Odebrecht incubó en México su red global de corrupción

Marcelo Odebrecht. Foto: Reuters / Rodolfo Burher Marcelo Odebrecht. Foto: Reuters / Rodolfo Burher

Una investigación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre los movimientos financieros de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex -a la cual Proceso accedió-, arroja detalles sobre el entramado que el brasileño Marcelo Odebrecht construyó en México. También da cuenta de cómo fueron usadas empresas, cuentas bancarias y firmas fantasma para pasear el dinero por diversas partes del mundo y que al final fue usado para concretar sobornos.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El entramado financiero que Marcelo Odebrecht montó en México no sólo se usó para presuntamente transferirle millones de dólares a Emilio Lozoya Austin, también sirvió para inyectarle recursos a las empresas del brasileño que están relacionadas con casos de sobornos en diversas partes del mundo.

De acuerdo con documentos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a Emilio Lozoya se le depositaron 5 millones de dólares vía una empresa offshore que Odebrecht creó, y a la cual Altos Hornos de México (AHMSA) depositó 3.7 millones de pesos poco después de que vendió Agronitrogenados a Petróleos Mexicanos (Pemex).

AHMSA también depositó 2.1 millones de dólares a la Constructora Norberto Odebrecht, SA, en 2014.

Hay más en el entramado: de una de las cuentas de ESEASA Construcciones, empresa mexicana vinculada comercialmente a Odebrecht, “salieron recursos en diversas divisas” hacia AHMSA y a una cuenta de la empresa Tochos Holding Limited, creada en Suiza y en la cual el beneficiario es Emilio Lozoya.

Los documentos de los cuales Proceso tiene copia aclaran que “se desconoce” el monto de las transferencias en moneda extranjera; no obstante más adelante se detalla cuánto tiene la cuenta donde Lozoya habría sido el beneficiado y que se trata de dólares, francos suizos y euros.
Lo presuntamente entregado por Odebrecht a Lozoya no se compara con los recursos que la empresa brasileña movió en México y que tuvieron como destino final compañías creadas en otras partes del mundo, que fueron usadas para los sobornos.

La información de la SHCP da cuenta de que entre 2009 y 2017 salieron de México 17 millones 47 mil dólares y que de 2010 a 2012, 5 millones 810 mil pesos fueron a parar a empresas “fachada”, a operadores de la trama financiera y a, por lo menos, 16 consultoras financieras en Estados Unidos, Reino Unido y Hong Kong.

Por ejemplo, desde México se enviaron 3 millones 800 mil dólares a la Constructora Internacional del Sur, SA, y 1 millón 200 mil pesos a Innovation Research Engineering and Development LTD; de acuerdo con las investigaciones que se siguen en Brasil, ambas empresas fachada de Odebrecht se usaron para ocultar el pago de sobornos.

También hay transferencias por 1 millón 555 mil pesos que se hicieron a una consultora financiera ubicada en Singapur: Beau Trust PTE LTD, que desde 2018 tiene problemas financieros. De igual manera están registrados los movimientos de Damorsa Company de México, SA de CV, por 450 millones de pesos.

En el entramado en el que se recurrió a empresas fantasma, las autoridades hacendarias ubican a Enrique Orta García como uno de los operadores centrales. Se trata de un personaje del cual Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dio cuenta.

Indagan más pagos sospechosos a Lozoya Austin

Lozoya y su dinero

La información que este semanario posee es parte de la investigación de las autoridades hacendarias contra el exdirector de Pemex Lozoya Austin. Ahí aparecen todas las conexiones, movimientos bancarios, depósitos, retiros, números de cuenta y la adquisición de sus casas en Ixtapa, Guerrero, y en Lomas de Bezares, Ciudad de México.

Se detalla cómo el dinero de AHMSA llegó a manos de Lozoya, cómo se transfirieron recursos a Grangemouth Trading, localizada Austria y creada por Odebrech, y cómo pasaron los recursos a Zacapan, SA, firma presuntamente de Lozoya en las Islas Vírgenes.

