Relevo sorpresa en IBM apunta hacia la nube

Ginni Rometty, CEO de IBM, durante su pasada participación en el Foro Económico Mundial de Davos. Foto: AP Michael Probst Ginni Rometty, CEO de IBM, durante su pasada participación en el Foro Económico Mundial de Davos. Foto: AP Michael Probst

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- International Business Machines (IBM) dio a conocer esta semana un sorpresivo relevo en su cúpula.

El consejo de administración de la icónica empresa de electrónica nombró como CEO a Arvind Krishna, actual responsable de negocios en nube, en sustitución de Virgina Rometty, una de las empresarias más influyentes del sector tecnológico, conocida por su hipocorístico Ginni.

El relevo, que se consumará el 6 de abril, era todo, menos esperado. Sobre todo cuando Rometty acaba de participar en el Foro Económico de Davos, en donde abogó por crear una regulación específica para la inteligencia artificial.

Pero un factor que fue señalado por las agencias internacionales fue la dificultad de mantener estable a IBM en su desempeño bursátil. Paradójicamente, la noticia del relevo impulsó las acciones de la compañía.

Lazos con Trump

De acuerdo con el sitio Axios, durante el mandato de Rometty, IBM forjó lazos estrechos con la administración Trump, adquirió 65 compañías y la empujó a la computación cuántica, el blockchain y otras áreas.

Quien será su sucesor, Krishna, ayudó a liderar varias de esas iniciativas. Sobre todo para aumentar la posición de IBM en la computación en la nube. Área en la que Microsoft, Amazon y Google le llevan delantera.

En esa materia no fue menor el mérito de Rometty, de 62 años y quien se convirtió en directora ejecutiva en 2012.

The New York Times la describe como una de las principales mujeres ejecutivas en el mundo corporativo, oradora frecuente en conferencias, y admirada por sus colegas.

Y recuerda que aun cuando analistas de Wall Street a menudo criticaron su desempeño, también reconocían que había heredado desafíos clave.

Sobre todo en una era en la que las empresas dedicadas a la computación en la nube, el análisis de datos y la inteligencia artificial crecieron más rápido que las de hardware, software y servicios.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso