Acuerdan seguridad extrema para la feria de Iguala

El gobernador de Guerrero anunció en redes el esquema de seguridad para la Feria de Iguala. Foto: Twitter @HéctorAstudillo El gobernador de Guerrero anunció en redes el esquema de seguridad para la Feria de Iguala. Foto: Twitter @HéctorAstudillo

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Los gobiernos federal y estatal anunciaron que la ciudad de Iguala y las instalaciones de su feria serán blindadas por soldados y policías para evitar ataques contra la población civil ante la confrontación que mantiene el grupo Guerreros Unidos y Los Tlacos por el control de esta plaza y la franja minera de la zona norte de la entidad.

La decisión gubernamental se dio luego de una ola de violencia y ejecuciones que iniciaron desde octubre pasado y provocó que esta semana el líder de Guerreros Unidos, Héctor Rodríguez Urióstegui El Colín hiciera un llamado al presidente Andrés Manuel Lopez Obrador para poner orden.

El líder delincuencial lanzó pistas sobre el posible paradero de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y advirtió sobre la participación de las empresas mineras canadienses asentadas en Cocula en esta guerra por el control de Iguala.

A través de un comunicado oficial, se informó que la medida extrema de prácticamente sitiar Iguala y su feria fue acordada por el subsecretario de Gobernación federal, Alejandro Encinas Rodríguez y el gobernador Héctor Astudillo Flores durante una reunión del gabinete de seguridad que se realizó ayer en la ciudad tamarindera donde participaron sólo cuatro de los 16 alcaldes de la zona norte.

En el encuentro destacó la ausencia de los ediles de Taxco y Huitzuco, el panista Marcos Parra Gómez y José Luis Avila López, señalados constantemente por sus presuntos nexos con el narco.

En el caso de Ávila López, recientemente fue acusado de proteger al grupo de Los Tlacos que lidera Onésimo Marquina Chapa El Necho y pretenden desplazar a los Guerreros Unidos de Iguala.

Mientras que a Parra Gómez se le ha vinculado en narcomantas con Ranulfo Zagal El Rani, operador de La Familia Michoacana en Taxco.

El jaripeo del terror y la desigualdad

Instalan retenes

El boletín oficial indica que en la reunión se acordó instalar retenes en entradas y salidas de Iguala, así como realizar patrullajes en la zona periférica y reforzar la seguridad en el interior y exterior de las instalaciones de la feria de Iguala que inicia este viernes 14, en el contexto de la conmemoración del Día de la Bandera del próximo lunes 24.

“Se realizarán círculos de seguridad y patrullajes en sectores para los recorridos día y noche, así como detectores de metal y el resguardo conjunto del área denominada el palenque”, indica el comunicado.

En el encuentro sólo estuvieron presentes los alcaldes de Tepecoacuilco, Ignacio Campos Zavaleta; José Efrén Romero Sotelo de Teloloapan; Carlos Duarte Bahena de Cocula y Antonio Jaimes Herrera de Iguala.

Una fuente federal consultada por Apro informó que entre las autoridades existe “temor fundado” de que se registre un ataque contra la población civil que asista a las instalaciones de la feria de Iguala desde este fin de semana.

Ello, debido a que el lunes 10, un grupo armado que se desplazaba en motos ejecutó a Fulgencio Adán Álvarez, hermano del presunto jefe de plaza del grupo delictivo Guerreros Unidos en Iguala, Luis El Güicho Adán.

Los hermanos Adán Álvarez son señalados en una investigación federal que conoce el gobernador Astudillo como encargados de la distribución y venta de droga en Iguala, indicó la misma fuente.

Guerreros Unidos lanza nuevo llamado a AMLO y pistas sobre los 43

Este crimen se dio luego de que el grupo de Los Tlacos ejecutó a dos menores de edad en el municipio de Cocula. Las víctimas se dedican a vender alimentos cerca de un retén que mantiene el grupo Guerreros Unidos sobre la carretera Iguala -Cocula, indica un reporte de la fiscalía estatal.

Además, a principios de este mes, otro grupo armado irrumpió en el poblado de Zacacoyuca, municipio de Iguala y abrió fuego contra cientos de personas que estaban en un jaripeo donde fue asesinada una persona y dos más resultaron heridas.

Desde ese entonces, el grupo de los Guerreros Unidos ha lanzado llamados al presidente Andrés Manuel López Obrador para que intervenga en la confrontación armada que mantienen con Los Tlacos.

La guerra por Iguala nuevamente ha exhibido presuntos nexos de autoridades de los tres niveles y el Ejército con el narco, así como la intervención directa de líderes de la franja minera donde están asentadas empresas canadienses como Lea Gold y Torex Gold en Cocula, así como el consorcio mexicano Peñoles en Teloloapan.

Comentarios

Load More