Ciudadanos yucatecos salen a protestar en contra del gobernador Mauricio Vila

MÉRIDA, Yuc. (proceso.com.mx).- Vestidos de blanco, con los brazos entrelazados y exhibiendo carteles, decenas de ciudadanos acudieron hoy a la denominada “Marcha Pacífica del Silencio por la Dignidad de Yucatán” para protestar de nuevo contra las “injustas” y “arbitrarias” políticas del gobernador Mauricio Vila Dosal.

El pasado 19 de enero, unos tres mil ciudadanos inconformes –aunque el gobierno solo vio “400-500”- salieron a protestar contra Vila Dosal, quien rendía su primer informe en el Centro Internacional de Congresos y Convenciones, sitio al que la Secretaría de Seguridad Pública les impidió llegar al cerrarles el paso con vallas metálicas y un cerco de policías.

Finalmente los obligó a dispersarse lanzando una granada de gas lacrimógeno sobre el contingente, en el que había adultos mayores y niños.

En respuesta, asociaciones civiles como Docentes Unidos Luchando por Yucatán (DULY), Movimiento Hormiga de Jubilados y Pensionados del Instituto de Seguridad Social del Estado de Yucatán (Isstey), Resistencia Civil Secundarias Unidas de Yucatán (Secuny) y Despierta Yucatán convocaron a la ciudadanía a salir hoy de nuevo a protestar.

La “Marcha Pacífica del Silencio por la Dignidad de Yucatán”, según decía la convocatoria, tuvo además el propósito de “demostrar la civilidad, fortalecer la unión y demostrar que nuestro estado es tierra de paz y de ciudadanos que pugnan por la libertad de expresar su desacuerdo”.

En apenas 15 meses de gobierno, el mandatario estatal generó y atizó la irritación popular por los despidos masivos de burócratas, la reducción de percepciones a jubilados y pensionados, el incumplimiento de su administración en el pago de salarios o prestaciones a maestros o trabajadores del sector salud, así como la creación de nuevos impuestos y el aumento a los que ya existían, entre otras situaciones.

En un afán de desactivar la protesta, la secretaria de Gobierno, María Fritz Sierra, convocó a las asociaciones que organizaron la marcha a reunirse con ella este sábado 25 de enero, por separado. La maniobra se frustró. No hubo reunión porque los inconformes no aceptaron dialogar con la funcionaria en privado.

Para no dar pie a malos entendidos, los representantes de esas asociaciones pidieron que se permitiera a los medios estar presentes durante la reunión, pero tal solicitud les fue denegada. Entonces propusieron la alternativa de que se les dejara transmitir en vivo el encuentro a través de las redes sociales. Tampoco eso les fue concedido.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), previamente a la marcha, informó que comisionó a visitadores para participar como observadores de dicho ejercicio democrático.

Dijo que, además, emitió una medida cautelar dirigida a la Secretaría de Seguridad Pública de Yucatán y a la Dirección de Policía Municipal de Mérida “solicitando que se garantice el respeto a la libertad de expresión; al libre tránsito; a la legalidad y seguridad jurídica; así como al derecho a la integridad y seguridad personal, de todas las personas que asistan a la citada marcha ciudadana”.

También informó a las personas involucradas en las protestas del pasado domingo 19 de enero que pueden acercarse a esas oficinas a interponer sus quejas si consideran que sus derechos fueron vulnerados y añadió que 19 personas ya lo hicieron.

Load More