En 2019, gobierno de Cuauhtémoc Blanco ejerció 10 mmdp de manera discrecional

Cuahtémoc Blanco, gobernador de Morelos. Foto: Margarito Pérez Cuahtémoc Blanco, gobernador de Morelos. Foto: Margarito Pérez

CUERNAVACA, Mor. (apro). – El gobierno de Morelos, a cargo de Cuauhtémoc Blanco Bravo, aplicó de manera discrecional más de 30 por ciento del presupuesto ejercido durante 2019.

De los 32 mil 598 millones de pesos ejercidos, el mayor monto en la historia de la entidad, casi 10 mil millones se aplicaron a entera voluntad del Ejecutivo, destacando rubros como medios de comunicación, mantenimiento y compra de equipo, contratación de servicios profesionales, entre otros.

En algunos de estos rubros, donde ni siquiera se programaron recursos, terminaron ejerciéndose montos millonarios.

En contraste, en materia de infraestructura, se programaron 823 millones 841 mil pesos y, aunque se ejercieron mil 13 millones 375 mil 511 pesos, es menos del 10 por ciento del total del presupuesto ejercido.

El presupuesto 2019 no sólo tiene esa diferencia de casi 10 mil millones de pesos entre lo programado y lo ejercido, pues cuando se revisan los ingresos totales, se observa una diferencia de casi mil 500 millones de pesos entre lo captado como ingresos, 21 mil 108 millones 191 mil 922 pesos, y lo ejercido, 32 mil 598 millones 364 mil 164 pesos.

De acuerdo con información proporcionada por el Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas, organización civil que trabaja temas de transparencia, lo primero que el gobierno del estado debería explicar es esta diferencia.

“Cómo es posible que se haya programado para 2019 un presupuesto de 22 mil 792 millones 68 mil pesos y que al final se haya ejercido 32 mil 598 millones 364 mil 152 pesos, es decir, una diferencia de casi 10 mil millones de pesos”, se pregunta Roberto Salinas, codirector de Morelos Rinde Cuentas.

Esto no puede ser posible sin la anuencia del Congreso local, que ejerció un presupuesto de 468 millones de pesos, siendo uno de los más caros del país, pues sólo tiene 20 diputados.

Con ese margen, el gobierno de Morelos programó montos “aceptables” en rubros como la difusión de programas y políticas, pero, al final del año, ese monto se triplicó; mientras que en servicios de instalación, reparación y mantenimiento de equipo, mobiliario, transporte y maquinarias en general, se quintuplicó.

De acuerdo con la información disponible, en materia de medios de comunicación, lo programado al rubro “Difusión por Radio, Televisión y otros medios de mensajes” era de 52 millones 340 mil 643 pesos. Sin embargo, lo ejercido al final del año fue de 162 millones 374 mil 533 pesos, es decir, tres veces más que lo programado.

En los rubros que tienen que ver con la adquisición de compra de muebles de oficina, estantería, equipo de cómputo, cámaras fotográficas y de video, equipo médico y laboratorio, automóviles, maquinaria y otros, lo asignado fue de 15 millones de pesos sólo para el rubro 5111 Muebles de Oficina; no obstante, se ejercieron finalmente 127 millones 844 mil 753 pesos. Una diferencia de casi mil por ciento.

En relación con el mantenimiento, instalación, reparación y mantenimiento de equipo, muebles, máquinas en general, se programaron 25 millones 785 mil 182 pesos. No obstante, al final del año se reporta el ejercicio de 143 millones 804 mil 707 pesos, lo que representa un monto cinco veces mayor al inicial.

En materia de contratación de servicios profesionales, legales, de consultoría, de vigilancia, científicos, y cualquier otro, la diferencia entre lo programado y lo ejercido es abismal. En total, para estos rubros se programaron 29 millones 952 mil 921 pesos, sin embargo, a final de año se ejerció más del triple, 110 millones 284 mil 906 pesos.

Aquí destacan dos rubros, las partidas 3391 Servicios Profesionales, Científicos y Técnicos Integrales y 3411 Servicios Financieros y Bancarios, donde la diferencia fue abismal. En el primero se programaron 5 millones 401 mil 500 pesos y se ejercieron 47 millones 992 mil 554 pesos; en el segundo, se asignaron apenas 31 mil 200 pesos y se ejercieron finalmente 41 millones 815 mil 300 pesos. Es una diferencia de 5 millones 432 mil pesos contra 84 millones 375 mil 153 pesos, más de 15 veces superior.

En el área de salarios y prestaciones, llama la atención los rubros 1444 Pago del Seguro de Vida, que no tenía nada programado y al final se ejercieron 616 mil 80 pesos; en tanto que, el rubro 1598 Ayuda para lentes, tenía asignado 108 mil pesos y finalmente se ejercieron 225 mil pesos, 117 mil pesos más de lo programado. En el rubro 2731 Artículos Deportivos, el gobierno del exfutbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo, programó sólo 56 mil pesos y terminó ejerciendo más de mil por ciento, llegando hasta los 638 mil 180 pesos.

