AMLO regresó a la estrategia de seguridad de sus antecesores: WSJ

El presidente López Obrador, encabezando el desfile militar de 2019. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Bajo la presión del gobierno de Donald Trump, expresada durante las visitas a México del fiscal estadunidense William Barr, el presidente Andrés Manuel López Obrador regresó a la estrategia de seguridad de sus antecesores, que consiste en reutilizar a la Secretaría de Marina (Semar) para detener a los líderes de las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, reportó hoy The Wall Street Journal (WSJ).

De acuerdo con el diario estadunidense, “el fiscal general William Barr asumió un papel decisivo en empujar los cambios en el gobierno mexicano, incluyendo el regreso de los marinos a las operaciones antinarcos y la aceleración de las extradiciones de sospechosos buscados por delitos en Estados Unidos”. A cambio de ello, abundó, “Estados Unidos acordó incrementar sus acciones para prevenir el tráfico de armas a México”.

El WSJ destacó que en semanas recientes la Semar participó en una “ráfaga de detenciones de personas de alto perfil”, entre ellas algunos líderes de la organización capitalina Unión Tepito, o la esposa de José Antonio Yépez, ‘El Marro’, líder del Cártel de Santa Rosa, y recordó que en los últimos dos meses el gobierno mexicano extraditó a 37 personas a Estados Unidos.

En su primera visita a México, el pasado 5 de diciembre, Barr fue recibido por López Obrador, y en su segundo viaje, el 16 de enero, tuvo como interlocutores a seis secretarios de Estado, varios procuradores y dos jefes de Estado Mayor. En aquella ocasión los representantes del gobierno mexicano pactaron con el enviado de Trump un “programa común binacional” de seguridad en “tierra, mar, puertos y aeropuertos”.

Según el diario estadunidense, la presión de Washington sobre el gobierno federal creció “rápidamente” en noviembre, a raíz del asesinato de las tres mujeres y seis niños de la familia LeBarón, en Sonora; por esas fechas, Trump amagó con designar a los cárteles del narcotráfico mexicanos como organizaciones terroristas, lo que otorgaría amplios márgenes de intervención a las autoridades estadunidenses en este lado de la frontera.

“Regresar los marinos a la primera línea de la guerra contra el narco es un giro a 180 grados para (López Obrador) quien hizo campaña durante años con la idea de que los sucesivos gobiernos mexicanos cometieron un error grave en detener a capos del narcotráfico en maniobras que a menudo generaron luchas sangrientas de sucesión y detonó la tasa de asesinatos en México”, puntualizó.

De confirmarse la información, no sería la primera vez que Trump obtiene un giro en la política de López Obrador: en junio pasado, tras amenazar con imponer aranceles a los productos mexicanos, logró que el gobierno mexicano implementara una severa política de contención migratoria y desplegara 26 mil elementos de la Guardia Nacional en las fronteras del país, para impedir el paso a migrantes y solicitantes de asilo.

Notas de interés:

Trump habla de México con mucho respeto: López Obrador

Trump va a rectificar: López Obrador

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso