El “nuevo coronavirus” de China

“Nuevo Coronavirus”, imagen de laboratorio “Nuevo Coronavirus”, imagen de laboratorio

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El último día del 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió su primera alerta por el 2019-nCoV, mejor conocido en estos días sólo como Coronavirus; si en 2007 la gripe AH1N1 que se asoció a México causó alerta en el mundo, ahora es la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China, la que se encuentra en el epicentro de una enfermedad que ya tiene en cuarentena a 11 millones de habitantes.

Acorde con la Secretaría de Salud y la subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, no se trata del primer y único coronavirus; de hecho los coronavirus (CoV) son un grupo de virus pertenecientes a la subfamilia de RNA de virus encapsulados Coronaviridae, mismos que se subdividen en cuatro: Alpha-, Beta-, Gamma-, y Deltacoronavirus, y que circulan entre humanos y animales.

En las últimas dos décadas ha habido dos coronavirus del género Beta- responsables de brotes de enfermedades respiratorias que causaron decesos: Los síndromes Respiratorio Severo (SARS-CoV) y Respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

Genéticamente distinto

Y aunque hay medicamento para ambos, el “nuevo coronavirus” es genéticamente distinto. Hoy se desconoce su periodo de incubación, pero se sabe que la sintomatología evoluciona a un cuadro muy severo en vías respiratorias, y entre los síntomas están tos seca, taquipnea (aumento de frecuencia respiratoria por encima de los valores usuales), malestar general y fiebre.

El “nuevo coronavirus”, ya causó 26 muertes y 830 casos confirmados (sólo en China), y la importación de la enfermedad a Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y Tailandia.

Wuhan, junto con cuatro ciudades más, se encuentra en cuarentena a raíz de una decisión del gobierno chino de aislar a 11 millones de habitantes, según la agencia France Press.

Por las redes sociales se sabe que, aunque se puede circular en la ciudad, existen diversos puntos de control, oficiales en estaciones de autobuses y trenes que niegan el paso para entrar o salir, patrullas en las principales carreteras, largas filas y caos en supermercados, y hasta hace unos días se instalaron cámaras que miden la temperatura corporal en el aeropuerto.

De hecho este día The Walt Disney Company tomó la decisión de cerrar –hasta nuevo aviso– entre hoy y este sábado 25 el Shanghai Disney Resort, una de las atracciones juveniles y turísticas de China, en respuesta al esparcimiento del Coronavirus en ese país.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso