Reo acusado de abuso sexual se ahorca en el baño de su celda, en Colima

El Centro de Rehabilitación Social de Colima. Foto: Tomada de Twitter @SSP_COLIMA El Centro de Rehabilitación Social de Colima. Foto: Tomada de Twitter @SSP_COLIMA

COLIMA, Col. (apro).- Un interno del Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad se quitó la vida al colgarse de la regadera del baño de la estancia correspondiente al área de tratamiento especializado, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno estatal.

El fallecido se encontraba en calidad de procesado a disposición del Juzgado Segundo Penal de Colima, por los delitos de abuso sexual, violación equiparada y explotación de personas.

A través de un comunicado emitido la noche del martes, la corporación confirmó el hecho y dio a conocer que el cuerpo fue localizado por elementos de seguridad y custodia, quienes al percatarse de su ausencia abrieron la estancia para supervisar el lugar, encontrando en ese momento a la persona privada de su libertad colgada y sin signos vitales.

En atención a los protocolos para la atención de casos de esa naturaleza, los trabajadores informaron al personal médico del Cereso, que confirmó el fallecimiento de la persona por ahorcamiento.

De acuerdo con la SSP, las autoridades del centro penitenciario acordonaron la zona para resguardar la evidencia y se dio parte a la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que el Servicio Médico Forense (Semefo) se encargó del levantamiento del cuerpo y la necropsia correspondiente.

Casos anteriores

Apenas el 29 de octubre anterior, dos reos fueron encontrados muertos en el exterior de uno de los dormitorios del Cereso de Colima y, aunque la Fiscalía General del Estado abrió una carpeta de investigación, casi tres meses después no se ha dado a conocer el avance de las investigaciones ni la identificación y procesamiento de presuntos responsables.

Las víctimas, de 35 y 38 años de edad, estaban recluidas en el Cereso por su presunta responsabilidad en la comisión de delitos contra la salud.

Por otra parte, en los últimos meses han ocurrido en el interior del reclusorio enfrentamientos entre presos de bandas criminales antagónicas, de los que habían resultado algunos internos heridos con arma blanca o piedras.

Una de las riñas, ocurrida en el área de sentenciados el pasado 23 de mayo, dejó tres internos heridos y obligó al ingreso del Grupo Antimotines de la SSP con el propósito de mantener la seguridad interior del penal, evitar la distribución y consumo de drogas, así como decomisar aparatos de comunicación y armas hechizas.

Otro enfrentamiento se produjo el pasado 27 de septiembre y tuvo como resultado ocho presos lesionados, pertenecientes a grupos delictivos contrarios, según informó en su momento el titular de la SSP, Enrique Sanmiguel Sánchez.

Comentarios

Load More