También se registra la ruta del dinero que llegó a la empresa suiza Tochos Holding Limited y en la cual la empresa Alstonia Investment LTD tiene 50 mil acciones, cuyo beneficiario es el exdirector de Pemex.

La investigación también identifica las firmas y los bancos usados para el traslado del dinero que fue a parar a las manos de Gilda Susana, hermana de Emilio Lozoya, así como los escritos dirigidos a compañías que operaron los diversos movimientos financieros, como el banco Gonet Et Cie.

Expone que el primer administrador de la firma Tochos fue la empresa TMF Services, SA, pero en 2013 dejó la responsabilidad para cederle el lugar a Lobnek Weath Managment, SA; la nueva dirección de Tochos está a cargo de una empresa ubicada en Belice: Molson Managment Services LTD y de Teg Capital LTD, que envió francos suizos a Intercam Casa de Bolsa.

Tochos contaba con dos cuentas, una en Bank Morgan Stanley Ag, en Zurich, y otra cuyo número es 024088097460 desde la cual se enviaron recursos a Emilio Lozoya por 45 mil francos suizos, 60 mil dólares y 1 millón 224 mil euros.

Cómo pagó Lozoya a involucrados en el fraude de Agronitrogenados y Fertinal

Diversificación

El esquema que se detalla en los documentos de Hacienda revela la conexión de las empresas del brasileño creadas en México, como Etileno XXI y Constructora Norberto Odebrecht, SA, con AHMSA y Emilio Lozoya; da cuenta del entramado financiero en el que millones de pesos y de dólares son depositados, retirados y vueltos a depositar a empresas ubicadas en México, Malta, Estados Unidos, Singapur y Hong Kong, principalmente.

La pista del dinero que sigue la SHCP de Odebrecht explica, por ejemplo, que AHMSA envió 2 millones 146 mil dólares, del 29 de agosto de 2013 al 30 de enero de 2014, a la Constructora Norberto Odebrecht, SA.

Para poder sacar el dinero de esta última se valió de dos firmas mexicanas constituidas formalmente: TTG Consultores, SC, y Blunderbuss Company de México, SA de CV. La primera de ellas tiene cuentas bancarias en 10 instituciones de crédito; en los documentos aparecen cada uno de los números de cuenta.

Por ejemplo, Constructora Norberto Odebrecht, SA, depositó 6 millones 800 mil pesos en 2011; 79 millones 875 mil 541 en 2015 y 5 millones 797 mil 818 dólares entre 2014 y 2015 a las cuentas de TTG.

El director de los proyectos y representante de Odebrecht, José Vito Facciola Junior, le depositó 4 millones 698 mil dólares; Odebrecht Servicios, radicada en Estados Unidos, también hizo una transferencia internacional por 5 millones 198 mil 274 dólares.

Hay más depósitos que son sospechosos hacia TTG: México Delicioso, SA, dedicada a la venta de comida, depositó 41 millones 392 mil pesos, entre 2016 y 2017, y Trabajadores Unidos del Campo de México, SC, transfirió 34 millones 302 mil pesos en 2014.

Hacienda tiene registrados los depósitos de otras 13 empresas más.

El mapeo de la corrupción en la trama Odebrecht

El vínculo a destacar de los movimientos bancarios radica en las transferencias que TTG hizo a otras 13 firmas. A la empresa Damorsa Company de México, SA, se le depositaron 24.7 millones de pesos, entre 2010 y 2011, y otros 188 millones de pesos en 2016; ese mismo año hubo otro depósito por 236.2 millones de pesos. Todo el dinero provino de las cuentas de 10 bancos.

La misma empresa vinculada a la Constructora Norberto Odebrecht, SA, también depositó poco más de 1 millón de dólares a Stratus International Engineering Services LTD, ubicada en Malta. Hubo otro envío por 4.9 millones de dólares hacia la empresa Convergence Capital Partners.

