Una sola palabra: Plásticos

El Congreso de la capital del país aprobó la ley contra los plásticos de un solo uso. Foto: Especial El Congreso de la capital del país aprobó la ley contra los plásticos de un solo uso. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– “Ya no podemos dar bolsas de papel, no insista”, se lee en un pequeño negocio de comercio en el Centro Histórico.

Desde estas tienditas hasta las grandes cadenas comerciales proporcionan al cliente sus productos en las manos, y poco a poco la gente se va acostumbrando a llevar sus bolsas de tela.

Y más vale que sea así, pues en la lista para el siguiente año sigue la prohibición de otros polímeros de un solo uso. La primera medida, resultado de una modificación a la Ley de Residuos Sólidos de esta ciudad de casi 25 millones de personas –la cuarta metrópolis más poblada del mundo, sólo detrás de Tokio, Delhi y Shangai–, busca reducir el aumento de bolsas de plástico que se elevó en la última década a 500 billones al año, siendo que su uso promedio es de 15 minutos y la degradación toma casi un siglo.

En el volumen Plástico. Un idilio tóxico (2012) publicado por Tusquets Editores (¿De qué hablamos cuando hablamos de ‘plástico’?, texto de Rafael Vargas en Proceso, se aborda un estudio de la periodista Susan Freikel basado en datos científicos, históricos y económicos, una biografía casi novelada del plástico, ese polímero que ha marcado la vida del ser humano a partir de la segunda Guerra Mundial y cuya existencia, así ya sea mera basura, estará en el planeta Tierra hasta dentro de 500 años más.

“El plástico es el excremento del petróleo”, dijo el célebre escritor Norman Mailer (1923-2007) en referencia al triunfo de la mediocridad.

Pero en pleno boom del plástico, la película El Graduado (1967) privilegiaba su fabricación como un gran negocio, en esta frase que escuchaba desconcertado el joven Ben Braddock (encarnado por Dustin Hoffman) de labios del mejor amigo de su padre para “orientarlo“ sobre su futuro:

“Ben, sólo quiero decirte una palabra y tan sólo una palabra: ‘plásticos’… Los plásticos tienen un gran porvenir, piénsalo”.

En 1970 el mismo John Lennon lanzó el disco John Lennon/Plastic Ono Band, primer álbum de estudio posterior a The Beatles que grabó con su esposa Yoko Ono, y cuyo título fue tomado de una fotografía que Lennon se encontró en donde una modelo posaba con ropa hecha en su totalidad de plástico.

De manera reciente, durante una presentación promovida por Ono bajo el título “Yoko Ono Plastic Band” en el marco del cumpleaños 70 de Lennon, Lady Gaga se unió a dicha presentación.

En la carrera por alcanzar al primer mundo en la reducción del plástico, la CDMX busca situarse –aunque sea con buenas intenciones– entre las urbes más ambientalistas del mundo, y para ello está el caso de la modificación a la Ley General de Vida Silvestre, cuya medida resultó proporcional al tiempo y falta de investigación al respecto, pues terminó prohibiendo animales en los circos desconociendo el futuro de los mismos.

En 2021, añadiendo otra medida más a las bolsas de plástico, tocará la prohibición a productos “de un solo uso”, como popotes, cubiertos, mezcladores, platos, globos, varillas para globos, vasos con tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones, que son fabricados total o parcialmente de plástico…

Con ingenio, como ya se dejan ver en algunos memes donde se subastan las últimas bolsas de los supermercados como un producto “vintage”, e incluso con el agregado de compra de “bolsas de plástico” en la lista de gastos de las casas, los capitalinos se terminarán acoplando a esta nueva medida de vida, poco a poco las bolsas de papel y alternos regresan a la Ciudad de México.

Comentarios

Load More