Falleció George Steiner, destacado crítico literario, periodista y estudioso del siglo XX

George Steiner. Foto: Fundación Princesa de Asturias George Steiner. Foto: Fundación Princesa de Asturias

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “La cultura no sirve de vacuna contra la maldad, ni contra el terror”, llegó a decir el intelectual francés George Steiner, uno de los eruditos más destacados de la literatura clásica y el periodismo, quien falleció este día a los 90 años en Cambridge, Inglaterra.

El deceso del académico, filósofo y crítico literario se dio a conocer a través de su hijo, David Steiner, quien confirmó la noticia a medios de comunicación británicos.

George Steiner, quien nació en París, Francia, descendiente de padre checo y madre austriaca, tuvo una influencia literaria preponderante –y de lenguas, pues su madre era políglota– durante su niñez y adolescencia por parte de sus padres que lo marcaron de por vida.

Su pasión por las letras lo llevó a cursar Literatura en La Universidad de la Sorbona, misma que más tarde trasladó a Harvard junto con clases de Matemáticas y Física, concluyendo finalmente en la Universidad de Oxford, donde también se doctoró en Literatura y Filosofía.

Entre sus primeros trabajos destaca el haber sido editorialista de The Economist, y más tarde profesor en Cambridge, e invitado en las universidades de Princeton, Stamford, Yale y en la “Cátedra Eliot Norton de Poética” en Harvard.

También fue crítico literario para The New Yorker y el mismo The New York Times.

Detractores

Si bien su erudición literaria lo llevó a tener seguidores y argumentos que lo consideraban brillante, también tuvo detractores que lo consideraron pretencioso.

“Su virtud ha sido su habilidad para pasar de Pitágoras a través de Aristóteles y Dante, a Nietzsche y Tolstoi en un solo párrafo”, escribió el crítico Lee Siegel en el ensayo “Nuestro problema con Steiner– el mío” publicado en el volumen The New York Times Book Review de 2009.

Como ensayista plasmó las que consideró sus mayores preocupaciones: los orígenes del habla, el mito de la Torre de Babel y su significado para la humanidad, las tareas del traductor y de los “escritores extraterritoriales”, es decir de aquellos que lograban transmitir sus ideas en diferentes lenguajes, como Samuel Becket, de ahí que se conozcan sus ensayos Después de Babel (1975), En el castillo de Barba azul (1971), Errata. El examen de una vida (1974), Lenguaje y silencio (1967), entre otros.

También destacan Un largo sábado, La muerte de la tragedia (1961), Tolstoi o Dostoievski (1959), El retrato de San Cristobal de A.H (1982); y el compendio de sus obras de ficción En lo profundo del mar (2016).

Comentarios

Load More