Con recomendación, CNDH apoya a colectivos que van contra Constellation Brands

Activistas y ciudadanos protestaron en enero contra la cervecera Constellation Brands y en defensa del agua. Foto: Jesusa Cervantes Activistas y ciudadanos protestaron en enero contra la cervecera Constellation Brands y en defensa del agua. Foto: Jesusa Cervantes

MEXICALI, BC (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida al gobierno estatal, a este municipio y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para que prioricen el consumo doméstico del líquido, antes que los intereses empresariales de la planta cervecera Constellation Brands.

En caso de que el gobernador morenista Jaime Bonilla no acate la recomendación del organismo, podría ser llevado a juicio político, según el sexto visitador de la CNDH, Edgar Sánchez, quien se reunió con integrantes de las diversas resistencias que se oponen al funcionamiento de la planta cervecera.

Al mediodía, Bonilla aseguró que acataría la recomendación, pero evitó precisar cuándo haría los cambios que la CNDH demanda.

“La CNDH advirtió diversas inconsistencias, entre ellas la construcción del viaducto que se canceló a mediados de 2017, pero no tenemos certeza de que se haya rescindido el contrato de suministro que otorgó la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Agua por 20 millones de litros cúbicos anuales (para la cervecera Constellation Brands)”, detalló Sánchez.

Es decir que el gobierno del estado deberá cancelar el contrato que le otorgó a Constellation Brands. De no hacerlo, el gobernador podría ser sometido a juicio político por actuar en contra de los intereses de la colectividad, insistió.

El contrato para Constellation Brands es de 20 millones de metros cúbicos al año, pero actualmente en Mexicali se cuenta con 200 contratos para la industria y la entrega de agua es de apenas 4 millones de metros cúbicos, lo que contrasta notablemente con el agua que pretende concentrar la empresa cervecera.

De acuerdo con la recomendación, la Conagua está obligada a vigilar las cesiones de derechos de agua de los usuarios agrícolas.

En este sentido, la cervecera, ante la imposibilidad de adquirir una concesión industrial, ya que hay veda, “hace un reenvío de los volúmenes de agua, destinándolos –a través de la Conagua– al consumo industrial”.

Lo anterior significa que Constellation Brands le da la vuelta a la ley, pues al no poder tener una concesión industrial de agua, compra a los ejidatarios sus derechos de agua para uso agrícola y los redirecciona para la cervecera. En este punto la Conagua está “obligada” a investigar, según la CNDH.

Lo anterior, dijo el sexto visitador, nos obliga a concluir que hay un primer grupo de violaciones a los derechos humanos

La recomendación también va dirigida al Congreso local, ya que el régimen de Baja California “no establece el uso público urbano, es decir, aquel que sustenta que el servicio de agua potable debe incluir el uso doméstico, tal como lo señalan diversos lineamientos de la Organización de Naciones Unidas”.

La consecuencia de lo anterior, sostiene la CNDH en su análisis sobre violación a derechos humanos, originada por la instalación de la cervecera, es que se facilita que un proyecto industrial de gran calado, cuyo consumo tampoco está claramente establecido, pueda acceder al agua bajo esquemas de la red de uso público urbano.

La CNDH coincidió con los diversos colectivos de la entidad en que las afectaciones del derecho al agua son de carácter colectivo, porque repercuten directamente en un conjunto determinado de población.

La violación del derecho humano al líquido también considera una recomendación para el organismo operador del agua a nivel municipal, porque fue el que firmó el contrato a Constellation Brands para la entrega de 20 millones de metros cúbicos del líquido.

La CNDH concluyó que no sólo es prioritario el enfoque del derecho humano al gua para “fines domésticos”, también lo es para uso agrícola.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso