un “ente político de la Universidad de Guadalajara, El Choko no responde ni a los intereses de los trabajadores de los hospitales, ni a los intereses de los sindicatos, él responde a los intereses del Grupo Universidad”, resaltó el representante de los inconformes.

Parte del control del Ipejal, dijo, se entrega “a un poder fáctico que es la Universidad de Guadalajara, con el argumento de que tienen la mayoría de 2019, pero si la modificación se da este año, tiene que hacerse un recuento en 2020”.

Asimismo, manifestó que el 18 de octubre de 2019 se conformó Sindicatos Autónomos Federados (Safe), que aglutina a 21 organizaciones y representa a 11 mil servidores del estado, y su líder es José Miguel Leonardo Cisneros. Esa Federación, abundó, no se tomaría en cuenta.

La Fesijal “juega con una mayoría ficticia porque el recuento” del TAE es de sindicatos de burócratas, pero incluyen al Sindicato de Empleados Públicos del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SEPSIAPA), cuyo contrato colectivo de trabajo está depositado en el Apartado A del artículo 123 constitucional, no en el B, como el resto, que establece la relación de trabajo entre los Poderes de la Unión y sus servidores.

Los afiliados al SEPSIAPA “no son burócratas, porque para serlo tendrían que liquidar el contrato colectivo y pasarse al Apartado B”, y esto implicaría que renunciaran a cotizar ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la modalidad 10 y sólo recibirían jubilación en Ipejal, no de ambas instancias como actualmente sucede.

El SEPSIAPA cuenta con aproximadamente 2 mil 300 afiliados, no burócratas, por lo que la Fesijal quedaría sólo con 10 mil 608 agremiados, por debajo de Safe, recalcó el líder de los inconformes, cuyo nombre fue omitido por seguridad.

Safe contabiliza a 180 miembros del Sindicato de Trabajadores Unidos del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), que también deberían restarse, agregó.

Y más: “El transitorio es una dedicatoria sin nombre para entregarle la representación de la silla de Pensiones a la Universidad de Guadalajara, cuando ésta presenta muchas deficiencias en sus sistemas pensionarios. No está el total de trabajadores de hospitales civiles adheridos a Pensiones y la Universidad no es transparente”.

Prosiguió: “Se interpreta que es un pago de favores al Grupo Universidad, pero lo correcto es que desaparezcan el transitorio y convoquen a todas las federaciones para que sea un acto democrático”.

La propuesta del gobernador será votada en los próximos días, según mencionó el diputado Esteban Estrada, de Movimiento Ciudadano.

Notas relacionadas:

Vinculan a proceso a tres exfuncionarios del Ipejal por un quebranto de 3.1 mdp

Informe del TAE sobre Federaciones

El 28 de mayo de 2019, personal del TAE acudió al área de Colectivos de la misma dependencia para revisar los expedientes de los sindicatos que, a su vez, forman parte de cada una de las federaciones registradas ante esa instancia.

En total se hallaron cinco que cuentan con toma de nota, y en primer término aparece Fesijal, que congrega a 20 sindicatos y 12 mil 908 trabajadores.

Entre otros, dicha federación está compuesta por el Sindicato Único de Trabajadores para la Educación de Jóvenes y Adultos, Sindicato OPD de Sistema DIF Guarderías y Preescolares y Sindicato Único del Fomento Deportivo de Guadalajara.

Por su lado, la FSESEJ está conformada por 38 organizaciones y cuenta con 7 mil 780 agremiados.

En tanto, la Federación Democrática de Trabajadores de Jalisco (Fedetjal), representada por Martha Elia Naranjo Sánchez, tiene a seis sindicatos que agrupan a 2 mil 689 trabadores, entre ellos el Sindicato Autónomo de Servidores Públicos del H. Ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga.

De la Federación de Sindicatos de Jalisco (FJS), cuyo secretario general es Sergio Alberto Padilla Pérez, forman parte seis organizaciones, que aglutinan a 569 servidores públicos, mientras que la Federación General de Trabajadores del Estado y Municipios (FGTEM) cuenta con dos secretarios colegiados, Julián Álvarez Cuevas y Francisco Javier Navarro Rodríguez, y congrega a siete sindicatos con 923 trabajadores.

Personal del TAE detectó que “algunas de estas federaciones de sindicatos de servidores públicos, a su vez, cuentan con organizaciones obreras que en su momento fueron registradas ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del estado de Jalisco (JLCA)”.

Comentarios

Load More