Pelegrín Clavé: “Origen y sentido” Museo de San Carlos

La muestra de Pelegrín Clavé permanecerá abierta al público hasta el 29 de marzo. Foto: Twitter @museo_sancarlos La muestra de Pelegrín Clavé permanecerá abierta al público hasta el 29 de marzo. Foto: Twitter @museo_sancarlos

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El Museo Nacional de San Carlos exhibe una estupenda retrospectiva del pintor Pelegrín Clavé (1811-1880) que tiene como principio realizar un análisis formal de la creación artística del pintor catalán que viajó a nuestro país en 1846 y regresó a Barcelona en 1867.

Sus estudios en Barcelona y en Roma (1834) le permitieron estructurar en la Academia de San Carlos, de la cual fue director, un programa académico que puso las bases de la escuela de pintura mexicana de mediados del siglo XIX.

Su postura política estuvo del lado de Partido Conservador Mexicano que estaba en contra de las ideas liberales democráticas. Por lo tanto, estuvo cercano a la élite mexicana que le otorgaron muchos privilegios y se convirtió en uno de los retratistas de mayor prestigio del país. Muchos de estos excelentes retratos han sido reunidos para esta retrospectiva.

Clavé realizó una amplia obra de decoración mural que tenía como objetivo que las futuras generaciones tuvieran fuentes de trabajo.

La curaduría a cargo de Mariano Meza Marroquín ofrece un panorama bastante completo de la carrera del pintor.

Dividida en cuatro temas, los visitantes acaban dándose una idea bastante clara del trabajo del artista. La primera corresponde a La consolidación de un carácter pictórico, donde reúne muchos de los dibujos y bocetos que testimonian su sólida formación artística iniciada en 1822 cuando fue inscrito en la Escuela de Nobles Artes de la Lonja de Barcelona, y en 1833 se le concede una pensión para continuar sus estudios en la Academia de San Lucas en Roma.

Se cree que ésta fue su época más productiva, al concebir una cantidad de proyectos para obras originales que no siempre fueron realizadas.

Segunda sección

La segunda sección es La Academia y su Nuevo Modelo Educativo. Aquí podemos ver como Clavé introdujo una serie de cambios estructurales en el plan de estudios. La estética purista italiana acaba siendo la que le da un carácter global a la pintura mexicana, que antes no se había dado.

Seleccionado por la Academia de San Lucas de Roma junto con Manuel Vilar, asumen la dirección en el área de pintura y escultura. Esto pudo ser posible ya que en 1843 se decretó que los fondos de la Lotería Nacional serían administrados por la junta de gobierno de la Academia Nacional de Bellas Artes (Antigua Academia de San Carlos).

En esta sección sorprenden todos los estudios preliminares y el original Demencia de Isabel de Portugal, dando fe del rigor académico y la sensibilidad que caracterizan su trabajo.

Tercera sección

La tercera parte reúne Retrato y Representación, en la cual se ha podido reunir una serie de excelentes retratos de muchos personajes de la alta burguesía mexicana que quería alcanzar el estatus de la aristocracia europea. Retratos de gran carácter, de trazos contundentes, que no sólo reflejan un conocimiento académico clasicista, sino que trasmiten un carácter personal del retratado y del pintor.

Los retratos de Clavé nos permiten ver la manera en que la clase privilegiada del país a mediados del siglo XIX empezaba a configurarse.

Los retratos son extraordinarios, como el de Ignacia y Lorenza Martínez Negrete de Alba (1848), el Retrato de hombre (1854) –que pertenece al acervo del Museo de San Carlos–, Benito Juárez (1861) –al Museo Nacional de Historia Castillo de Chapultepec-INAH-Secretaria de Cultura–, entre otros.

También te puede interesar: Marcos Kurtycz en el MUAC

Por último, la sección La pintura decorativa, una última lección, que concentra el proyecto de decoración más importante que fue la cúpula del templo de La Profesa. Dibujos, bocetos donde el artista junto con sus alumnos participa en la ejecución. Este es el registro del primer trabajo que fue contratado por una instancia gubernamental para una obra mural bajo preceptos estilísticos y con la dirección de un artista que daba sentido a la composición final.

La curaduría y museografía ofrecen una oportunidad para acercarse y disfrutar del trabajo de Pelegrín Clave, así como entender cómo se fue gestando la pintura del siglo XIX en nuestro país.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 29 de marzo, en el recinto ubicado en la calle de Puente de Alvarado 50, colonia Tabacalera, alcaldía Cuauhtémoc, de martes a domingo de 10 a 17:30 horas, domingo entrada libre

 

Comentarios

Load More