En 2017, el diario El Universo de Quito, Ecuador, reveló que Odebrecht se alió con una empresa española que a su vez subcontrató a Convergence Capital Partners BV, para la construcción de un acueducto de la Refinería del Pacífico. Para concretar la negociación, Odebrecht puso como condición que Convergence ganara la licitación de la obra.

Tras una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad del 27 de junio último, la empresa de servicios de contaduría y auditoría TTG aceptó que ha brindado servicios a Odebrecht por más de 20 años, pero aclaró que nunca ha incurrido en actos de corrupción y que no hay manera de que se permita una triangulación de recursos o que hagan algo indebido.

Socios fantasma

La ingeniería financiera a la que recurrió Odebecht involucra a un personaje que para la SHCP resulta clave: Enrique Orta García. En su perfil de LinkedIn se presenta como “asesor externo en TTG” desde el año 2008.

Orta García es representante legal y apoderado de la empresa Damorsa Company de México, SA de CV, la cual recibió 449.7 millones de pesos de TTG, que a su vez tuvo depósitos de la empresa Constructora Norberto Odebrecht, SA, por 86.7 millones de pesos y 11 millones de dólares. Constructora Norberto también recibió 2.1 millones de dólares de parte de AHMSA, entre 2013 y 2014.

Una investigación de MCCI reveló que la empresa Blunderbuss Company de México, SA de CV, realizó operaciones con Accelerator Comapany de México, SA de CV; Outsized Company de México, SA de CV; Taskmistress Company de México, SA de CV; Bloosucker Company de México, SA de CV, y Bathymetry Company de México, SA de CV.

En su investigación, MCCI detalla que Blunderbuss recibió en 2010 la cantidad de 3.7 millones de dólares de dos empresas offshore creadas por Odebrecht: Credicorpo de Panamá y Meinl Bank Antigua Limite, en Antigua. En abril último, de acuerdo con la actualización de datos, se reveló que lo recibido por la empresa mexicana ascendió a 6.1 millones de dólares. De igual manera se dio a conocer que los socios de la empresa son ajenos a las actividades empresariales.

En los documentos en poder de Proceso se expone que Blunderbuss no sólo movió dinero vía las cinco empresas que dio a conocer MCCI, también están Damorsa Company de México, SA de CV, y Beau Trust Pte Ltd -ubicada en Singapur-, y se describen cada uno de los depósitos y retiros que hicieron entre sí las siete compañías; al final terminaron depositando todo ese dinero a tres cuentas de la empresa mexicana Blunderbuss.

Los movimientos bancarios se realizaron entre 2010 y 2017 y van desde depósitos por 7.3 millones de pesos y 69.1 millones de Darmorsa a Bathymetry y de Damorsa, que depositó 159.2 millones de pesos, a Bloosucker y ésta, a su vez, depositó 371 millones de pesos a Bathymetry, aunque también le transfirió 68.7 millones de pesos a Taskmistress.

Caso Fertinal-Lozoya, Nafin y el “Compromiso Azteca”…

El esquema descubierto por Hacienda detalla que la empresa Outsized envió 439 millones a Blunderbuss.

En total, son más de 20 movimientos bancarios que Blunderbuss tiene con el resto de las firmas; de ellas, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) considera fantasma a Accelerator, Outsized y Taskmistress.

Hacienda no sólo tiene identificados cada uno de los movimientos, también cómo fue que todo ese dinero pasó por la empresa mexicana Blunderbuss y cómo ésta envió 13 millones 912 mil dólares a las firmas fachada creadas por Odebrecht en diversas partes del mundo para sobornos. Ejemplo de ello son Constructora Internacional del Sur, SA, e Innovation Research Engineering and Development Ltd.

Blunderbuss también terminó haciendo transferencias por 3.1 millones de dólares a una decena de consultoras financieras ubicadas en Estados Unidos, Hong Kong y el Reino Unido.

Este reportaje se publicó el 15 de septiembre de 2019 en la edición 2237 de la revista Proceso

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso