Las redes sociales desconectan a la gente y la hacen estúpida: Jaron Lanier

Jaron Lanier en el SAE Institute México. Foto: Twitter @mexicosae Jaron Lanier en el SAE Institute México. Foto: Twitter @mexicosae

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de conocer las entrañas online (conectado), el “padre de la realidad virtual”, Jaron Lanier, se admite desertor, y a quienes puede les pide que no se dejen absorber por Internet y las redes sociales. Así lo hizo en el cierre del 9° aniversario “Utopía, distopía” del SAE Institute México, ante cerca de 200 alumnos, quienes aspiran a tener un papel en el mundo de la tecnología.

Lanier, pensador crítico y filósofo de internet, es un hippie en esencia que descubrió –mucho antes de que todos nos diéramos cuenta– el hilo negro de la red y por ello la revista Time lo nombró una de las personas más influyentes en 2010 (ocupó el lugar 49° de la lista). También conferencista (tiene charlas en C-Span y TED Talk), músico y autor de los libros ‘10 razones por las cuales debes dejar las redes sociales’ (2018) y ‘No eres un gadget’ (2010).

Luego de tres días de “Utopía, distopía” –temática con la que se discutieron temas sobre la idealización de futuros perfectos creados por el hombre a través de la tecnología y cómo cambia nuestra realidad– en el SAE Institute México, donde también se dieron cita figuras como Mark Magini y Daniel Tubau, el cierre de Lanier –alumno de Marvin Minsky, pionero de la Inteligencia Artificial– fue acertado para los jóvenes en etapa de decidir en qué clase de mundo quieren vivir y trabajar.

Genuinamente sorprendido por la sede del SAE en la colonia Roma, en una antigua casona ubicada en José Vasconcelos 184, cuyo patio central se encuentra rodeado de plantas, flores y algunos pájaros, Lanier comenzó su ponencia (en inglés), el viernes 14, con un flashback de su niñez, que lo llevó a crear realidades virtuales con el único fin de no sentirse solo.

Hijo único de madre austriaca y padre ucraniano, sobrevivientes del holocausto, Lanier reveló que se crío entre la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas, en Estados Unidos, y en México cursó algunos años de la primaria. El trauma vivido por sus padres lo hizo crecer sin amigos y prácticamente en la soledad, por lo que desde niño fantaseó con mundos alternos que de adulto lo llevaron a concebir la realidad virtual.

Luego de trabajar para el gobierno –lo hizo con la milicia estadunidense– en simuladores de cirugías y alcanzar éxito en la creación de realidades alternas por computadora, que considera mucho mejor a las de ahora, pues podía incluso tocar el piano o saxofón con la ayuda de guantes especiales, o incluso volar, el filósofo refirió:

“Todo lo que hemos logrado hacer en tecnología, primero se imagina, está en nosotros, la ideamos, así que aunque haya cosas en este mundo que nos mantengan en vilo y de las que no sabemos qué va a pasar (como el clima), hay cosas en las que tenemos el poder, pero hay unos cuantos que deciden que es sólo en su beneficio”.

El especialista en internet, quien no posee redes sociales desde más más de una década advirtió: “Estoy aún en shock por lo que se han convertido las redes sociales… desconectan a la gente, la hacen manipulable y estúpida. En mis años veintes no creía que algo así pudiera suceder, se hablaba de Internet cómo algo maravilloso. Yo lo creía, en la idea de poder ayudar a través de la realidad virtual, de atarle las agujetas de los zapatos a otro, de esparcir la amabilidad, de alguna manera lo conseguí con los simuladores quirúrgicos. El problema de la tecnología es que, como cualquier otro tipo de herramienta, se puede utilizar de diferentes maneras, y hay algo de tristeza en ello”.

Añadió: “En un mundo donde todos quieren ser como Bill Gates y Steve Jobs. La gente se pregunta: ¿cómo crear un mejor internet?, cuando en realidad creo que la pregunta correcta sería: ¿podemos usar la tecnología para que la gente sea independiente y aprenda a ser libre sin ser manipulada?”.

Esa es una de las preguntas que lanzó hacia el final de su ponencia a su joven audiencia, que casi tras dos horas estuvo atenta, especialmente tras la petición de Lanier de no fotografías, ruido de celulares, ni video alguno.

En entrevista con Apro, el director de SAE Institute Mexico, Francisco Amaya dijo:

“En estos nueve años que existimos ha habido un incremento en la creación de contenidos digitales. En el SAE estamos obligados a vincularnos y estar en contacto con todos estos medios. La presencia de Lanier es una de ellas, él logró identificar esta vertiente de facción distópica que trae consigo la tecnología y que genera altos índices de depresión, ansiedad, escalada de suicidios, que son en ocasiones resultados directos de estar pegados a una pantalla. En muchos casos la relación con las redes sociales ha resultado tóxica”.

–Es curioso que el 90% de los presentes en la ponencia de Lanier son jóvenes cuyos estudios aspiran a estar en internet…

–Sí, lo cierto es que cada quien sabe cómo utiliza sus redes, cuáles son las mejores y las que no los beneficia en absoluto. Tú eres responsable si entiendes la manipulación que está detrás de las grandes plataformas en internet, y parte de nuestra obligación como institución es presentárselas.

El director también comentó que rumbo a su décimo aniversario habrá grandes sorpresas, aunque cada mes buscan tener invitados del mundo de la tecnología. En los nueve años del SAE han tenido 850 egresados, y su población estudiantil actual es de 1050 alumnos en licenciaturas y 300 promedio en educación continua, diplomados y certificaciones.

“Estas fechas son de reflexión y celebración, pero gran responsabilidad y reto pensando en el futuro”, finalizó Amaya.

Load More