John Connor no encubrió al cura Michael Sullivan: Legionarios de Cristo

John Connor, superior general de los Legionarios de Cristo. Foto: Facebook legionariosdecristo John Connor, superior general de los Legionarios de Cristo. Foto: Facebook legionariosdecristo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los Legionarios de Cristo negaron que su nuevo superior general, el estadunidense John Connor, hubiera encubierto al sacerdote Michael Sullivan, quien en 2017 y 2019 fue acusado por tres mujeres de tener “comportamientos inadecuados de naturaleza emocional y física”.

En un comunicado de prensa, los Legionarios indican que Connor, siendo director territorial de la congregación en Estados Unidos, estuvo al tanto de las primeras acusaciones que hicieron dos mujeres en 2017 contra su subalterno, Sullivan, a quien envió a Nueva York para una evaluación con un profesional especializado en atención a sacerdotes.

Estos exámenes no mostraron que Sullivan “representase un riesgo serio para los demás y, considerando que no había ninguna acusación de abuso sexual de menores, se le restableció en el ejercicio del ministerio y al mismo tiempo se le siguió proporcionando terapia constante y frecuente”, puntualiza el texto.

Dos años más tarde, en octubre de 2019, otra mujer presentó acusaciones contra el prelado “por haber tenido con ella de adulta comportamientos inadecuados de naturaleza emocional y física”.

Ante esto, el 4 de noviembre de ese año Sullivan fue “apartado de inmediato del ministerio sacerdotal y sometido a una investigación interna para esclarecer la verdad de los hechos”.

Y debido a que estos hechos “no eran constitutivos de delito, ni hay por el momento evidencia de haber vulnerado ninguna ley, no se denunciaron ante las autoridades civiles”, recalca la congregación.

Sobre Connor, destaca que el 9 de diciembre de 2019 estuvo tres días en Houston, Texas, para hablar con las tres mujeres afectadas y con el marido de una de ellas, y también se reunió con otros grupos de personas para escuchar su sentir.

El 11 de diciembre –prosiguen los Legionarios en su comunicado– se inició una investigación externa privada sobre este caso.

“Una vez que concluya, el informe será presentado a la junta de Revisión de la Congregación, que realizará recomendaciones al director territorial para que él pueda tomar las decisiones adecuadas y determine cuáles habrán de ser las actuaciones que correspondan al caso. Un resumen de esta investigación será publicado”.

Mientras tanto, Sullivan “se encuentra actualmente ingresado en un centro de tratamiento en Estados Unidos”, concluye el comunicado.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso