En 30 minutos, sicarios levantan a cinco y queman un anexo, casas y vehículos en Irapuato

Los sicarios quemaron un anexo, dos casas, un taller mecánico y varios vehículos. Foto: Twitter @edgarfabianvf Los sicarios quemaron un anexo, dos casas, un taller mecánico y varios vehículos. Foto: Twitter @edgarfabianvf

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).– Los habitantes de la colonia Progresiva del Jaral en Irapuato vivieron horas de terror la madrugada de este sábado.

En unos cuantos minutos, un convoy con sicarios ingresó a la colonia, incendió casas y decenas de vehículos, para luego llevarse a varias personas, entre ellas internos de un centro de rehabilitación.

Todo comenzó a las 4 de la madrugada en el anexo para rehabilitación de personas con adicciones “Empezando una nueva vida de Esperanza”, ubicado en la calle Trébol.

El convoy de unas cinco camionetas arribó al exterior y despertó a ocupantes y vecinos de la calle. Más de 20 hombres con pasamontañas y chalecos viajaban en los vehículos, dijeron testigos.

Con una de las camionetas se forzó el portón del anexo. Luego, los encapuchados ingresaron al lugar portando armas, y con lujo de violencia sacaron a todos los internos y al personal a cargo del lugar.

En el anexo se encontraban 28 hombres y tres mujeres.

Después rociaron gasolina y prendieron fuego al inmueble. También quemaron unas motocicletas que estaban en el exterior del lugar.

Los encapuchados obligaron a subir a las unidades a varios de los internos.

La Secretaría de Seguridad Pública de Irapuato informó que, según las entrevistas realizadas posteriormente en el lugar, fueron cuatro los internos privados de su libertad. Sin embargo, familiares de internos afirman que fueron siete.

Instantes después, los mismos sicarios caminaron a otra casa de la misma calle Trébol, a la que habrían lanzado un artefacto que explotó, provocando un incendio dentro de la vivienda.

Una camioneta que estaba en la casa también fue alcanzada por el fuego.

El grupo de sicarios siguió a otra casa de la misma calle Trébol y tiró la puerta con una de las camionetas.

Un hombre fue sacado de la casa antes de incendiarla, y también se lo llevaron. Su esposa lo identificó como Jesús González Castillo, de 44 años, trabajador en una fábrica.

El último punto que atacaron fue un taller mecánico, “El Nazi”, ubicado en la calle Pinos número 11.

El negocio también fue incendiado junto con 12 automóviles que en ese momento se encontraban en reparación en el interior.

“Se tuvo el reporte de cuatro eventos en un lapso de 30 minutos y no se registraron personas fallecidas. Todos los hechos fueron atendidos por elementos de la Policía Municipal y se dio aviso a la Fiscalía General del Estado, quien está a cargo de todas las investigaciones”, indicó la SSP de Irapuato sobre lo ocurrido.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso