Estudiantes del Cedart Colima realizan manifestación luctuosa por asesinadas y contra violencia de género

COLIMA, Col. (apro).- El Centro de Educación Artística “Juan Rulfo” (Cedart) de esta ciudad dio de baja a un profesor denunciado por hostigamiento sexual, y uno más se encuentra bajo proceso de investigación y “ya está por irse”, informó una alumna del plantel durante su participación en la manifestación luctuosa por la asesinadas, que se realizó esta tarde en el Jardín Libertad, frente a la Catedral y el Palacio de Gobierno.

La medida es resultado de las denuncias públicas y manifestaciones de protesta realizadas en diciembre pasado por estudiantes de la institución, quienes se quejaron de acoso y hostigamiento por parte de docentes y compañeros de clase.

Tras las denuncias, las alumnas recibieron el respaldo de más de 150 actores, actrices y periodistas del sector cultural del país, quienes señalaron que el Cedart Colima no es el único del país que ha registrado casos de hostigamiento sexual, y exigieron a las autoridades educativas investigar el asunto y que se sancione a los responsables.

“Creo que vamos ganando y vamos a seguir luchando para que podamos realmente decir que la escuela es nuestra segunda casa; el Cedart tiene un potencial y qué feo que haya maestros que se aprovechen de que a la gente le interesa hacer arte para violarlas o para manipularlas”, comentó la alumna.

Durante el evento de hoy, estudiantes del Cedart expresaron su apoyo a las estudiantes de la Universidad de Colima, sobre todo del Bachillerato número 1, que anteriormente realizaron denuncias en el mismo sentido en las redes sociales.

La manifestación luctuosa, convocada con carácter “separatista”, sin acceso para los hombres, reunió a un centenar de mujeres jóvenes, vestidas de negro en su mayoría, y con la cara cubierta con pañuelos verdes algunas de ellas.

Micrófono en mano, una de las participantes instó a las presentes a que no les dé miedo ni vergüenza elevar la voz en contra de la violencia hacia las mujeres, pues “vergüenza debe darle al gobierno, que le importa más una pinche rifa que proteger nuestras vidas; vergüenza para los violadores y los feminicidas que nos agreden y para la sociedad que nos revictimiza”.

Por más de hora y media, una veintena de mujeres hicieron uso de la palabra para leer, a veces entre sollozos, con rabia o con la voz entrecortada, poemas, reflexiones propias, testimonios de agresiones sufridas y hasta letras de rap alusivas a la violencia de género.

“Nos están asesinando”, “si un día desaparezco, quémenlo todo”, fueron algunas de las leyendas plasmadas en cartulinas que se exhibieron cerca de un tendedero con fotografías y nombres de hombres señalados de acoso.

Una mujer relató que se vio obligada a cerrar su cuenta en Facebook debido a los ataques sufridos después de haber participado hace más de dos meses en una campaña a favor de la despenalización del aborto y contra los acosadores.

“Después de haber visto cómo fue expuesto el cuerpo de Ingrid, confirmé que las redes sociales no son para nosotras las mujeres”, puntualizó.

Durante 2019, Colima tuvo el número más alto de asesinatos de mujeres desde que se tiene registro, con 92 casos, y mantuvo por tercer año consecutivo la tasa más alta de víctimas femeninas de homicidios doloso, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Comentarios

Load More