Que Anguiano pague las consecuencias: Peralta

José Ignacio Peralta, gobernador de Colima. Foto: Benjamín Flores José Ignacio Peralta, gobernador de Colima. Foto: Benjamín Flores

COLIMA, Col. (apro).- El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez comentó que no habrá impunidad en el caso del exmandatario Mario Anguiano Moreno, que fue condenado a resarcir 515 millones 174 mil 928 pesos, luego de que el Congreso del Estado lo encontró responsable de daños a la hacienda pública y el Poder Judicial le negó un amparo.

“Quien haya cometido una irregularidad que pague las consecuencias que la propia ley establece y en ese sentido se aplicará todo el peso de la ley”, declaró Peralta Sánchez, luego que el Congreso local lo exhortó hace unos días a empezar el proceso de cobro de los recursos.

Ante una pregunta sobre lo que haría su gobierno con el monto del dinero que debe reintegrar su antecesor a las arcas públicas, el actual jefe del Ejecutivo dijo, entre risas: “Vamos a comprar cachitos del avión para ver si nos lo sacamos”.

La noche del viernes pasado, cuando ya se sabía que había perdido el juicio de amparo, Mario Anguiano se dejó ver en la cabalgata por el inicio de las fiestas charrotaurinas del municipio conurbado de Villa de Álvarez, montando su caballo, despreocupado, saludando a la gente a su paso y bebiendo tequila.

El domingo siguiente por la mañana el exgobernador fue visto realizando labores de remozamiento en la cancha de usos múltiples de la colonia Revolución, al oriente de esta capital, en una brigada en la que también participaron el exdiputado federal y actual dirigente del PVEM, Virgilio Mendoza Amezcua, la senadora Gabriela Benavides Cobos y el líder de colonos Tomás Cárdenas.

Abordado por un portal de noticias, Anguiano dijo que estaba ahí por invitación de sus amigos, sin ninguna intención política o partidista, y al preguntarle sobre el desenlace de su demanda de amparo y el pago de la sanción, comentó que en el transcurso de la semana emitirá un posicionamiento sobre ese tema.

Cuestionado al respecto, el gobernador Peralta desestimó el anuncio de Anguiano Moreno en el sentido de que en los próximos días hará un pronunciamiento:

“Eso no importa —dijo el jefe del Ejecutivo—, son declaraciones políticas; lo jurídico es una cosa y lo que se dice en los medios es otra cosa; nosotros, independientemente de cualquier posicionamiento, de cualquier tema que se diga vamos a actuar de manera contundente en la parte jurídica y vamos a ser muy claros en eso”.

Señaló que hay firmeza en el gobierno del estado en las facultades que la propia ley le otorga para poder llevar a cabo el procedimiento y “lo vamos a hacer de manera muy clara, muy transparente y muy apegada a la ley”.

La sanción contra el exgobernador, dijo, “es un tema que promovió el Congreso y a mí me están dando una responsabilidad en este proceso; vamos a estar en comunicación con los diputados, lo que queremos es actuar de manera muy apegada a la ley, dejando muy claro que nuestra obligación es defender los intereses del estado y de los colimenses”.

Peralta dijo que hasta este momento no ha tenido ningún acercamiento con Mario Anguiano, pues está el tema platicándose en el Congreso y el diseño de la estrategia.

Sobre la posibilidad de que se entreviste con el exmandatario, se limitó a responder: “Vamos a hacer lo que la estrategia establezca que se haga”.

Entre los actos atribuidos a Mario Anguiano, por los que se le aplicó la millonaria sanción económica y 14 años de inhabilitación para ocupar cargos públicos, figuran “distraer los caudales públicos de los objetos a que están destinados por la ley; presentar información falsa al Congreso del Estado en su iniciativa del 10 de septiembre de 2015, donde solicita reconocimiento de deuda, y generar daños y perjuicios a la hacienda pública estatal en la adquisición de deuda pública para sufragar necesidades temporales del gasto corriente”.

Otra anomalía detectada por el organismo fiscalizador fue el pago de un crédito del 8 de diciembre de 2014, con ingresos de otro crédito del 2 de enero de 2015, sin realizar el registro del pasivo de 478 millones de pesos y sin la autorización del Congreso.

“Simulando su pago el 31 de diciembre de 2014, con la emisión del cheque 7,477 de la cuenta bancaria BBVA Bancomer 0446533620 sin suficiencia financiera, y con ello pretender simular su pago dentro del ejercicio de contratación, registrándose como finalidad del crédito la compra de un predio por 478 millones de pesos, sin efectivamente efectuarse”.

Comentarios

Load More