En medio del conflicto, la UNAM difunde proceso contra estudiante acosador

Pintas feministas contra la violencia machista en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM. Foto: Alejandro Saldívar Pintas feministas contra la violencia machista en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM. Foto: Alejandro Saldívar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un hecho inusual, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) difundió la detención y vinculación a proceso del estudiante Jorge Daniel ‘N’. El joven tomó fotografías a una alumna sin su consentimiento en los baños de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS).

La divulgación de esa noticia se da en medio del conflicto que enfrenta la UNAM por la violencia de género y que hasta ahora mantiene en paro a nueve planteles.

En un comunicado, la UNAM confirmó  que el joven de 21 años fue detenido por personal de vigilancia de la institución y puesto a disposición de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Sexuales. La instancia inició la carpeta de investigación CI-FDS/FDS-/UI-FDS-6-01/00094/01-2020.

La Fiscalía General de la Ciudad de México informó ayer que el infractor se encuentra bajo proceso y se le impuso como medida cautelar la presentación periódica y restricción para acercarse a la víctima.

Sentencia, bajo la Ley Olimpia

Además, añadió, se espera que la investigación complementaria cierre en dos meses y se dicte sentencia de acuerdo con la Ley Olimpia.

La denuncia de la estudiante es la primera que se procesa con base en la Ley Olimpia, aprobada en la Ciudad de México el pasado 3 de diciembre. Ese día, el Congreso capitalino aprobó modificaciones al Código Penal local y a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, para tipificar y endurecer los castigos por violencia digital.

Esta ley reconoce los delitos contra la intimidad, es decir, la difusión de contenido íntimo sin consentimiento, y el ciberacoso, delito que genera violencia sexual en Internet.

La Ley Olimpia fue una iniciativa de Olimpia Coral Melo, quien a los 18 años fue víctima de violencia digital, tras ser difundido un video íntimo. Esa situación la llevó a una profunda depresión y a tres intentos de suicidio. La ley fue aprobada con su nombre en más de 10 estados del país y en la Ciudad de México.

 

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso