CNDH abre queja de oficio por presuntas violaciones a derechos de migrantes en Tabasco

Migrantes centroamericanos en Tabasco. Foto: Twitter: @SSPTabasco Migrantes centroamericanos en Tabasco. Foto: Twitter: @SSPTabasco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que abrió una queja de oficio por “presuntas violaciones a los derechos humanos de personas migrantes” en la Estación Migratoria “El Anexo”, en Tabasco.

Entre esas violaciones destaca la aplicación de descargas eléctricas por parte de efectivos de la Guardia Nacional y la Policía Federal, hechos que hizo públicos la estudiante Dulce Susana Jacobo Cruz, el pasado 26 de enero.

La decisión de abrir una queja de oficio, a cargo de la Quinta Visitaduría General, se da a 17 días de que la estudiante de Educación Indígena en la Universidad Pedagógica Nacional, originaria del estado de Morelos, denunció que migrantes centroamericanos sufrieron abusos y engaños por parte de autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM).

Dulce Susana salió desde Honduras, el 15 de enero, con una caravana de migrantes, y al llegar a México, el 20 del mismo mes, fue detenida junto con los indocumentados y mantenida en la estación migratoria, hasta que autoridades del INM se percataron de que era mexicana, por las denuncias de desaparición presentadas por sus familiares.

La estudiante denunció que cuando la caravana iba llegando a México, autoridades del INM ofrecieron “empleos y albergues” para llevarlos sin resistencia al centro de detención de Villahermosa, y con quienes pretendieron huir, “agentes de la Guardia Nacional y Policía Federal utilizaron descargas eléctricas”.

En un comunicado, la CNDH puntualizó que a partir de que se dio a conocer la información en algunos medios, “(a la joven) se le ha brindado apoyo y orientación para el seguimiento de su acusación”, sin que a la fecha se haya formalizado una queja.

Tras señalar que “ha conminado a la denunciante a presentar la queja correspondiente, ofreciendo en todo momento asesoría jurídica y acompañamiento para formalizar sus señalamientos”, indicó que envió a la instalación migratoria a su personal para recabar evidencias, solicitar información a autoridades y entrevistar a “testigos y personas involucradas en los acontecimientos para iniciar las investigaciones del caso”.

El organismo exigió al INM que en las instalaciones migratorias y albergues “se realicen procedimientos apegados a las normas nacionales e internacionales, se respeten los derechos humanos y satisfagan las necesidades básicas de las personas migrantes durante su estancia”.

Load More