A destacar también los rubros que tienen que ver con apoyo a personas, becas, premios y recompensas, donde se programaron 6 millones 519 mil pesos y se terminaron ejerciendo 33 millones 900 mil 602 pesos, es decir, cinco veces más. Aquí existe el rubro 4333 Apoyos en especie, donde no se asignaron recursos y terminaron ejerciéndose 8 millones 138 mil 274 pesos, en tanto que el 4411 Ayudas Sociales a Personas pasaron de 5 millones asignados a 9 millones 12 mil 764 pesos, con una diferencia de más de cuatro millones.

En estos rubros llama la atención rubros que no tenían nada programado y que finalmente ejercieron cantidades millonarias: 5151 Equipo de Cómputo y Tecnología de la Información, 23 millones 309 mil 412 pesos; 5322 Instrumental de Laboratorio, 32 millones 525 mil 93 pesos; 5411 Automóviles y Camiones de Transporte de Personas 18 millones 742 mil 728 pesos; 5431 Equipo Aeroespacial, 100 mil 920 pesos; 5491 Otros Equipos de Transporte, 213 mil pesos; 5651 Equipo de Comunicación y Telecomunicación, 9 millones 918 mil 809 pesos; entre otros.

También están las ampliaciones presupuestales que el Ejecutivo otorgó a los otros poderes. Por ejemplo, el Congreso del Estado tenía programado 418 millones 500 mil pesos, pero terminó ejerciendo 50 millones más; el Poder Judicial recibió menos de lo programado, pues se le asignaron 651 millones 545 mil pesos, pero se le entregaron 25 millones 470 mil 932 pesos menos, a pesar de que los magistrados solicitaron ampliación presupuestal el año pasado.

En relación a los órganos autónomos, se les había asignado 2 mil 655 millones 828 mil pesos y terminaron entregándose 3 mil 296 millones 467 mil 899 pesos, una diferencia al alza de 640 millones 639 mil 899 pesos. Finalmente, a los organismos para estatales también se les incrementó el presupuesto pasando de 2 mil 414 millones 927 mil pesos a 3 mil 241 millones 151 mil 654 pesos, diferencia de 826 millones 224 mil 654 pesos.

Baja inversión en materia de infraestructura

En los rubros de infraestructura, el gobierno ejerció apenas mil 13 millones de pesos, que representa 3.11 por ciento del presupuesto total ejercido, siendo carreteras, calles y edificios institucionales, los rubros más beneficiados, mientras que la infraestructura en turística, deportiva, cultural e hidroagrícola se quedaron esperando los montos programados, pus no se ejerció ni un solo peso, a pesar de tener presupuesto asignado.

A pesar de las necesidades en infraestructura, en Turismo se asignaron 96 mil 300 pesos, no se ejerció ni un peso; lo mismo en deportes, 21 millones 527 mil pesos; cultura y sitios históricos, 200 millones de pesos. En este último rubro, todavía están pendientes de reparar muchos de los monumentos dañados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, y a pesar de ello, nada.

Tampoco se ejercieron los 95 millones de pesos destinados a infraestructura Hidroagrícola. En materia de seguridad, a pesar de que los cuarteles de policía construidos por Graco Ramírez tienen todavía muchas deficiencias, se asignaron 222 millones 730 mil pesos para infraestructura en seguridad pública y sólo se ejercieron 27 millones 31 mil 399 pesos.

En el rubro de infraestructura educativa, no se programaron recursos y terminaron ejerciéndose 472 millones 71 mil 494 pesos, dinero que sirvió para la reconstrucción de escuelas dañadas por el sismo y edificios de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), que también sufrieron daños por el fenómeno.

Discrecionalidad

Roberto Salinas, de Morelos Rinde Cuentas, dice en entrevista que programar un presupuesto tan bajo, con tantas partidas en cero y luego ejercer un monto 30 por ciento arriba, es un mecanismo utilizado por el gobierno de Graco Ramírez, y refrendado por el de Cuauhtémoc Blanco, quien en 2019 tuvo el mayor ejercicio de gasto en la historia de Morelos con más de 32 mil millones de pesos, 93.8 por ciento provenientes de la federación y 6.2 por ciento del estado.

La intención es tener “manga ancha” para poder manejar ese 30 por ciento con discrecionalidad, pues el gobierno del estado ya no necesita pedir permiso al Congreso local, para las asignaciones y reasignaciones presupuestales. Pero además afecta organismos constitucionalmente autónomos, que tienen autonomía financiera, particularmente la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), que constitucionalmente debe recibir el 2.5 por ciento del presupuesto total del estado.

Sin embargo, desde el gobierno de Graco Ramírez, con quien mantuvo una seria confrontación, la UAEM sólo recibía el 2.5 por ciento de lo programado, lo que implica que el año pasado, la máxima casa de estudios, una de las 10 con más problemas financieros en el país, recibió 30 por ciento menos de lo que la ley le otorga.

Este 2020, el Congreso local, apenas a finales de enero pasado, aprobaron un paquete económico por 26 mil 801 millones de pesos, cuatro mil millones de pesos superior al del año anterior, pero seis mil millones de pesos por debajo del que se ejerció finalmente.

Comentarios

Load More