Ejecutan a Aurelio Gancedo Rodríguez, presuntamente involucrado en la compra del malware espía

Homenaje en el PRI de San Luis Potosí a su exdirigente, Aurelio Gancedo. Foto: Facebook @pri.sanluispotosi Homenaje en el PRI de San Luis Potosí a su exdirigente, Aurelio Gancedo. Foto: Facebook @pri.sanluispotosi

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. (apro).- Aurelio Gancedo Rodríguez, expresidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y exfuncionario de la Procuraduría General de la República (PGR), señalado como presunto involucrado en la compra del malware espía del gobierno federal denominado Pegasus, fue asesinado y su cuerpo descuartizado.

Los restos del exfuncionario se hallaron la tarde de ayer en bolsas de plástico dentro de su automóvil, abandonado en una zona despoblada de la capital potosina.

Gancedo Rodríguez fue reportado como desaparecido, luego de que sus familiares perdieron contacto con él la tarde del martes 21. De inmediato, la Fiscalía General del estado (FGE) abrió una carpeta de investigación para emprender la búsqueda del priista, pero lo encontró sin vida.

Policías preventivos reportaron la localización del automóvil propiedad de Gancedo –un Mini Cooper modelo 2015 blanco– en el que fue visto por última vez el martes 21, en la colonia Burócratas.

La unidad fue hallada la tarde de ayer en un predio en despoblado de la colonia Mercedes, en la delegación Villa de Pozos perteneciente a la capital, y adentro tres bolsas donde estaba el cuerpo descuartizado.

La FGE trasladó la unidad al Servicio Médico Forense, donde los peritos confirmaron que se trataba del exfuncionario desaparecido.

Este jueves el fiscal Federico Garza Herrera asistió a una reunión con empresarios afiliados a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), donde se guardó un minuto de silencio por Gancedo y, además, se pidieron resultados en el abatimiento de la criminalidad.

Al salir, Garza Hererera dijo a los reporteros que la FGE cuenta con cuatro líneas de investigación del asesinato del exdirigente del PRI. Y ante algunas versiones de que había sido secuestrado, aclaró que no tiene datos o información de alguna petición de pago de rescate a la familia.

“No tenemos conocimiento de amenazas previas (a Gancedo)… se han realizado ya varias entrevistas pero se continúa recabando testimonios. Algunas personas se han acercado a la Fiscalía para ofrecer datos que consideran valiosos; era una persona muy relacionada y querida en diversos sectores de la sociedad”, puntualizó.

El funcionario estatal comentó que este mismo jueves se reuniría con familiares de la víctima, aunque en la misma entrevista aseguró que el caso sería atendido “como todos los demás casos que tenemos, no hacemos distinciones”.

Con sólo 39 años de edad, Gancedo contaba con una larga trayectoria en cargos dentro de la estructura del PRI en San Luis Potosí –donde fue secretario general y presidente del partido en 2008– y en puestos públicos en los gobiernos federal y estatal, así como en el de la Ciudad de México.

En el sexenio de Peña Nieto, Jesús Murillo Karam lo invitó a colaborar en lo que era la PGR, donde estuvo de 2012 a 2015 como coordinador operativo y director de Aseguramientos Ministeriales, y de allí pasó con Murillo a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). En 2016 regresó a San Luis, donde fungía como presidente del Instituto Reyes Heroles, del PRI.

Diarios locales potosinos rememoraron que, en febrero de 2018, en el sexenio de Peña Nieto, Gancedo Rodríguez fue señalado como uno de los funcionarios de la PGR involucrados en la adquisición del malware Pegasus, con el que periodistas, activistas y personas defensoras de derechos humanos fueron espiados.

En 2014, Gancedo había invitado a incorporarse a la PGR a Luis Fernando Ayala Puente, quien era dueño de la empresa Citalae del Centro, S.A. de C.V., misma que vendió el programa Pegasus al propio gobierno federal. No obstante, negó haber tenido participación en el asunto.

Tras conocerse su asesinato, el miércoles por la noche, el gobierno del estado emitió un boletín de tres líneas: “El gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, confía que la muerte de Aurelio Gancedo será esclarecida por la Fiscalía General del estado (FGE). Carreras López envió sus condolencias a familiares y amigos”.

Desde anoche, algunos simpatizantes y militantes colocaron veladoras encendidas a las puertas de la sede del comité estatal del PRI, y el presidente nacional del partido, Alejandro Moreno, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter para exigir que se castigue el asesinato:

“En el @PRI_Nacional condenamos y lamentamos el asesinato de nuestro compañero Aurelio Gancedo Rodríguez, dirigente del @IRHslp solicitamos a las autoridades que se investigue a fondo para dar con el o los responsables. Envío mi pésame a su familia y amigos”.

El comité estatal del PRI convocó a un homenaje póstumo que se efectuará la tarde del próximo miércoles 29 en la sede del partido, en la avenida Luis Donaldo Colosio.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso